El Producto Interior Bruto (PIB) de Japón registró en el cuarto trimestre de 2017 una expansión interanual del 1,6%, frente a la lectura preliminar de un crecimiento del 0,5%, según ha informado el Gobierno nipón.

Entre octubre y diciembre, la economía japonesa creció a un ritmo del 0,4% en comparación con los tres meses anteriores, lo que supone tres décimas por encima de la lectura de la estimación anterior.

De este modo, el PIB de Japón cumple ocho trimestres consecutivos de expansión, gracias al impulso de los gastos de capital y los datos de inventario, fundamentalmente por la demanda mundial de productos tecnológicos.

Concretamente, la inversión de capital por parte de las empresas se incrementó un 1%, el consumo de los hogares se elevó un 0,4%, mientras que la inversión pública se redujo un 0,2%. Las exportaciones, de su lado, se elevaron un 2,4%.

Outbrain