Seis millones de hogares españoles cuentan con una segunda residencia, de las que 3,6 millones se encuentran en zona costera, en concreto el 65%, según ha informado Donpiso. El perfil medio de los compradores de viviendas vacacionales es el de parejas de entre 35 y 49 años, con hijos y con ingresos estables por encima de los 3.500 euros mensuales.

Según el subdirector general de Donpiso, Emiliano Bermúdez, en los últimos años, el sector de las segundas residencias viene experimentando un crecimiento paulatino debido a la recuperación general de la economía y al mayor flujo de crédito.

El mercado de la compraventa de vivienda vacacional experimenta su máximo en los meses previos a la época estival, mientras que en la propia temporada de verano se formalizan más contratos de arrendamiento, ha explicado Bermúdez.

La zona más demandada es el litoral Mediterráneo, donde el precio medio está en torno a los 200.000 euros, siendo Murcia la ciudad más barata con una media de 150.000 euros, seguida de Tarragona (160.000), Alicante (200.000) y la Costa Brava (205.000). La Costa del Sol se sitúa como la zona más cara para segundas viviendas (350.000 euros).

Entre los años 2016 y 2017, el alquiler vacacional ha supuesto casi 14.000 millones de euros en España con el alquiler de 20 millones de personas en España, un 20% más que en el periodo entre 2014 y 2015.

Outbrain