El estudio de arquitectura Donald Insall, especializado en la rehabilitación y restauración de inmuebles, ha sido el elegido por concurso público para "emprender los trabajos de reparación de emergencia de Wentworth Woodhouse" una de las casas señoriales más grandes de Gran Bretaña.

Las obras de rehabilitación comenzarán en el año 2020 y tienen un presupuesto de 650.000 libras. Los actuales propietarios del inmueble, Woodhouse Wentworth Preservation Trust, esperan abrir este complejo al público y crear un espacio para la realización de eventos, un área de oficinas e incluso zonas habilitadas para el alquiler. Este inmueble de 23.000 m2 cuenta con más 350 habitaciones y una fachada de 185 metros de largo. La finca, por su parte, suma 17 hectáreas.

El proyecto de rehabilitación tiene programada dos fases. La primera trabajará en arreglar el tejado, el ala sureste y la zona de los establos. Y la segunda fase se centrará en la restauración de la ingente fachada principal, la capilla, las escaleras y el resto de estancias.

Ubicada en Rotherham, South Yorkshire, Wentworth Woodhouse fue construida por varios arquitectos entre 1725 y 1750 para Thomas Watson-Wentworth, marqués de Rockingham. Además de ser una de las casas señoriales más grandes de Gran Bretaña es la manifestación arquitectónica del poder de la aristocracia whig –término que hace referencia al antiguo nombre del Partido Liberal británico-.

Esta mansión ha sido utilizada como una escuela de formación de profesores durante el pasado siglo XX. Su último propietario, el arquitecto Clifford Newbold, tuvo la intención invertir 200 millones de libras para habilitar un spa.

Outbrain