Bolsa, mercados y cotizaciones

"El sector bancario puede volver a cotizar por encima del valor en libros"

  • "A día de hoy necesitas que el negocio digital conviva con el tradicional"
  • "Tenemos tamaño y productos suficientes para ser rentables"

A falta de solo unos meses para que el plan estratégico de CaixaBank alcance su fecha de caducidad, la entidad ya perfila sus nuevos objetivos para el próximo trienio. Javier Pano, director Financiero de CaixaBank, apunta a que la nueva hoja de ruta tendrá que poner en revisión el objetivo de rentabilidad del banco y la política de dividendos. A pesar de reconocer que el foco del inversor está en los tipos, destaca la capacidad que ha tenido el banco –que logra una recomendación de compra desde 2011– para ser rentable con un precio del dinero históricamente bajo.

Se acerca el final del plan estratégico para el periodo 2015-2018. ¿En qué punto está el banco y cómo se está perfilando la nueva hoja de ruta? ¿Cuándo crecerá el crédito?

De momento lo vamos cumpliendo, estamos en línea con nuestros objetivos. Nos marcamos alcanzar una rentabilidad sobre el capital de entre el 9 y el 11 por ciento y, a cierre del primer trimestre de este año, la rentabilidad sobre el capital de los últimos 12 meses es del 9,8 por ciento, por lo que salvo que haya una sorpresa vamos a cumplir ese objetivo. Ahora estamos empezando a trabajar en el próximo plan a tres años que haremos público a finales de noviembre. Hay varios puntos a tocar y uno de ellos será el objetivo de rentabilidad. Lógicamente también hay que revisar el tema del dividendo. Hasta ahora hemos dejado claro que íbamos a pagar el 50 por ciento del beneficio en cash. Ahora estamos en una situación en la cual vamos originando capital de manera orgánica.

Tanto inversores como bancos están muy pendientes de los movimientos del BCE. ¿Qué visibilidad habrá sobre política monetaria a la hora de presentar el nuevo plan?

Esto depende del mensaje del BCE. No sabemos qué claridad tendremos y nunca tendremos visibilidad plena. Lo que hacemos siempre al proyectar a futuro es asumir la curva del mercado. A los bancos españoles nos afecta mucho lo que pasa con los tipos a corto plazo más que a largo, ya tenemos una cartera muy grande de préstamos indexada a tipo variable. Habrá un escenario base que irá en función de la curva del mercado y tendremos que estar preparados para responder a preguntas sobre qué sucederá si luego estos forward no se confirman. El tema de tipos es muy importante, pero no es el único factor. Con el tipo de depósito en el -0,4 por ciento, el dinero que tenemos en la mesa a final del día lo tenemos que llevar al BCE y pagar ese 0,4 por ciento. Y nosotros al pasivo no le cobramos el 0,4 por ciento. Y a pesar de esta situación el banco es rentable, con lo cual hay algo más que los tipos.

Con el nuevo escenario de tipos para el negocio bancario, ¿cuál sería el nivel normalizado de rentabilidad? ¿Bastaría para poder volver a cotizar por encima del valor en libros?

Hay ejemplos de bancos que cotizan por encima de su valor contable. Al final se valora la capacidad de generación de ingresos en cualquier circunstancia y son negocios muy diversificados, no tanto geográficamente como a nivel de productos. Los bancos como sector, sin hablar de CaixaBank en particular, pueden volver a estar por encima del valor en libros. Con respecto a la rentabilidad, la clave es el coste del capital. Ahora mismo se le está aplicando al sector entre el 9 y el 10 por ciento. Lo normal es que los gestores de los bancos queramos un retorno por encima de eso. Más que dar una cifra como objetivo diría que lo que no puede suceder a largo plazo es que un banco tenga un rendimiento sobre el capital inferior al coste del mismo. Debemos generar un rendimiento por encima del coste.

Durante años el sector ha estado esperando un crecimiento del crédito que no ha acabado de llegar... ¿Qué ha sucedido?

