Empresarios, profesionales e instituciones aragonesas han defendido el Corredor Cantábrico-Mediterráneo para poder impulsar la competitividad empresarial de las comunidades que quedarían conectadas y que concentran el 27% del PIB nacional y el 27% de la población española.

Esta defensa se ha realizado en las jornadas celebradas en la sede de Ibercaja en Zaragoza y que han sido organizadas por el Consejo Aragonés de Cámaras, el Colegio de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja y la Universidad de Zaragoza con el fin de analizar la situación de las infraestructuras, principalmente, de las ferroviarias.

En este foro, empresarios, profesionales e instituciones como la Universidad de Zaragoza y el Gobierno de Aragón han coincidido en poner de manifiesto la mejora las comunicaciones en la comunidad aragonesa, así como de impulsar proyectos de mayor envergadura como el Corredor Cantábrico-Mediterráneo sobre el que el Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, manifestó en este foro su compromiso y detalló los pasos que se estaban realizando desde el ministerio para mejorar las infraestructuras y la conectividad entre las comunidades que quedarán conectadas por este corredor, aprovechando comunicaciones ya existentes.

Unas comunicaciones que son necesarias para el tejido empresarial y no solo el aragonés, sino también para el conjunto de autonomías. El presidente de Consejo Aragonés de Cámaras, Manuel Teruel, afirmó durante el acto inaugural de las jornadas que "apostamos por un corredor ferroviario Atlántico-Mediterráneo moderno, eficiente y vertebrador".

Manuel Teruel incidió que esta infraestructura permitiría mejorar la vertebración de seis comunidades autónomas directamente como es el caso de Aragón, además de Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja y Valencia, aunque también matizó que sería un eje de comunicación importante para otras autonomías como Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid.

El presidente de Consejo Aragonés de Cámaras destacó la importancia de contar con unas buenas infraestructuras para mejorar la competitividad empresarial en un país que "está a la cola" en comparación con otros países europeos y recordó que la Unión Europea tiene un Libro Blanco sobre el modelo logístico en el que se ha marcado el objetivo de que el 30% del transporte sea ferroviario en el año 2030, llegando al 50% en el horizonte del año 2050.

Las posibilidades de contar con mejores comunicaciones, incluyendo el ferrocarril, beneficiaría a muchos sectores de actividad, sobre todo, al de la automoción en la comunidad aragonesa, permitiendo establecer sinergias para toda la industria auxiliar. Además, en general, se produciría una reducción de costes.

El decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja, Luis Soriano, también se pronunció en esta línea al destacar la importancia de la logística en el desarrollo industrial y en la generación de empleo. Sin embargo, indicó que "seguimos aislados", lo que limita la competitividad de las empresas y no solo por el ancho de vía, sino también por otros factores como "el eterno déficit en las líneas" y unos costes más elevados.

El acto contó con la participación del rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, quien destacó que "estos ejes son necesarios para vertebrar el país" y extendió la mano para colaborar en esta vertebración y superar el reto de la sostenibilidad para lo que destacó que se contaba con diversas cátedras de empresa en estas materias y con el Zaragoza Logistics Center (ZLC).

Finalmente, el presidente de Ibercaja Banco, José Luis Aguirre, también manifestó que "las infraestructuras son una palanca clave y crucial para el porvenir desde el punto de vista industrial y logístico".

Una España en red

En la jornada, en el acto inaugural, intervino el presidente de Gobierno de Aragón, Javier Lambán, quien igualmente se pronunció a favor de la mejora de las infraestructuras y del Corredor Cantábrico-Mediterráneo al ser un proyecto que permitiría un "desarrollo equilibrado" y una España "en red", además de recalcar que será "la solución definitiva del encaje de todas las comunidades en un modelo de país".

Lambán recordó la posición geoestratégica de la comunidad aragonesa, que podría convertirse en las próximas décadas en la plataforma logística más importante del Sur de Europa para lo que se requiere de mejores conexiones también con los puertos.

Infraestructura prioritaria

En este foro, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, reiteró su compromiso con esta infraestructura, que calificó de "prioritaria y estratégica" para lo que afirmó que desde el ministerio se estaba trabajando en diferentes actuaciones para impulsar este corredor y mejorar las comunicaciones.

Entre las acciones, el ministro aludió especialmente a la línea Sangunto-Teruel-Zaragoza, a la que se van a destinar 335 millones de euros entre el período comprendido entre los años 2017 y 2020 para su reforma y mejora.

Por ejemplo, ya se han realizado actuaciones de urgencia para evitar las limitaciones de velocidad en este tramo y se ha implantado el tren tierra, que ya ha finalizado en su fase de Teruel-Caminreal y Zaragoza-Arañales de Muel, estando previsto que finalice la segunda fase antes de fin de año.

Además, se han producido mejoras en la circulación en la línea como la reducción en 23 minutos el trayecto Teruel-Valencia y el aumento de frecuencias, pasando de tres a 15. El ministro igualmente aludió al refuerzo de 11 infraestructuras para que puedan circular trenes de hasta 22 toneladas y la ampliación de los apartaderos a 750 metros en siete estaciones para mejorar la circulación en un 15%.

Íñigo de la Serna también anunció dos proyectos de electrificación. Uno de ellos es del Teruel-Zaragoza, que contará con una inversión de 100 millones de euros y cuya finalización está prevista para julio de 2020, mientras que el otro es el de Sangunto-Teruel al que se destinará una inversión de cerca de 120 millones de euros.

El ministro de Fomento recordó que se ha puesto en marcha el Programa de Accesibilidad Marítimo-Terrestre para unir los puertos, que estará dotado con una inversión de 1.400 millones de euros para el período 2017-2021, y la creación del fondo financiero específico interportuario con más de 500 millones de euros, entre otras acciones para la mejora de las infraestructuras.

Outbrain