CaixaBank y Banco Sabadell "tomarán las medidas necesarias" para defender los intereses de sus clientes

CaixaBank y Banco Sabadell han asegurado que la protección de los intereses de sus clientes es lo que decidirá su actuación ante la actual situación política en Cataluña. Ambas entidades están preparadas para "tomar las medidas necesarias", en caso de que haya una declaración unilateral de independencia. En esta misma idea insistía hoy el ministro de Economía, Luis de Guindos, al asegurar que los bancos catalanes son españoles y por tanto entidades "sólidas" que no deben plantear dudas a sus clientes.

Caixabank ha remitido una nota interna a sus empleados donde les comunica que la defensa de los intereses de sus clientes "guiará las decisiones futuras que, en caso de ser necesario, hayan de tomarse" y añade que "es importante comunicar proactivamente" a sus clientes ese compromiso.

El comunicado -titulado "Huelga y manifestación en Cataluña"- deja claro que "respeta" los derechos de huelga y manifestación de sus empleados y apunta que su "único objetivo" como entidad es "proteger en todo momento los intereses de sus clientes, accionistas y empleados, garantizando la integridad de los depósitos".

Sabadell con plan B

Por su parte, el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, ha asegurado que, ante la "inquietante" situación política que vive España, la entidad financiera cuenta con los instrumentos adecuados en el marco de la UE y del sistema de supervisión bancario europeo para proteger los intereses de sus clientes.

"Si fuera necesario, se tomarían las medidas suficientes", ha señalado Oliu, quien también ha subrayado que la actual coyuntura puede hacer "romper el foco de lo que realmente es importante" en un contexto económico global en el que los países "compiten" y la seguridad jurídica y la seriedad institucional resultan "fundamentales".

Ambas cuestiones, ha apuntado, son las que permiten a las personas actuar en libertad y a las empresas funcionar con unas reglas del juego estables "que faciliten su toma de riesgos en un marco jurídico predecible, dentro del respeto de las leyes que regulan la convivencia de todos los españoles".

Principal mercado para Sabadell

Oliu ha incidido además en que las decisiones operativas del Sabadell se tomarán siempre siguiendo criterios comerciales para potenciar el crecimiento del banco en su mercado principal, el español, que representa el 70% de su actividad en la que Cataluña representa, a su vez, es el 15% de su negocio.

"Nuestro proyecto es contribuir a ser el mejor banco español de proximidad al cliente, con la mejor tecnología puntera", ha apuntado Oliu, que ha añadido que, desde su creación en Sabadell en 1881, ha desarrollado una marca de ámbito nacional gracias a su crecimiento orgánico mediante la adquisición de entidades en otras comunidades que le han llevado a trascender "a la realidad ciudadana que le vio nacer".