Es verdad que el libro de préstamos no crece lo esperado en el conjunto de la industria, ya que hay una cartera hipotecaria que se está desapalancando, pero nuestro modelo de negocio nos permite compensar con crecimiento en otros segmentos muy rentables como el consumo o pymes. Habrá que pensar también en los mensajes que se dan sobre esta situación. Hay un stock muy grande de préstamos que los clientes lógicamente van pagando, una parte de este es el principal y, desafortunadamente, la nueva producción de crédito no es suficiente para compensar el que vence. Es cierto que el conjunto de la industria no esperaba que este proceso durase tanto tiempo. El mercado hipotecario ha mejorado, pero la concesión de hipotecas todavía no ha alcanzado un nivel suficiente como para compensar. Hay una parte del libro de préstamos que está decreciendo y estamos compensando con otros segmentos como el del consumo. Tenemos una cuota de penetración en retail del 30 por ciento y estamos muy bien preparados para la producción de préstamo al consumo.

?Otro de los procesos clave dentro de la industria bancaria es el de la digitalización. ¿Cómo se enfoca desde CaixaBank?

Esto va a ser un proceso y la cuestión es la velocidad del mismo. España no es Noruega donde toda la banca es por Internet, las cosas aquí funcionan diferente. A día de hoy en España es necesario tener las dos cosas si quieres tener éxito. Si solo tienes una o la otra hoy por hoy no haces un buen negocio. Y nosotros creemos en la convivencia de ambos modelos. Lógicamente habrá que ir ajustando el peso de cada uno y parece que la tendencia va a ser mas hacia un modelo digital en el futuro, pero a día de hoy no puedes ser cien por cien digital si quieres ser un negocio con 14 millones de clientes.

¿Hay alguna forma de determinar cuánto aporta esta digitalización en la cuenta de resultados, qué ahorro de costes supone o si el cliente digital es más rentable?

En nuestro caso, no vemos la digitalización como un ahorro de costes. La vemos como una capacidad de generar ingresos añadidos. Es un canal adicional en la relación con el cliente que nos facilita el proceso de venta. Cuantificarlo es complicado porque es como intentar conocer cuánto más gana un banco por el hecho de tener cajeros. Nuestros mejores clientes son los que usan los dos canales. Son los que utilizan todas las capacidades que el banco pone a su disposición y son los de más valor.

Ahora planea la amenaza de un impuesto a la banca. ¿Cuánto les afectaría?

Eso sería un coste adicional que, evidentemente, nos preocupa. No hay nada concreto encima de la mesa, pero lo que puedo decir es que los bancos ya pagamos por impuesto de sociedades más que el resto de empresas. Pagamos un 30 por ciento, en lugar de un 25 por ciento. Y no acabo de ver por qué un hipotético sostenimiento de las pensiones públicas a largo plazo deba ser sostenido por unos sectores sí y por otros no. Si el argumento es que la banca ha recibido ayudas públicas... las han recibido determinados bancos. Pero muchas entidades, entre ellas nosotros, no. Hemos contribuido en todo este proceso de la crisis a la reestructuración del sector financiero siendo activos en procesos de concentración. Hemos hecho nuestras contribuciones al fondo de garantía de depósito, que a la vez ha servido para dar soporte a alguna de estas operaciones, y hemos contribuido al montaje de la Sareb. Nosotros como entidad, junto con otras, no hemos pedido ayuda en la crisis. No sé porque ahora tiene que ser una excusa para pagar mas impuestos que otras industrias.

Muchos gestores miran a CaixaBank como un 'player' en una segunda ola de consolidación, con algunos de ellos invirtiendo en Unicaja pensando en que CaixaBank podría comprarla...

Cada uno tiene su tesis de inversión. Nosotros no tenemos ningún plan de adquisiciones. Y lo venimos diciendo desde hace un tiempo. Hemos hecho recientemente dos operaciones. Una en España, con la compra del negocio de Barclays en el país en 2015. Y mas recientemente la operación de BPI en Portugal, que todavía estamos en ella. Aún tenemos trabajo para sacar lo mejor de BPI, que estamos contentísimos de cómo esta yendo. Tenemos tamaño suficiente y una gama de productos suficiente para hacer CaixaBank rentable. No nos hace falta ninguna adquisición.

"BPI supone el 10% del negocio y lo lógico es que vaya a más"

Durante los últimos 12 meses el foco de CaixaBank ha estado puesto en el proceso de integración de su negocio portugués. Javier Pano destaca que, en términos generales, "BPI supone el 10 por ciento de CaixaBank". "En algunas unidades puede suponer el 8 y en otras el 12 por ciento. Pero a nivel general el 10 por ciento es la cifra. Y lo lógico es que la contribución de Portugal en CaixaBank vaya creciendo gradualmente, porque el país va a ir bien y BPI es un banco extraordinario", explica el director financiero de la entidad.

BPI, con una base de 1,9 millones de clientes, es el quinto banco por activos en Portugal y la entidad española pretende excluirla de cotización tras acordar adquirir al Grupo Allianz el 8,4 por ciento del capital social. Con esta operación, la catalana pasaría a controlar el 92,9 por ciento del capital de la entidad. Asimismo, estimaba el objetivo de sinergias totales para el año 2020 en los 122 millones de euros.

"Lógicamente, dentro del grupo, BPI solo puede mejorar lo que ya era bueno. Aquí había dos palancas de acción. La primera en costes, ya que la base de los mismos era elevada. Además, la pertenencia a un grupo más grande permite lógicamente tener sinergias en este sentido. Por el lado de los ingresos hay una serie de negocios que quizás en Portugal están menos desarrollados que en España como en las unidades de préstamo al consumo o seguros", explica el director financiero.

Más allá del negocio doméstico, BPI cuenta con una participación del 48 por ciento en el banco angoleño BFA. En pleno proceso de reforma económica en el país, la postura de CaixaBank pasa por deshacer esta posición en el futuro. "El nuevo Gobierno está implementando un programa de reformas económicas muy ortodoxo avalado por el FMI con una serie de medidas que derivan en una apertura a la inversión extranjera. Vemos una tendencia positiva que en algún momento nos tiene que permitir reducir la posición porque va a ser una país mucho más atractivo", concluye.

"Telefónica ha caído tanto que no tiene sentido tener una cobertura"

Dentro de la cartera de participaciones de la entidad catalana, destacan las de Repsol, Telefónica y el banco austriaco Erste Group. El mayor peso corre a cuenta de Repsol, con un 9,6 por ciento del capital que tiene un valor bursátil de más de 2.500 millones de euros. Mientras, el 5 por ciento que tiene en sus manos de la teleco cuenta con un valor de mercado inferior a los 2.000 millones de euros y el 9,9 por ciento que controla del banco austriaco Erste Group supone más de 1.500 millones de euros.

Javier Pano defiende que el mensaje que se da a los inversores es que "se gestionan las participaciones de cara a generar valor al accionista" y señala que están "contentos" con las mismas. Durante los últimos años la entidad catalana ha reducido el peso de las mismas y el director financiero recuerda que "en 2015 al anunciar el plan estratégico consumían el 17 por ciento del capital y ahora solo el 6 por ciento". "Hemos hecho mucho y creo que el mercado lo valora positivamente", explica.

En el caso concreto de la petrolera está siendo un buen año para CaixaBank, con una revalorización del 16 por ciento de los títulos de Repsol. Con la compañía cotizando en la zona de los 17 euros son muchos los que se preguntan si CaixaBank podría plantearse reducir su posición, pero Pano asegura que en CaixaBank están "contentísimos" como accionistas y que "no hay ningún plan de desinversión".

Mientras, el año está siendo mucho más complicado en Telefónica. Con las acciones de la teleco moviéndose en la zona de los 7,5 euros, la entidad deshizo hace un tiempo la cobertura que tenía sobre sus títulos. "La hicimos en su momento alrededor de los 10,5 euros. La verdad es que cuando la construimos la idea inicial no era que Telefónica se fuese a ir a estos niveles. Por una serie de circunstancias Telefónica cayó mucho y pensamos que a esos precios –que son más o menos los actuales– no tenía sentido mantenerla, porque no creíamos que fuese a caer más", resalta el director financiero de la entidad catalana.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado