Las agencias acechan a la calificación crediticia de EEUU ante los planes económicos de Trump


La euforia bursátil que animó los mercados en la resaca electoral y la renovada confianza en la marcha económica de Estados Unidos de la mano del presidente electo, Donald Trump, parecen esfumarse, al menos momentáneamente, a medida que la incertidumbre sobre sus políticas acecha a poco más de una semana de su toma de posesión el próximo 20 de enero. La primera potencia mundial despedía el año pasado creciendo un 2,9% en el cuarto trimestre, según la Reserva Federal de Atlanta, mientras el mercado laboral y 2,1 millones de empleos generado en el conjunto de 2016.

Sin embargo, durante dicho periodo, la deuda aumentó 1,04 billones de dólares hasta los 19,97 billones de dólares. Por su parte, el déficit subió un 34% hasta los 587.300 millones de dólares mientras la Ofician Presupuestaria estima que éste alcanzará el billón de dólares en 2024 si las políticas fiscales y los programas sociales continúan intactos. Con estas cifras sobre la mesa, las propuestas de la administración Trump, que incluyen una rebaja generalizada de impuestos, incluido el de sociedades, y el incremento del gasto público en infraestructura y defensa, comienzan a llamar la atención de las principales agencias de calificación.

"Sí, vemos un aumento de las presiones a medio plazo para la calificación crediticia de Estados Unidos", reconocía el jueves Ed Parker, analista de calificación de deuda de la agencia Fitch Ratings, que actualmente, junto a Moody´s, mantiene la máxima calificación "AAA" para la deuda soberana americana. "Incluso antes de las elecciones, EEUU ya tenía el nivel más elevado de deuda gubernamental de un país con calificación "AAA". Si a eso le añadimos que Trump pretende reducir impuestos en 6,2 billones de dólares en diez años, la deuda estatal subirá en 33%", justificó Parker.

Precisamente, un día antes, Moritz Kraemer, jefe de ratings soberanos de S&P, agencia que en agosto de 2011 arrebató su triple A a EEUU, indicó que el país y su gobierno "no ha hecho demasiados avances para disipar estas preocupaciones". De hecho, aseguró durante una entrevista con la CNBC que la incertidumbre política actual "es alta". "Un soberano con la máxima calificación crediticia requiere de una mayor visibilidad y continuidad en sus políticas", justificó asegurando que aunque la perspectiva es estable, "no esperamos cambios sustanciales". La agencia espera que EEUU crezca en 2017 un 2,4% frente al 1,6% estimado para 2016.

En el caso de Moody´s, la agencia mantiene su calificación pero Alastair Wilson, director de riesgos soberanos, aseguró a Reuters que la mayor incógnita de este año es el impacto que tendrán las medidas de Trump. "Las instituciones no cambiarán profundamente pero los retos estarán en el propio balance del gobierno y qué pasos dará la nueva administración para contener el crecimiento de los pasivos de seguridad social y de salud".


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 129,93 -3,00 -2,26%
FRA 61,29 -2,64 -4,13%
ITA 184,02 -1,44 -0,78%
GRE 695,92 -3,59 -0,51%
POR 376,35 +1,66 +0,44%

Ecotrader



Evasión

El desfiladero más visitado

El desfiladero más visitado



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens