Esta semana se ha celebrado la III Edición de los Premios de la revista 'Inversión a Fondo', organizados por 'elEconomista' y De Giro, en los que se premian a los mejores productos de inversión colectiva y valores españoles e internacionales de las estrategias que desarrolla 'elEconomista' con el único objetivo de aportar ideas rentables y que añadan valor a las carteras de sus lectores

En esta III Edición se ha galardonado a los mejores fondos de inversión (Magallanes Iberian Equity e ING Direct Renta fija), planes de pensiones (Santander Renta Variable USA y Duero estabilidad), plan de empleo (el plan de Nestlé gestionado por Bansabadell Pensiones) o sicav (Elcano). 

Elcano, inversión 'value' con enfoque USA

En el mercado español se comercializan más de 3.000 sicavs. De estas, apenas el 1 % cuenta con al menos 500 inversores, el número mínimo que requiere la CNMV para que sean traspasables sin coste fiscal como sucede con los fondos. La de Elcano, gestionada por Credit Suisse, no es solo una de ellas sino que, además, puede presumir de ser una de la sociedades más rentables del panorama español de los últimos años gracias, precisamente, al buen comportamiento que tuvo en 2016. Ganó un 49 % y eso es lo que le ha permitido hacerse con el premio a la mejor sicav en esta II Edición de los Premios Inversión a Fondo. Su filosofía se asemeja a la de otros productos que siguen una filosofía muy value, ya que como explican JJ Fernández y Marc Batlle, asesores de la sociedad, "en 2016 nuestra paciencia empezó a ser recompensada a medida que los fundamentales se han estabilizado en un punto bajo, siendo las empresas con mejores valoraciones las que mejor comportamiento están teniendo".

Aunque la sociedad invierte de manera global en el mercado de renta variable, en la actualidad presenta un fuerte sesgo al mercado americano, donde destina más del 60 % de su patrimonio, y razón que explica su buen comportamiento del año pasado. De hecho, según los últimos datos de la CNMV, tiene sus principales posiciones en Transocean, Diamond Drilling o Timkestill, todas ellas americanas. En cuanto a su objetivo, es "obtener el mayor rendimiento anual a largo plazo, superando la inflación más el 5 %". Algo que consiguió con creces en 2016 y que también logra este año, ya que gana un 5 %.

Imagen: Carmen Castillo, directora de desarrollo de negocio de Credit Suisse Gestión

Magallanes 'saca' 17 puntos al mercado

Los diversos obstáculos que el mercado atravesó durante 2016, como el Brexit o la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, no hicieron mella en la rentabilidad del Magallanes Iberian Equity, gestionado por Iván Martín. Este producto cerró el año con una rentabilidad del 15,48 %, según los datos de Morningstar, frente a la caída del 2 % del Ibex 35, y sacando una ventaja de 3 puntos al siguiente producto. Algo que le ha valido para llevarse el galardón al mejor de La Liga de los 20 mayores fondos de renta variable española. Una cartera concentrada y con presencia en empresas industriales, de servicios y consumo, principalmente, son sus principales rasgos. Con respecto al año pasado, lo cierto es que no ha sufrido "cambios significativos", explican desde la propia gestora. Eso sí, no está dando los mismos frutos: en 2017 la rentabilidad del 13,5 % que acumula el fondo lo sitúa entre los más rezagados de los grandes de su categoría, que este año está liderada por aquellos productos más ligados al índice. Gas Natural es su mayor posición en cartera. Un valor que gana un 14,8 % desde enero pero cuyo recorrido Martín amplía cerca de un 40 % hasta su precio objetivo. "El negocio de distribución de gas ha estado siempre muy infravalorado", explicaba el gestor en su II Conferencia Anual de inversores. Las portuguesas Semapa, Sonae y Nos son otras de sus mayores posiciones, junto a la española Ence. En total, el nivel de inversión ronda actualmente el 85 % del capital y están "preparados para aprovechar la oportunidad de una eventual caída para comprar", aseguran.

Imagen: Blanca Hernández, socia fundadora de Magallanes Value Investors

La deuda de los bancos, el filón de ING

Fue uno de los pocos productos de renta fija que siguió dando alegrías a sus inversores el año pasado, en un año en el que el 30 % de los fondos de deuda domiciliados en España cerró con pérdidas. Aun así, ING Direct FN Renta Fija, que gestiona José Ignacio Victoriano, rentó un 2,4 % en 2016, según los datos que ofrece Morningstar, mejorando la rentabilidad media del 0,87 % que arrojaron todos estos productos y siendo, dentro de La Liga de los 20 mayores fondos de renta fija, el que mejor lo hizo. En realidad, si se compara con lo que hicieron sus homólogos por tamaño, el resultado del ING sobresale aún más, y es que solo dos productos de La Liga subieron más de un 1 %, según los datos de Morningstar. Este año, no obstante, este producto se encuentra algo más rezagado frente al mercado. Sus ganancias se cifran en apenas un 0,91 %, pero es suficiente para colocarlo (al menos de momento) como el mejor fondo de La Liga también en 2017. Es cierto que fuera de los 20 grandes productos hay fondos que ganan hasta un 4,29 % desde enero, como es el caso de Sabadell Financial Capital Base, o un 3,78 % en Imantia Deuda Subordinada. Si bien hay que tener en cuenta que estos últimos solo gestionan 12 y 16 millones de euros, en cada caso, frente a los casi 1.400 millones de euros que maneja en activos Victoriano. A cierre de marzo, la mayor posición de ING era deuda del Banco de Escocia, seguido de papel del Banco Sabadell. Con bastante exposición al sector financiero, otras entidades como Unicaja, Popular o CaixaBank se encuentran también en las principales apuestas del fondo. 

