Negocio Digital

Cinco consejos para implementar WhatsApp en un centro educativo

WhatsApp es la red social más influyente. No somos capaces de pasar una hora sin revisar si tenemos un nuevo mensaje. Según el informe de IAB Spain, el 89% de los usuarios de redes sociales utilizan WhatsApp.

Asimismo, en el último año un 41% ha aumentado el tiempo de uso hasta situarlo en casi cinco horas y cuarto semanales. Es decir, todos los públicos están en WhatsApp y en un centro educativo no tenemos la excepción. Da mucho respeto, lo sabemos, pero aquí van cinco consejos para que te atrevas a dar el salto:

Usa listas de distribución. Lo último que necesita un trabajador de un centro educativo es tener más frente abiertos. Los grupos de WhatsApp multitudinarios se acaban convirtiendo en una locura: opiniones políticas, mensajes a deshora, sensibilidades irreconciliables… Consigue que tus públicos quieran recibir tu información. Que manden un mensaje con su nombre y apellidos solicitando el alta en la lista. Crea un mensaje tipo de respuesta y empieza a comunicar.

Complementa con otras plataformas. Poner todos los huevos en una misma cesta nunca es buena idea. Además, WhatsApp no es un sustituto a la comunicación oficial con los públicos del centro. Hay cauces que no se deben perder, como las plataformas de contacto con padres en los que publicar las notas; la convocatoria a tutorías individuales o la comunicación de sanciones. Sigue utilizando las plataformas que ya existen y que seguro que tu centro usa (Séneca en Andalucía o las que son propiedad de editoriales como Educamos o Qualitas) pero complementa con WhatsApp.

Provoca la conversación... en otros espacios. Estamos acostumbrados a conversar en WhatsApp a todas horas. Contente y no contestes. Muchos contactos tendrán ganas de charla y responderán a tus comunicados. En tus chats te aparecerán. Un consejo: no respondas; archiva el chat y haz ver que detrás de esa lista de distribución no hay nadie. Con esta herramienta debes buscar la conversación, pero no en esa misma aplicación. Si envías una convocatoria a un evento en el centro, conversa en el contexto del acto convocado en persona.

Empieza por el principio. Bien trabajada, esta herramienta puede ser un buen medio de comunicación segmentado (padres por sección; alumnos; claustro de profesores). Pero empieza por una lista general toma el contacto con la comunidad educativa con comunicaciones básicas: convocatorias a reuniones genéricas, comunicación sobre actividades paraescolares... No crees listas de distribución muy específicas o que sepas que van a tener poco movimiento.

Poca inversión, buenos resultados. Para poner en marcha este servicio de WhatsApp sólo necesitas una línea de teléfono y un usuario en esta red social. Hay muchas compañías con las que contratar una línea a muy bajo precio. Como justificaba al principio, todos estamos en WhatsApp, todos lo consultamos decenas de veces al día, todos abrimos vídeos, fotos, audios y documentos. Es fácil poner en marcha una estrategia sencilla para este canal de oportunidades infinitas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias