Verano, sol, terrazas... y cómo no, cerveza fresquita. Es una de las rutinas que más gusta a los españoles, disfrutar de una buena 'rubia' entre amigos. Pero hay veces que sabe mejor que otras, y es que en buena parte depende de cómo esté tirada. Por eso es vital saber cómo tirar un buen servicio de botella.

Se podría hablar de varios tipos de servicio en función del tipo de cerveza, pero hay dos básicos con los que nunca se falla: servicio en un tiempo y en dos tiempos. Lo primero es eliminar de la copa cualquier resto adherido a las paredes del vidrio con un moja copas y conseguir así que la cerveza se deslice mejor.

Para realizar un servicio en un tiempo se inclina la copa 45º, se acerca la botella y se sirve despacio. Según se va llenando la copa de cerveza se va corrigiendo la inclinación y se le da más aire al servicio, con el fin de conseguir una espuma cremosa, densa y consistente. Para el servicio en dos tiempos se realizan los mismos pasos aunque se deja respirar unos segundos la espuma y tras ello se sirve el resto para crear una cúpula por encima de la copa que da un efecto muy vistoso y elegante.

Outbrain