Bolsa, mercados y cotizaciones

Las aerolíneas tradicionales suben cinco veces más que las 'low cost'

  • Suman un 31%, frente al repunte del 6% de las segundas

Cambio de tornas en el sector de las aerolíneas europeo. Después de años en los que las acciones de las low cost han generado mayores retornos en bolsa (salvo excepciones), en éste son las tradicionales las que encabezan las subidas. Así, mientras los títulos de easyJet y Ryanair avanzan entre un 5 y un 7%; las de IAG, Deutsche Lufhtansa y Air France se desmarcan con alzas que, de media, alcanzan el 31% -cinco veces más que sus rivales-. El hecho de que las de bajo coste pierdan fuelle en el parqué ha ido acompañado de un deterioro en las estimaciones de beneficio para este año respecto a las que había en diciembre que se justifica en parte, según los expertos, en el modo en que este tipo de aerolíneas está digiriendo el exceso de capacidad que afecta al sector.

Esa es la primera de las causas. "En el lado de los ingresos debe tenerse en cuenta que la oferta está subiendo mucho, tanto en las aerolíneas low cost como en las de bandera. Pero más en las primeras", detalla Iván San Félix, analista de Renta 4. Los vuelos de las de bajo coste, explica, crecieron un 10% en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo del año anterior, "lo que puede dar lugar a un exceso de la capacidad que acaba afectando a los precios, ya que deben bajarlos para llenar los vuelos".

La presión es menor para los grandes operadores europeos, prosigue, ya que ellos sí que tienen margen para introducir vuelos de largo recorrido a costes menores de los habituales. A mediados de marzo, por ejemplo, IAG lanzó Level que, operada por Iberia, realizará sus vuelos de bajo coste y largo recorrido desde El Prat con vuelos a Los Ángeles, San Francisco, Punta Cana y Buenos Aires. "Lo mismo que sufrieron hace años las compañías de bandera con las de bajo coste, ahora es al revés: el hecho de que las de bandera sean más eficientes y pongan en marcha compañías tipo Level les presiona en cierto modo", relata San Félix.

La segunda causa viene por el lado de los gastos y es que el precio de los carburantes también está subiendo. Según cálculos de UBS, los precios del combustible para aviones se han incrementado en más del 24% en dólares en los últimos doce meses (y aún más en términos de libras esterlinas y euros), por lo que "en pocas aerolíneas europeas el combustible representa ahora un viento de cola". En su opinión, las aerolíneas no podrán repercutir todo el aumento en el precio de los combustibles a los consumidores dado el exceso de capacidad en la industria.

Deterioro de las estimaciones

La combinación de ambos factores -el exceso de capacidad y el incremento del precio del combustible- se ha traducido en un deterioro de la estimación de beneficios que el consenso de mercado recogido por FactSet maneja para easyJet y Ryanair en el conjunto de este año respecto a la que existía a finales de diciembre.

De este modo, se espera que las ganancias de easyJet alcancen los 349 millones de euros en 2017, un 12% menos de lo que se estimaba en diciembre. Y, aunque en menor escala, lo mismo ha ocurrido con los de Ryanair, ver gráfico. Ese deterioro se ha visto también en las previsiones de beneficio para 2018, menores ahora que hace unos meses.

"En el caso de la aerolínea británica easyJet, sus últimos resultados trimestrales no sentaron bien en bolsa, ya que se vieron afectados por el impacto de la libra. A pesar del incremento en los pasajeros, esto no se está trasladando en su totalidad a las cuentas debido, entre otros motivos, a la disminución de los ingresos por pasajero", explica Victoria Torre, responsable del departamento de análisis y producto en SelfBank. Mientras que en el caso de Ryanair, continúa, su exposición a Reino Unido puede hacerle más daño que a otras aerolíneas. "Ryanair ha sido una de las compañía aéreas que ha pedido coherencia al gobierno británico de cara a conseguir una mayor visibilidad en relación al negocio en el país. Las compañías esperan que se presente un plan que detalle qué ocurrirá con los vuelos entre Reino Unido y el resto de Europa y esto cobra especial importancia en el caso de algunas compañías de bajo coste", añade.

Pese a ello, los títulos de Ryanair son los únicos de los cinco grandes del sector en Europa que consiguen una recomendación de compra a ojos de los analistas. También llegaron a lograrlo los de IAG, que ahora son un mantener. Sin embargo, el consejo del resto (easyJet, Air France o Deutsche Lufthansa) no ha variado en todo el año: los analistas estiman que lo mejor es deshacer posiciones en estas tres aerolíneas.

IAG y Ryanair, las únicas con recorrido

A pesar de que IAG acumula un ascenso superior al 23% en bolsa este año, la media de bancos de inversión estima que todavía tiene margen para subir otro 8,5% más a doce meses vista, hasta los 6,91 euros. Sus títulos son los únicos de las cinco grandes aerolíneas europeas por capitalización que gozan de recorrido junto a los de Ryanair, que cotiza en torno a los 15,3 euros -un 10% por debajo del precio justo que le otorgan los analistas y que sitúan en los 16,97 euros-.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado