El Palacio de la Magdalena, en Santander, cierra hoy sus puertas a Global Youth Leadership Forum (GYLF), concluyendo así una semana de debate, networking y análisis político y económico que ha reunido a 200 jóvenes líderes de diferentes partes del mundo. Además, durante estos días, reconocidos empresarios y representantes institucionales han explicado algunos de los secretos para alcanzar un liderazgo exitoso y afrontar así los retos internacionales que plantea el futuro.

Ayer fue el turno de Juan Miguel Villar-Mir, presidente del Grupo Villar Mir, quien dio algunas pinceladas sobre los motivos que él mismo considera los pilares de su éxito empresarial. "Me gusta comprar empresas cuanto más quebradas mejor, y cuanto más grandes mejor", aseguró. De hecho, el empresario adquirió su primera compañía por una peseta en el año 1991, hasta alcanzar en el día de hoy una presencia en 39 países.

Junto a esta vivencia personal, Villar-Mir lanzó algunos consejos como la constancia en el trabajo; la honestidad; la delegación de responsabilidades; la lealtad hacia clientes, empleados, sociedad y accionistas; así como el compromiso con el respecto al medio ambiente y la Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

Estos consejos podrían aplicarse también al ámbito político, perfiles que lidian con importantes críticas de la opinión pública debido a los escándalos de corrupción. Latinoamérica es una de las zonas más castigadas. En este sentido, el expresidente de Panamá, Ernesto Pérez Balladares, señaló la necesidad de hacer que las instituciones de América Latina sean verdaderamente funcionales: "Tenemos que buscar la forma de asegurarnos de que haya un sistema judicial de verdad, independiente a los vaivenes políticos".

Para ello, Balladares apuntó que es necesario que en los próximos gobernantes "haya una conciencia clara de los cambios constitucionales que tenemos que llevar adelante".

Y es que según aseguró el Secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas -también presente en las jornadas-, aunque Latinoamérica se encuentra en una situación mejor, todavía tiene por delante "el problema de la corrupción, la desigualdad; el crimen organizado; o la seguridad vial". Una serie de incertidumbres que requerirán de mecanismos adecuados, entre los que no se encuentran las medidas proteccionistas, según dejó ver García: "El proteccionismo no protege y la expulsión de la gente no sirve para nada".

Por su parte, en el caso de los escándalos de corrupción como el de Odebrecht, Balladares aseguró que ojalá "sirva para aprender de ella y reforzar las instituciones". Frente a esta idea, Villar-Mir se mostró proclive a "las privatizaciones", para evitar los estados que él considera mal administrados.

Referéndum 1-O

El asunto catalán también fue uno de los temas a los que se hizo referencia durante la jornada de ayer del GYLF. Así, el presidente de Villar Mir se mostró "apenado" por el 1-O, y aseguró que los catalanes no han pensado que "Cataluña hace la mayoría de sus exportaciones al resto de España, y de las que no vienen al resto de España, casi la totalidad se quedan en Europa. Por eso, jugar a la independencia es jugar a dejar de exportar a España y al resto de Europa, y eso no lo han pensado".

Por último, otros de los temas que se abordaron fueron el liderazgo y el emprendimiento, realidades que, en muchas ocasiones, van de la mano. Es por eso que durante la jornada de ayer se analizó la creación de compañías como una necesidad clave para poder llevar a cabo las reformas económicas necesarias para afrontar los retos futuros.

Outbrain