La economía de la zona euro experimentó un crecimiento del 2,3% en el segundo trimestre de 2017 frente al mismo periodo de un año antes, tres décimas más respecto al dato interanual del trimestre anterior, según la última estimación del Producto Interior Bruto (PIB) publicada por Eurostat.

De igual forma, entre los meses de abril y junio, el PIB correspondiente al bloque de los Diecinueve avanzó un 0,6% frente a los tres meses anteriores, una décima más que el crecimiento del 0,5% que registró en el primer trimestre del año.

Así, la economía de la eurozona se sitúa una décima por encima de la cifra interanual correspondiente a Estados Unidos (2,2%) aunque por debajo de la trimestral (0,8%).

Por su parte, el conjunto de la UE registró un crecimiento económico interanual del 2,4% en el segundo trimestre, lo que implica también un avance de tres décimas respecto al experimentado en mismo trimestre del año precedente. El crecimiento trimestral, por su parte, se situó en el 0,7%, dos décimas más que el registrado entre los meses de enero a marzo.

En el caso de España, el PIB creció un 3,1% interanual en el segundo trimestre del año, una décima más que en los dos últimos trimestres, y un 0,9% trimestral, lo que mantiene al país a la cabeza de las grandes economías de la eurozona, ya que Alemania creció un 2,1% (0,6% trimestral), mientras Francia e Italia lo hicieron un 1,7% (0,5% trimestral) y un 1,5% (0,4% trimestral), respectivamente.

Entre los países cuyos datos estaban disponibles, el mayor ritmo de crecimiento trimestral en la UE correspondió a República Checa (2,5%), Suecia (1,7%), Rumanía (1,6%), Eslovenia (1,5%) y Países Bajos(1,5%), mientras las peores cifras de crecimiento correspondieron a Reino Unido, Portugal, Suiza (0,3% cada uno), y Finlandia, Italia y Bélgica (0,4% cada uno).

Outbrain