Los complementos no son solo cosa de mujeres. Un buen cinturón, la cartera o unos zapatos completan con elegancia y estilo cualquier outfit, desde el más elegante hasta el más casual. Sin embargo, la clave para que un complemento triunfe es proporcional a su calidad: un zapato de alta gama o un reloj de lujo visten cualquier estilismo lowcost. Conocedores de ello, nacía Café Leather Supply, una joven compañía española que ofrece "artículos de piel de curtición vegetal que están fabricados artesanalmente desde Ubrique", según explican sus fundadores.

Kiko Requena y Miguel Sánchez son dos veinteañeros madrileños y amigos que desde siempre habían pensado en montar algo por ellos mismos, lo que no sabían es que la idea surgiría cuando a ambos los separaba miles de kilómetros de distancia. Requena, mientras trabajaba como corresponsal de Onda Cero en Australia, quedó fascinado por la importancia que el hombre australiano le daba a sus complementos. Por su parte, Sánchez, que gozaba de una amplia experiencia en el sector de la administración de firmas de moda, reconocía la falta de marcas españolas que se dedicaran a producir complementos de alta calidad para el hombre. Y así nació Café Leather Supply.

El compromiso de esta marca está en el producto y la calidad. Por ello, sus fundadores viajaron hasta Ubrique con un presupuesto de 30.000 euros para comenzar la producción de una nueva marca de complementos dedicados al hombre. Aunque confiesan que los comienzos fueron difíciles, finalmente "creyeron en nuestro proyecto y apostaron por nosotros". El resultado es una marca "de artículos de primer nivel elaborados a mano en España por los mejores artesanos de nuestro país. La piel que utiliza es piel de curtición vegetal y procede del norte de España", añaden.

Además de la cuidada manufactura, Kiko Requena y Miguel Sánchez se propusieron hacer una marca que apelase directamente a ese tipo de hombre que "valora la calidad, se fija en los destalles y busca en lo auténtico". Respecto al diseño, Café Leather Supply apuesta por un estilo atemporal, sencillo y clásico que en algunos artículos es contrastado con colores más arriesgados como el rojo, amarillo o verde. "Queremos darle la vuelta a un concepto tan antiguo y con tanta tradición como es el de la piel y adaptarlo a nuestros días con un rollo especial, diferente y con mucha calidad", explican. El precio medio por artículo ronda los 140 euros.

Kiko y Miguel se ayudan de la exclusiva cultura del café, tan de moda ahora y que da nombre a la compañía, para compartir el know how de su empresa. Apasionados cafeteros, de su inconfundible aroma y de las cafeterías con estilo, los fundadores de Café Leather Supply cuidan tanto su producción como lo hace el productor del mejor café del mundo.

En estos momentos, la marca está en "algunas de de las mejores tiendas multimarca de España" de ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla, Gijón, Oviedo, Vitoria, Valladolid, Castellón y Zaragoza. Se están abriendo al mercado internacional gracias a una incursión en Nueva York. Y sus clientes además de españoles, provienen del norte de Europa, especialmente de Suiza, Reino Unido y Alemania.

Outbrain