El hotel rascacielos de Málaga supondrá una inversión de 115 millones de euros y creará 1.280 empleos

La Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) ha mostrado su apoyo al proyecto, pero no ha sucedido lo mismo con el Colegio de Arquitectos de Málaga.

La Torre del Puerto de Málaga, el Hotel de Cinco Estrellas Gran Lujo impulsado por el grupo catarí Andalusian Hospitality, pretende convertirse en proyecto más vanguardista de la ciudad de los próximos años.

No exento de polémicas, el ambicioso proyecto supone una torre de 35 plantas y 135 metros de altura con una superficie total de 43.595 metros cuadrados que albergarán las 352 suites de gran lujo del hotel, un área comercial y un auditorio para convenciones y congresos. Además se estudia la posibilidad de completarlo con un casino para los clientes, aunque este aspecto no ha sido contemplado en los estudios de viabilidad económica.

Estas instalaciones supondrán una inversión total de unos 115 millones de euros y la creación de 1.280 puestos de trabajo, entre directos, indirectos e inducidos, durante la fase de construcción a los que se sumarán entre 350 y 400 durante el primer año de la fase operativa del hotel.

El proyecto, realizado por el colectivo Estudio Seguí bajo la dirección del arquitecto José Seguí, resultó ganador de un concurso de libre concurrencia que puso en marcha la Autoridad Portuaria de Málaga para la concesión administrativa del suelo del puerto. No obstante, el uso hotelero en los recintos portuarios requiere un complejo trámite administrativo que tiene que ser aprobado por todas las administraciones: local, autonómica y nacional, por lo que finalmente será el Consejo de Ministro el encargado de dar la aprobación definitiva.

Según ha explicado a elEconomista Andalucía el arquitecto del proyecto, José Seguí, el proceso actualmente está en el trámite autonómico del estudio medioambiental antes de proceder a su traslado a la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga y la Dirección General de Puertos del Estado.

Los promotores del proyecto estiman que para finales de 2018 podrían estar finalizados los trámites necesarios para obtener todas las licencias y que el hotel de gran lujo podría ser una realidad entre 2020 y 2021.

Un proyecto polémico

La elevada altura de este rascacielos y su ubicación en el dique de levante del Puerto de Málaga son los aspectos que más polémica han suscitado entre colectivos sociales y partidos políticos. El proyecto, que cuenta con seguidores y detractores, ha recibido el respaldo de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) que no solo lo ve "viable", sino que además destaca ventajas como el impacto económico y el posicionamiento que dará a la ciudad.

No tan claro han visto la propuesta en el Colegio de Arquitectos de Málaga, donde consideran que la ubicación no es el emplazamiento "idóneo" para un hotel.

"Solicité en varias ocasiones, tanto verbalmente como por escrito, al Decano del Colegio de Arquitectos de Málaga la posibilidad de explicar el proyecto a los colegiados como miembro que soy de ese Colegio, pero el Decano nunca mostró su intención de acceder a este ofrecimiento. Creo que hubiera sido conveniente y necesaria esta explicación profesional del Proyecto para al menos tener la oportunidad de exponerlo y poder enjuiciarlo con cierto rigor", comenta Seguí sobre el rechazo de los arquitectos.

Partidos de la oposición como IU-Málaga para la Gente y colectivos sociales como Ecologistas en Acción también se han mostrado contrarios a este proyecto que cambiaría por completo el "skyline" de la ciudad.

El arquitecto reconoce este debate como "necesario" ante un proyecto de estas características y asegura que ellos mismos lo han fomentado ofreciendo a los diferentes colectivos la posibilidad de conocer el proyecto en profundidad.

Seguí asegura que este equipamiento hotelero de alta cualificación vendrá a potenciar "el momento muy brillante y de auge económico que vive tanto la Ciudad como su Puerto".