La intención de ahorro de los consumidores españoles se encuentra en su punto más alto desde hace tres años. Esta es la conclusión que se desprende del último estudio del mes de agosto elaborado por el Observatorio Cetelem, en el que un 41,6% de los encuestados manifiesta la intención de contener sus gastos de cara a la denominada cuesta de septiembre y a los meses posteriores comprendidos como difíciles después del desembolso extra soportado durante el periodo estival.

Más allá, esta cifra supone un incremento del 2,6% respecto al mes anterior, y del 9,8 en comparación con el año pasado, además de ser el nivel más alto de intención de ahorro desde que se elabora el informe (noviembre de 2014 con el 23,4%).

Intención contra realidad

No obstante, una constante que viene arrojando el informe mensual de Cetelem es la distancia entre la previsión inicial de ahorro y su posterior cumplimiento. En este sentido, un 41,9% de los españoles afirman haber ahorrado en el octavo mes del año frente al 44,2% que lo hizo en el mes anterior, lo que significa una disminución de 2,4 puntos porcentuales.

No en vano, en comparación con el mismo periodo del pasado ejercicio, los consumidores que finalmente ahorraron en sus gastos crece un 2,3%. Cabe reseñar en este punto, que esta situación se reprodujo desde el anterior informe de Cetelem, que concluyó que las intenciones previas de gastar menos el pasado verano respecto al de 2016 al final no se cumplieron.

En otro plano, el estudio realizado con un total de 1.000 encuestas, señala que los consumidores españoles siguen siendo optimistas sobre la situación general del país y la suya personal. Concretamente, la coyuntura general del país recibe una puntuación de 5,34 sobre 10 mientras que la individual de los ciudadanos es de 6,27. Ello supone que el pasado mes de agosto la diferencia entre estos baremos se ampliara ligeramente, hasta los 0,98 puntos. También resulta llamativo que la nota otorgada por los encuestados mayores de 55 años es superior a la de la media (5,6 puntos frente a los 5,3 puntos de promedio). En comparación con agosto de 2016, la situación general de España mejora notablemente, desde los 4,76 puntos hasta los 5,34 de este año, significando un alza de 0,58 puntos.

De cara al futuro

Además, quienes consideran que la situación del país mejorará en los próximos doce meses (33,2%) es 14,5 puntos porcentuales mayor que hace un año, mientras aquellos que piensan en un empeoramiento de la perspectiva cae en 7,2 puntos porcentuales respecto a 2016.

Outbrain

También te puede interesar