Los bonos españoles son hoy los que más caen de toda Europa, llegando al 1,76% de rentabilidad, un nivel que no se veía desde el pasado mes de marzo, un avance que ha hecho que la prima de riesgo repunte hasta los 132 puntos, máximos desde mayo. Los títulos catalanes también están sufriendo ventas importantes, y ya ofrecen un 2,78% de rentabilidad, máximos desde diciembre. Banco Sabadell también acusa la inestabilidad, pero CaixaBank está escapando de las ventas.

Las fuertes ventas que se están produciendo de forma generalizada en la bolsa española no son un caso aislado hoy en el mercado: la deuda también está teniendo problemas, con caídas importantes en los precios de los bonos, tanto soberanos de España y de la región de Cataluña, como en corporativo de empresas con fuerte exposición a Cataluña, como es el caso de Banco Sabadell.

Los inversores han reaccionado a la situación que vive España, haciendo que hoy la rentabilidad del bono español repunte 4,4 puntos básicos, hasta financiarse a 10 años a 1,76%, máximos desde marzo de este mismo año. Desde el cierre del viernes de la semana pasada estos títulos de deuda han repuntado más de 15 puntos básicos en rentabilidad. Esta subida ha contribuido a que la prima de riesgo suba hasta el entorno de los 132 puntos, un nivel que no se veía desde el pasado mes de mayo.

La deuda soberana de la región de Cataluña también se está contagiado de la inestabilidad, subiendo hasta el 2,78% de rentabilidad en los títulos con vencimiento hasta 2020, y ya sube más de 28 puntos básicos desde el cierre del viernes pasado.

En la renta fija corporativa la situación está siendo similar en las empresas que tienen una elevada exposición al país: Banco Sabadell es una de las firmas que están sufriendo la incertidumbre política, ya que sus bonos con vencimiento a 2020 han pasado de ofrecer un 1,55% el viernes, al 2,36% actual. La entidad no se financiaba tan cara desde febrero de este año. Inmobiliaria Colonial también está sufriendo ventas generalizadas de sus títulos de deuda, que han pasado, en el caso de los que vencen en 2024, de ofrecer el 1,59%, al 1,71% actual.

CaixaBank, si bien está sufriendo caídas importantes en bolsa, sí está consiguiendo evitar las ventas generalizadas en renta fija, y sus títulos de deuda están subiendo en precio durante la jornada del miércoles.

Outbrain