Ya es oficial: China ha adelantado a Estados Unidos y se convierte en 2014 en la primera potencia económica del mundo según los últimos datos publicados por el FMI. Banco Mundial recortó previsiones de crecimento en China

El PIB a paridad de poder adquisitivo de China ha alcanzado los 17,632 billones de dólares, mientras que el de Estados Unidos se ha quedado en 17,416 millones de dólares. La distancia entre ambas potencias es muy escasa, pero esta se irá ampliando con el paso de los años.

Previsiones para 2019

Según el mismo informe del FMI, en 2019 el PIB chino alcanzará los 26,9 billones de dólares mientras que el de Estados Unidos será de 22 billones de dólares.

Estos datos no son de extrañar observando las tasas de crecimiento real del PIB en ambos países. En el gigante asiática será difícil ver un crecimiento del PIB por debajo del 7%, mientras que en Estados Unidos lo difícil será ver un crecimiento del PIB por encima del 3%.

Aunque estos datos revelan que Estados Unidos ha perdido el primer puesto en la economía del mundo tienen algo de truco, pues la medición usada por el FMI ha sido el PIB a paridad de poder adquisitivo (PPA).

Por su parte, España pasa del decimosegundo puesto en 2007 al decimoséptimo actual, una caída de cinco puestos lógica tras la recesión sufrida en España y el auge de otras potencias emergentes.

¿Qué es la PPA?

Tal y como explica el profesor de economía Rafael Pampillón, el PIB a PPA permite la comparación entre países eliminando las distorsiones que generan los diferentes niveles de precios existentes entre ellos. El PIB a paridad de poder adquisitivo será por tanto el conjunto de bienes y servicios finales producidos en un país durante un año, pero en lugar de poner los precios de ese país se toman los precios de EEUU, lo que servirá de base de cálculo para todos los países. Para que se entienda mejor, sería como llevar toda la producción final de un país, por ejemplo China, y ponerla a precios de Estados Unidos.

Este tipo de medición se puede considerar más exacta, ya que para comparar el nivel de renta de los países no basta con calcularla a los precios de mercado vigentes, ya que con una misma suma de dinero en algunos países se puede comprar un volumen físico de bienes y servicios muy superior al que se puede comprar en otros, explica Pampillón.

Outbrain