El presidente de la sociedad de garantía recíproca Elkargi, Josu Sánchez, constató en el XVIII Foro de Finanzas celebrado en Bilbao, que 'la recuperación económica es real y que se apoya en unas bases sólidas', lo que se traduce en un crecimiento sostenido en el tiempo y que 'por el momento no da síntomas de agotamiento'. A pesar de este optimismo, Sánchez advirtió que está mejoría aún no se ha trasladado a una parte de las pequeñas y medianas empresas (pymes)

Sánchez explicó que en Elkargi siguen viendo como en materia de financiación empresarial 'siguen aumentando las operaciones de financiación destinadas a la inversión', lo que da una idea del dinamismo de la economía productiva, mientras que se mantiene el descenso de las operaciones para financiar circulante.

El presidente de Elkargi no dudó en recalcar que la 'tendencia es positiva', aunque no ocultó que 'nos cabe la duda de si realmente esta recuperación ha llegado también a las pymes'. A su juicio hay una serie de aspectos que requiere de una 'urgente mejora' como es la mejora de los márgenes empresariales; la necesaria adecuación de las pymes a las nuevas tecnologías y a la incipiente Industria 4.0.; así como 'la corrección de desequilibrios fiscales'.

En este contexto abogó por la puesta en marcha de 'nuevos instrumentos financieros' que permitan mejorar la financiación empresarial, con instrumentos alternativos y complementarios a los existentes, incluso con el desarrollo de 'herramientas propias, centradas en la industria' en un contexto de colaboración público privada.

Mejora salarial

En la sesión de apertura del XVIII Foro de Finanzas de Elkargi y Manager Business Forum también participó el consejero de Hacienda y Economía del Gobierno vasco, Pedro Azpiaru que también constató con datos los síntomas de la recuperación económica que vive la economía vasca, pero volvió a hacer una apelación a la necesidad de incrementar los salarios

Azpiazu recodó que cuando lanzó esta propuesta de incrementos salariales en enero pasado fue criticado desde algunos ámbitos empresariales, pero después su propuesta se ha visto avalada por otras voces políticas e incluso empresariales, como el llamamiento en el mismo sentido realizado por el consejero delegado del Banco Sabadell Jaime Guardiola. Así Azpiazu reiteró que no es posible avanzar en un proceso de reducir el endeudamiento y aumentar o sostener el consumo privado 'con unos salarios estancados o decrecientes'.

A pesar de los positivos datos macroeconómicos, el consejero de Hacienda y Economía recordó que en Euskadi aún sigue habiendo una tasa alta de paro, que se sitúa en un 11% y que hoy tenemos 74.500 empleos menos que antes del inicio de la recesión.

Azpiazu abogó por seguir impulsando la política industrial, que permita seguir ganando competitividad y productividad, pero se mostró remiso a una nueva reforma fiscal que implique la rebaja del Impuesto sobre Sociedades, porque considera con los 'incentivos a la capitalización y otras deducciones' que incluye la normativa actual la 'presión fiscal efectiva baja en términos comparados'.

Outbrain

También te puede interesar