France Télécom se desvincula de los suicidios de sus empleados

El director general de France Télécom, Stéphane Richard, desvinculó a priori a la empresa de los suicidios de algunos de sus trabajadores. "Nos enfrentamos a dramas de la vida, sin vínculo entre ellos y que, a priori, no tienen relación con la empresa", declaró al diario Le Figaro, en una entrevista publicada hoy.

"Rechazo que se aprovechen de ellos, sobre todo para influir en el debate interno en la empresa. Hay que ser claros: los sindicatos no necesitan utilizar los suicidios para que se les escuche", añadió el responsable del grupo francés.

Esta declaración se conoce después de que los sindicatos de la empresa aseguraran el pasado 10 de septiembre que se han producido cinco nuevos suicidios de trabajadores de France Télécom en un período de quince días.

Esta cifra eleva a 23 la de empleados que se quitaron la vida desde principios de año en una empresa en la que en 2008 y 2009 se registraron 35 suicidios, según las fuentes sindicales. France Télécom no confirmó el número de suicidios y solo reveló que había habido varios y que está investigando las circunstancias.

Afectada por una gran oleada de suicidios, lo que le valió las críticas incluso del Gobierno francés, France Télécom procedió al relevo en su dirección general, lo que propició la llegada de Stéphane Richard, quien anunció un plan de mejora de las condiciones laborales de los trabajadores. Richard aseguró en la entrevista con Le Figaro que la "mediatización" de los suicidios "desinhibe a la gente y puede empujar a las personas frágiles a pasar a la acción. Todos los psiquiatras lo confirman".

El director de France Télécom explica en la entrevista las medidas aprobadas para acabar con la movilidad geográfica o funcional forzosa de los trabajadores -una de las razones que denunciaron los sindicatos está detrás de algunos suicidios- y los cambios de directivos.

"Pero desgraciadamente no acabaremos con los suicidios, que son parte de la vida. Me comprometo a hacer todo lo posible por que no haya ni un solo asalariado que cometa ese acto trágico a causa de la empresa", concluyó Richard.