7001050

Iberpotash supedita nuevas inversiones millonarias a superar situación actual

EFE
18/06/2017 - 11:38

Barcelona, 18 jun (EFE).- Iberpotash, que desde 2012 ha destinado 390 millones a Cataluña e invertirá otros 110 millones en el próximo "año y medio", condiciona la puesta en marcha de la segunda parte del plan Phoenix, que comportaría inversiones de varios centenares de millones de euros, a "superar la situación actual".

De esta forma, Carles Alemán, el consejero delegado de ICL Iberia Súria & Sallent, la nueva denominación de Iberpotash, se ha referido así a la moratoria que pide esta empresa minera para poder continuar vertiendo sal hasta 2019 en la escombrera de El Cogulló así como a la necesidad de disponer del nuevo colector de salmueras entre las comarcas del Baix Llobregat y el Bages.

En declaraciones a Efe, Alemán ha precisado que, además de estos 390 millones, Iberpotash invertirá estos 110 millones mencionados para completar la primera parte del plan Phoenix, un proyecto industrial para el desarrollo de la cuenca minera del Bages.

Estos 110 millones servirán para culminar proyectos como la terminal que está haciendo en el Puerto de Barcelona, la rampa de extracción de mineral de la mina de Cabanasses, en Súria (Basrcelona), o bien diversas obras de urbanización.

Aunque Alemán ha comentado que el volumen de inversiones de la segunda parte del plan Phoenix "todavía no se ha determinado", ha asegurado que podría ser de una dimensión "similar" al primero, que alcanzará los 500 millones de euros.

No obstante, ha explicado que la multinacional israelí ICL, propietaria de Iberpotash, ve con "preocupación" la situación actual de sus minas en el Bages, en referencia a la sentencia del TJSC que obliga a que su mina de Sallent deje de verter residuo en la montaña de sal de El Cogulló antes del próximo 30 de junio y al hecho de que todavía no se hayan acabado infraestructuras que ICL considera claves, como el nuevo colector.

"La segunda parte del plan Phoenix está por aprobar. Las inversiones se han pospuesto a la espera de ver qué sucede", ha asegurado el directivo.

"Para hacer esta inversión tenemos que estar ya seguros de muchas cosas, como qué pasa con el colector (que impulsa la Agencia Catalana del Agua), porque si haces una inversión y luego el colector no está hecho hasta dentro de 10 o 15 años, no sirve de nada", ha añadido.

"Estamos esperando a ver cómo se mueve la situación de las infraestructuras en Cataluña", ha afirmado Alemán, que ha concluido: "Si la multinacional no lo ve claro, no ejecutará la segunda parte del plan".

Alemán estima que Iberpotash necesita producir un millón de toneladas de potasa al año entre Súria y Sallent porque tiene "una de las minas más caras del mundo".

En este sentido, Alemán ha alertado de que la compañía por ahora genera beneficios, pero que puede tener un futuro complicado en el caso de que "no pueda producir en Sallent y tenga pérdidas garrafales en Súria", y ha insistido en que debe lograr tener un coste "más bajo" por tonelada de mineral extraído.

"Si baja más el precio (de la potasa) y no hacemos estas inversiones, lo tenemos negro", ha apuntado.

No obstante, Iberpotash ya ha empezado a planear proyectos que van más allá de la primera parte del Plan Phoenix, como una segunda planta de cristalización de sal -que formaría parte de la segunda parte del Plan Phoenix- y una planta de purificación de sal que debería estar lista "a principios de 2018".

En cuanto a la primera planta de cristalización de sal, ya está operando en pruebas y en pocos días empezará a producir sal vacuum (de alta calidad) para la industria química.

Alemán ha precisado que esta planta, situada en Súria y en la que se han invertido 80 millones, producirá 600.000 toneladas al año de sal para la industria química, otras 150.000 de sal de especialidades y 25.000 toneladas de potasa blanca.

Por otra parte, ICL Iberia y AzkoNobel han puesto en marcha recientemente una planta de sal de especialidades en Sant Fruitós de Bages (Barcelona), que produce sal de alta pureza destinada a la alimentación humana y animal, y al tratamiento de aguas.

Iberpotash es la única empresa productora de sales potásicas en España, un fertilizante natural básico para la agricultura, y también es un actor importante en el mercado de la sal, dado que la sal es un residuo generado por la potasa.

Precisamente estas nuevas plantas impulsadas por Iberpotash en el Bages permitirán que la sal, que hasta ahora era un residuo que se acumulaba en los depósitos salinos del Bages, pueda tener valor para diversas industrias, como la química. EFE


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 115,99 -1,39 -1,18%
FRA 35,47 -0,12 -0,33%
ITA 145,45 -0,51 -0,35%
GRE 478,14 +6,11 +1,29%
POR 159,02 -3,17 -1,96%

Ecotrader



Evasión

El Málaga Port, un hotel del futuro

El Málaga Port, un hotel del futuro



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens