Ghana y Costa de Marfil generan el 60% de la producción global de cacao y las dos regiones se encuentran muy cerca de Liberia, Sierra Leona y Guinea, los países más afectados por el brote.

El chocolate se está viendo amenazado por el virus del ébola. El precio del alimento está directamente relacionado con el cacao, un recurso agrícola cuya cotización ya está notando los efectos de la peor epidemia de la enfermedad desde que ésta se conoce: el rápido avance que experimentaron los futuros sobre el cacao durante el mes de septiembre -entre el día 11 y el 24 subió un 11 por ciento, marcando nuevos máximos desde 2011- es un claro ejemplo de ello.

Y es que las principales cosechas del grano se encuentran muy cerca de Liberia, Sierra Leona y Guinea, los tres países más azotados por la enfermedad, ya que es en Ghana y Costa de Marfil donde se produce cerca del 60 por ciento de la oferta global -Costa de Marfil produce cerca de un 40 por ciento del total-. A pesar de que hasta ahora no se ha reportado ningún caso de ébola en estos dos países, según recoge The Wall Street Journal, la frontera de Costa de Marfil con Liberia y Guinea está muy poco vigilada y esto aumenta el riesgo de contagio.

Los expertos consideran que no es necesario que se dé una epidemia en los dos países productores de cacao para que se deterioren las exportaciones, ya que simplemente con que se activen protocolos de emergencia las ventas al exterior sufrirían grandes daños: el cacao se produce en Costa de Marfil en pequeñas plantaciones y los intermediarios recogen la cosecha haciendo múltiples paradas, llevando el grano a los puertos marítimos para su exportación. Los expertos destacan que las restricciones a los viajes y las cuarentenas podrían aislar a millones de granjeros, paralizando las exportaciones del grano durante un tiempo imposible de concretar.

De esta forma el precio del chocolate podría verse gravemente afectado, teniendo en cuenta que el cacao es su principal ingrediente. De hecho, las acciones de Nestlé, el primer productor del mundo del alimento, han caído durante las últimas semanas: desde el pasado 4 de septiembre sus títulos han cedido más de un 4 por ciento, lo que refleja que el mercado baraja, además de una desaceleración mundial, una posible subida del cacao que perjudicaría a la multinacional suiza.

A pesar de que el ébola es el principal motor que podría generar una fuerte subida del cacao, al margen de la enfermedad los expertos también están previendo una cosecha menor que en 2014 para el año que viene. En este sentido, Ecobank -banco que opera en más de 36 países africanos- lanzó el pasado viernes sus previsiones, reduciendo la cosecha de Costa de Marfil en un 8,1 por ciento interanual, estimando ahora que ésta alcanzará las 1,6 millones de toneladas métricas. El anuncio de la compañía el viernes generó una subida en los contratos de futuro de la materia del 3,1 por ciento en el intradía. Así, incluso contemplando un escenario en el que el brote de ébola se controle y no traspase las fronteras de Guinea y Liberia, el precio del cacao podría experimentar avances en el medio plazo.

Dos productos alcistas sobre cacao

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el inversor puede tratar de aprovechar los avances de la materia tomando posiciones en dos ETF -fondos cotizados- que replican los cambios que experimenta el cacao.

Los dos fondos del gráfico están disponibles para la compra en Europa. El hecho de que se adquieran en euros también puede beneficiar al inversor, teniendo en cuenta que los futuros sobre cacao se compran en dólares, y la fortaleza que está experimentando esta divisa frente al euro podría reducir la rentabilidad de quienes se hagan con contratos de futuro sobre la materia.

Outbrain