La victoria de Ciudadanos en las elecciones catalanas de este jueves no ha servido para que los partidos que quieren la independencia de la comunidad autónoma del resto de España hayan perdido la mayoría absoluta en el parlamento.

Este resultado prorroga la incertidumbre política en la región y deja dudas en un Ibex que, sin embargo, cotiza en estado de tedio, alejado de su zona de soporte y de resistencias. La cota que bajo ningún concepto debe perder el Ibex es la de los 9.800-9.930 enteros.

"Esa es la zona que tiene que ser mantenida de cara a que no se abra un contexto potencialmente bajista hacia objetivos en los 9.000 puntos", asegura Joan Cabrero, director de estrategia de Ecotrader.

Y por ahora el selectivo español aguanta sobre dicha con margen de maniobra. Eso sí, las caídas de hoy no ayudan a reducir la brecha que el Ibex ha abierto respecto al EuroStoxx desde que se anunció la convocatoria del referendum ilegal del pasado 1 de octubre

Desde entonces, la bolsa española no ha logrado cerrar el diferencial que tiene abierto con el EuroStoxx 50. De hecho, el selectivo español cotiza cerca de 6 puntos por debajo del selectivo europeo. Y las distancias podrías ampliarse al calor de los resultados electorales obtenidos (ver gráfico).

Outbrain