Imagen: Luis González-Soto, director general de Cuentas, Ahorro e Inversión de ING

Santander gana por segundo año seguido

Por segundo año consecutivo, la gestora Santander Asset Management se ha hecho con el galardón del mejor plan de pensiones de renta variable. Esta vez, el premiado ha sido Santander Renta Variable USA PP, gestionado por Luis Beamonte. El producto ganó un 17,61 % durante el pasado año, batiendo en 5 puntos porcentuales al mercado en euros. Y eso a pesar de que, con la victoria de Donald Trump en las elecciones estadounidenses, el final de año se antojaba complicado al otro lado del Atlántico. Aunque no fue el único susto para los mercados, que tuvieron que enfrentarse al Brexit anteriormente. "En un año en que podía haber cisnes negros quién iba a decir que Trump fue un catalizador para las bolsas", asegura el propio Beamonte. Este año, eso sí, el plan no cuenta con tanta suerte y, de hecho, se sitúa en última posición dentro de La Liga de los 20 mayores planes de renta variable, con un retroceso del 0,34 %, mientras que el índice americano S&P 500 pierde un 0,3 % en euros. Según los últimos datos disponibles, Apple, Johnson & Johnson y American Express son las compañías que más pesan en su cartera. De hecho, las operaciones en Apple y JPMorgan durante el primer trimestre del año se financiaron con la venta parcial de Boeing  y Goldman Sachs, tal y como explican desde el propio equipo gestor. Pero su buen hacer se extiende también a largo plazo. En la última década, según los datos de Morningstar, este producto ha ofrecido un retorno anual al inversor del 5,98 %. Por ello, tiene un rating de cuatro estrellas Morningstar entre un máximo de cinco.

Imagen: Luis Beamonte, gestor del PP Santander Renta Variable USA

'Duero Estabilidad' hace honor a su nombre

Son pocos, muy pocos, los planes de pensiones que pueden decir que tienen estrellas por parte de Morningstar y el plan de pensiones de Duero Pensiones, Duero Estabilidad, es uno de esos pocos productos. Tiene cuatro estrellas Morningstar y pese a que cuenta con una comisión elevada para ser un plan de pensiones de renta fija (cobra el 1,5 % anual) se convirtió en 2016 en el mejor plan de pensiones de renta fija de entre los 20 mayores del mercado, ya que logró cerrar el ejercicio con una rentabilidad cercana al 2,54 %. Una cifra difícil de conseguir si se tiene en cuenta que el contexto de tipos de interés al 0 % al que lleva años enfrentándose la deuda y que está provocando que muchos productos de renta fija acumulen ya pérdidas y no ganancias para sus inversores en los plazos más cortos. No es el caso de Duero Estabilidad, ya que ese buen comportamiento de 2016 se repite también cuando se analiza el producto a largo plazo, que es el periodo en el que más sentido tiene analizar un plan de pensiones. En los últimos diez años ha dado una rentabilidad anualizada del 3,22 %, lo que implica que ha cumplido con su objetivo de batir a la inflación en ese periodo. En la actualidad, según consta en Morningstar, este producto está a un 90 % invertido en renta fija, principalmente deuda pública española aunque también destina alguna de sus principales posiciones a bonos de la petrolera mexicana Petroleos Mexicanos. Una estrategia que le permite ser uno de los pocos planes de pensiones que aguanta en positivo en un año complicado para la renta fija como es este 2017. 

Imagen: Eduardo Ruiz Díaz, director general de Duero Pensiones

Sabadell lleva a Nestlé a lo alto de la cima

De los 100.000 millones que hay gestionados a través de planes de pensiones en España, solo un tercio está en planes de empresa. De entre los más grandes del mercado español hay uno que destacó por encima de todos en el año 2016. Se trata del plan de pensiones de promoción conjunta de las empresas del Grupo Nestlé, gestionado por BanSabadell Pensiones, que obtuvo una rentabilidad del 5,07 % en 2016, doblando la rentabilidad media de los planes de empleo que fue del 2,75 %. Este producto presenta, además, una particularidad y es que desde el año pasado se trata de un fondo con un modelo de ciclo de vida a través del cual, explican desde Nestlé, "el colectivo de aportación definida se encuentra adscrito a dos fondos en función de la edad, con dos perfiles de inversión diferenciados. Ello facilita preservar el saldo acumulado a medida que se acercan a la jubilación", un aspecto que matizó Jorge Olalde, director financiero de Nestlé y presidente de la comisión de control del plan. Más allá del modelo, este plan de empleo ha conseguido a lo largo de su vida el objetivo que persigue cualquier inversión: batir a la inflación, ya que obtiene un retorno anual del 4,27 % durante los últimos 10 años frente al 3,14 % que de media consiguen los planes de empleo, según datos de Inverco. El de Nestlé es uno de los 150 planes de empleo que gestiona Banco Sabadell, con un patrimonio superior a 1.500 millones, entre los que se encuentra el de los propios empleados del banco que en 2016 fue el cuarto más rentable entre los 25 con mayor patrimonio, con una rentabilidad del 3,71 %.

Imagen: Ángel Martínez Aldama, presidente de Inverco, Jorge Olalde, dtor. financiero de Nestlé, y Jorge Bentué, dtor. Inversiones de Bansabadell Pensiones y Amador Ayora, director de elEconomista.

Outbrain