Miguel Álava dirige Amazon Web Services, una de las plataformas responsables de la progresiva digitalización de las pymes. El directivo asegura que en el futuro empresarial las iniciativas más innovadoras serán las que reinen: "Dentro de un tiempo, en cualquier industria habrá un líder, y ese líder será digital", afirma.

¿Qué factores han condicionado la creación de los nuevos servicios de Amazon Web Services?

Esos nuevos servicios vienen exactamente de la misma forma que se originó Amazon Web Services, es decir, el 90 o 95% de esas nuevas funcionalidades son peticiones directas del cliente. Ese foco desde 2016 hasta hoy día no se ha perdido. En su momento fue de los primeros servicios de cloud, fue el precursor de lo que hoy es el cloud en la industria.

¿Qué cifras tiene la plataforma actualmente?

En la actualidad Amazon Web Services factura 22 mil millones de dólares al año. Tiene un crecimiento del 49% y millones de clientes activos en todo el mundo. 12 años en funcionamiento dan para un poquito...

Según datos de Eurostar sólo el 19% de las pymes españolas han migrado sus datos a estas plataformas. ¿A qué se debe?

Creo que las pymes sí se sienten atraídas pero todavía hay mucho por hacer. Considero importante el valor y la proposición del cloud y sus ventajas, siendo estas la elasticidad, la economía de costes, la producción de costes, la seguridad o el poder tener una infraestructura global para sus cometidos. Es muy importante para una pyme abrirse al mercado global. Queda camino por hacer, pero existe un gran interés tanto en España como en el resto de Europa.

Google también está potenciando mucho el servicio del 'cloud' ligado a la pequeña empresa...

Nosotros en Amazon Web Services tenemos una estrategia que está centrada en el cliente. Otras compañías están focalizadas en el producto o en los competidores. Está bien, pero no es lo nuestro. Nosotros hablamos muy poco de la competencia, prácticamente nada.

¿Qué otros aspectos les diferencia de la competencia?

Varias cosas nos diferencian del resto. Para empezar, la presencia global: tener 18 regiones en todo el mundo. Estos territorios son considerados de una forma distinta. Concebimos una región como hecha o formada por varias zonas de disponibilidad. Una zona de disponibilidad es uno o varios data centers que tienen un perfil de riesgo diferente los unos de los otros. También tenemos 4.200 productos, más de 1.250 ISV o editores de software que ponen a la venta sus productos de una manera totalmente integrada con la infraestructura de Amazon Web Services. Además, en Amazon disponemos actualmente de más de 125 servicios.

¿Cree que al tener tantos servicios la pyme puede sentirse desorientada a la hora de escoger el que más le convenga?

Tratamos de sintetizar los bloques con los que se puede construir y luego dejar a nuestros partners que simplifiquen. Además nosotros tenemos vocación con el tema de la educación: ayudar a la gente a que se adapte. Manejamos una plataforma digital gratuita donde los usuarios pueden entrar y formarse no solamente con material que está disponible digitalmente, sino con talleres o cursos que te ayudan a obtener certificaciones. En ellos, nuestros arquitectos de soluciones explican detalladamente el funcionamiento de la plataforma. Tenemos también dos programas que se enfocan en el campo de las instituciones académicas. Uno se llama Educate y el otro es el Academic.

¿Cuál es el servicio se ajusta más a las necesidades de las pymes?

El SageMaker. Es uno de los que a mí más me ha llamado la atención. Esta prestación refleja la democratización de la inteligencia artificial. Un concepto que que va detrás del cloud es la democratización de la tecnología. En el pasado estos servicios potentes sólo estaban reservados a grandes empresas, que tenían grandes equipos con muchísimo conocimiento y presupuestos muy altos. Por lo tanto, podían comprar licencias, dedicar recursos a ello, etc. Ahora todo eso ha desaparecido, la barrera se ha eliminado. Se están creando unos contextos de igualdad en los que las startups pueden competir con empresas o bancos.

¿En qué empresas o sectores ha tenido un mayor éxito la inteligencia artificial?

Su éxito se aprecia, por ejemplo, en los motores de recomendación. Si utiliza Amazon, en el retail. Si compra productos, verá que el motor de recomendación le propone nuevas cosas, eso está basado principalmente en Machine Learning y en Inteligencia Artificial. Está también en la logística: en la cadena de valor de compra, almacenamiento y salida del producto. Se usa mucha Inteligencia Artificial para predecir qué tipo de productos, en base a la estacionalidad, van a ser demandados por los clientes. Incluso el pequeño comercio, como pueden ser los restaurantes, pueden usar ese tipo de información para saber qué tipo de alimentos se consumirán un día determinado de la semana, por el día o por la tarde, según la estación del año.

Parece necesaria su aplicación en empresas de menor nivel, teniendo en cuenta que el 99% en España son pymes...

Sí. Por ejemplo el caso de Pinterest, que es una empresa pequeña, tecnológica, pero pequeña. Esta compañía utiliza Amazon Web Services, el servicio de reconocimiento de imágenes. Tienen más de doscientas mil nuevas referencias y más de un millón de nuevas imágenes al día. Imagine el volumen del que estamos hablando para catalogar esas nuevas referencias e imágenes. Utilizan el reconocimiento de imágenes, inteligencia artificial que cataloga que una mesa es una mesa. De esta manera, cuando algún cliente vaya a Pinterest y busque una mesa le aparecerá eso mismo junto con un catálogo de referencia.

¿Qué factores motivan el incremento de la innovación en esta industria?

Cuando el usuario, ya sea directo indirecto, de la plataforma se da cuenta de que ya no tiene barreras para que una idea se pruebe o incluso se adopte, la innovación es exponencial, y eso pasa dentro de Amazon Web Services.

La tecnología crece a gran ritmo y se transforma muy rápido. ¿Cómo será próximamente su evolución?

Creo que estamos al principio de lo que probablemente será la mayor revolución o transformación tecnológica que hayamos visto jamás. Una de las razones por lo que va a ser la más profunda es que la adopción del cloud, en contra de lo que ha pasado con otras adopciones, no sólo toca la tecnología, sino que toca también la mentalidad de la gente. Es una evolución de la mentalidad en la manera de trabajar, un cambio a la hora de interaccionar. Es un tiempo, un momento, donde los responsables de los negocios abren los ojos con la tecnología actual y se dan cuenta de las múltiples posibilidades existentes. Antes era absolutamente imposible llevarlas a cabo porque no tenían tecnología ni recursos económicos. Ahora se dan cuenta de que son realizables y de manera relativamente fácil. Creo que esto es solamente el comienzo de algo que está siendo ya tremendamente grande pero que lo será más.

¿Cuál será la tendencia en la localización de los 'data centers'?

En el futuro muy pocas empresas tendrán sus data centers, creo que la proposición de valor del cloud como solución va a seducir mucho. Será muy difícil encontrar un caso donde eso no funcione. Mire dónde estamos nosotros ahora, imagínese dónde podremos estar. No tengo ninguna duda de que la tendencia del data center será bascular a la nube tanto como se pueda. Cierto es que habrá cosas que a nivel tecnológico serán difícil de cloudificar, porque están muy intrincadas en su equipo hardware. Sin embargo, lo usual será cerrar data centers. Pienso que en el futuro cercano esa característica será absolutamente masiva.

Habrá que superar la percepción que tiene la gente de que es menos seguro tenerlo en el campo virtual.

La seguridad, de hecho, es un argumento para moverse a la nube. Se trata de un tema de educación, de evangelización, de explicar a la gente cómo puede hacer las cosas mejor dejando a otros que se ocupen de esas cuestiones. Macie es un servicio de Amazon Web Services que lo que hace es usar inteligencia artificial para detectar datos privados que el cliente tenga tenga almacenados y proponerle, o hacerlo automáticamente, encriptarlos o asegurarlos mejor. Eso para una pyme es imposible. No disponen de los recursos necesarios para realizarlo ni para automatizarlo.

¿Puede prever el crecimiento que tendrá Amazon Web Services en 2018? ¿Se multiplicará por cuatro, cinco o diez?

¡A mí me gustaría que fuera por diez o por veinte! Pero es muy difícil de prever. Contamos con tantísimos servicios, clientes, muchos de ellos que ya han comenzado pero que aún tienen mucho por aprender y están dando sus primeros pasos en el sistema de utilización... Imagínese todo eso si lo multiplicamos por los más de 125 servicios que ofertamos. No es que esté siendo conservador, pero me cuestaría mucho dar una cifra precisa.

Outbrain

También te puede interesar