Bolsa, mercados y cotizaciones

La lira turca recupera más de un 3% en la semana

Esta semana las divisas emergentes han vivido la cara y la cruz de las últimas novedades en política internacional. La mitad de las monedas de estos países siguió cayendo una semana más frente al euro, entre ellas la más castigada fue el peso argentino que se hundió esta semana un 7,9%, cayendo por sexta semana consecutiva. Lo sigue en la lista de bajadas es el real de Brasil, que pierde a su vez un 3,89% frente al euro.

Pero no todo son descensos entre las emergentes, la lira turca recuperó un 3,13% frente a la moneda del Viejo Continente tras la subida de tipos del Banco Central de la República de Turquía hasta el 24%. El rublo ruso, el peso mexicano y el rand sudafricano se recuperan también en los últimos cinco días un 1,93, 1,42 y 1,2%, respectivamente.

El dólar frena su subida

Durante la semana el euro llegó a los a cruzar la frontera de 1,17 dólares, un nivel que no se veía desde la última semana de agosto, aunque al durante la tarde del viernes se quedó en torno a los 1,166. En los últimos cinco días subió un 0,95%, debido a la caída del dólar tras reanudarse las conversaciones entre EEUU y China, que vinieron acompañadas de un nuevo dato de inflación en EEUU, de un 2,7%, un poco más bajo que el mes anterior. Ese día, cuando escaló un 0,55%, también coincidió con la reunión del BCE en la que restaron las expectativas de crecimiento en un 0,1%, menos de lo que esperaba el mercado. La divisa de la eurozona llegó a mínimos del año el 14 de agosto en 1,134 dólares por cada euro, y desde entonces se ha recuperado un 2,65%.

Respecto a las diez divisas más cotizadas, la corona noruega subió un 1,65%, mientras que el yen cayó un 1,61%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.