La incertidumbre sobre la agenda de Trump augura una posible recesión en 2019

Foto: Archivo


500 euros GRATIS en comisiones

Abre una cuenta en degiro.es y consigue 500 euros Gratis en comisiones


Desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tomase posesión de su cargo el pasado 20 de enero, el voto de confianza por parte de inversores y empresarios en su gestión ha sido evidente. La renta variable del país se ha visto impulsada entre las expectativas de una reforma fiscal que rebaje el impuesto de sociedades y fomente la repatriación de beneficios en el extranjero, al mismo tiempo que las presiones reguladoras se reducen y las inversiones público-privadas en infraestructura aumentan.

Una hoja de ruta que sobre el papel parecía respaldar la confianza del mercado pero que pronto ha chocado con la realidad política de Washington. Mientras el plan de reforma de salud de Trump permanece estancado en el Senado, los pormenores de la reforma fiscal siguen brillando por su ausencia y limitándose sólo a un página, donde se promete reducir el impuesto de sociedades al 15% y simplificar a tres los tramos del IRPF. Sin embargo, la letra pequeña de la que se supone será la mayor reforma fiscal desde 1986 sigue en desarrollo, en un momento en que las rencillas dentro de la Casa Blanca retrasan aún más su contenidos.

Dentro del Departamento del Tesoro, su secretario, Steven Mnuchin, ha sufrido un revés después de que Jim Donovan, banquero de Goldman Sachs y una figura muy respetada dentro del sector financiero, haya decidido rechazar ocupar el puesto de mano derecha de Mnuchin en el Tesoro. Una decisión respaldada por motivos personales que deja vacante un puesto clave, ya que muchos esperaban que Donovan coordinase la reforma fiscal con la Casa Blanca y el Capitolio.

Paralelamente, en el Consejo Económico Nacional, su director, Gary Cohn, ex presidente de Goldman y considerado uno de los miembros de la administración que más apoya la globalización, enfrenta la tensión generada por sus posturas con otros miembros de la Casa Blanca, como el estratega jefe, Steve Bannon, o Kenneth Juster, el subdirector del Consejo Económico Nacional, quien se rumorea abandonará su cargo para ocupar el puesto de embajador estadounidense en la India.

Mientras tanto, las polémicas surgidas durante las últimas semanas, con el súbito despido del ex director del FBI, James Comey, y las sucesivas filtraciones a la prensa, siguen paralizando la agenda del presidente. El mercado ya descuenta que propuestas, como la reforma fiscal, se retrasará hasta el próximo año. Dicho esto, algunos economistas consideran que medidas como las rebajas de impuestos no serán tan grandes como se espera.

"El año que viene esperamos un estímulo modesto generado por recortes de impuestos, de entre el 0,25 o el 0,50 por ciento del PIB, aunque las probabilidades de que esto ocurra siguen siendo bajas", explica Ian Shepeherdson, economista de Pantheon Macroeconomics. Este experto considera que incluso si se materializasen estos recortes de impuestos sin recortes de gastos compensatorios el crecimiento económico podría desacelerarse el próximo año, especialmente después de los ajustes monetarios que proyecta la Fed.

"A principios de 2019 pensamos que la Fed habrá aumentado las tasas lo suficientemente como para generar una recesión leve. El principal factor desencadenante de esta contracción estará originada en el incremento de los costes deuda en para las compañías no financieras", señala Shepeherdson. Otros expertos, como Adam Posen, presidente del Instituto Peterson de Economía Internacional, los estímulos fiscales de la Casa Blanca acabarán por empujar a la economía estadounidense hasta un "territorio insostenible" que acabarán por generar una recesión en los próximos dos años.

Una visión completamente distinta de la que baraja la propia administración Trump. Mnuchin, reconoció a comienzos de este mes que "probablemente" llevará dos años alcanzar la prometida tasa de crecimiento anual del 3% prometida por el presidente, una vez se apruebe la reforma fiscal, se avance en la agenda de desregulación financiera y se mejoren los acuerdos comerciales. "En nuestras proyecciones, probablemente lleve dos años elevar el crecimiento anual al 3% y entonces podremos tener un nivel sostenido", estimó el secretario del Tesoro.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 2

#1
22-05-2017 / 22:39
2019 ? muy largo me lo fias.
Puntuación 5

Los asiaticos cambiando sus monedas por Bitcoin como locos lo estan haciendo ahora.Alguna crisis gorda viene.

Ufffff

#2
22-05-2017 / 23:12
VENGA DEJATE YA DE PROGRES
Puntuación -2

Si si esta claro que tiene que volver EL PROGRE DEL NEGRO para arreglar el mundo.

SIN PROGRES QUE IBA A SER DE NOSOTROS UAAAAA COMO LLORO







El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 90,52 -3,51 -3,73%
FRA 27,49 -0,12 -0,45%
ITA 140,88 -2,93 -2,04%
GRE 320,49 -0,19 -0,06%
POR 144,28 -2,90 -1,97%

Ecotrader



Evasión

¿Conoce el París de los chinos?

¿Conoce el París de los chinos?



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens