Naturgy registró unas pérdidas de 3.281 millones de euros en el primer semestre del año, frente a las ganancias de 550 millones de euros en el mismo periodo del año pasado, como resultado del deterioro de casi 4.900 millones de euros apuntado por el grupo por la depreciación de sus activos de generación.

En concreto, la empresa ya anunció el pasado 28 de junio, con motivo de la presentación de su nuevo plan estratégico, esta revisión del valor de sus activos llevada a cabo como consecuencia de la actualización de las principales hipótesis y proyecciones de los negocios, lo que ha conllevado un deterioro contable de 4.851 millones de euros, que impacta significativamente y de forma extraordinaria en la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada del año.

Este saneamiento queda registrado en su totalidad de manera no recurrente en los resultados del primer semestre como "amortización y pérdidas por deterioro inmovilizado" (4.279 millones) y "resultado de entidades valoradas por el método de la participación" (572 millones), de la cuenta de pérdidas y ganancias.

No obstante, como ya señaló el presidente de la compañía, Francisco Reynés, este ajuste de valor no tiene impacto alguno en la remuneración al accionista del período.

Así, sin tener en cuenta este ajuste, el beneficio neto recurrente en el primer semestre del grupo fue de 532 millones de euros, un 22% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) recurrente aumentó también un 6% entre enero y junio, hasta los 2.105 millones de euros.

La evolución de los tipos de cambio en el semestre tuvo un impacto negativo de 106 millones en el Ebitda, afectando a todas las divisas en las que opera la compañía energética.

A 30 de junio, la deuda financiera neta de la empresa se situaba en 12.362 millones de euros y el ratio de endeudamiento en el 45%. Así, los ratios de Deuda neta/Ebitda y Ebitda/Coste deuda financiera se situaron a cierre del primer semestre en 3,2 veces y en 7,3 veces.

Naturgy pagará el primer dividendo del plan estratégico para 2018-2022 a cuenta de este ejercicio de 0,28 euros por acción el próximo 31 de julio

Naturgy pagará el primer dividendo del plan estratégico para el período 2018-2022 a cuenta de este ejercicio de 0,28 euros por acción en efectivo el próximo 31 de julio.

Este primer dividendo a cuenta sigue las líneas establecidas por el nuevo plan y es parte de un dividendo total de 1,3 euros por acción con cargo al ejercicio 2018, un 30% más que en 2017. A partir de este año la compañía se ha comprometido a aumentar un mínimo del 5% anual hasta alcanzar los 1,59 euros por acción en 2022.

Outbrain

También te puede interesar