Peter Garnry de Saxo Bank: "El fútbol europeo se arriesga a morir como vehículo de inversión"

15:17 - 28/05/2016
  • La valoración del Real Madrid es superior a los 3.600 millones de dólares
  • El fútbol cotizado se caracteriza por su excesiva volatilidad

Cada vez queda menos tiempo para saber quién se alzará con el título de campeón de Europa de fútbol. Un deporte que mueve miles de millones de dólares en todo el mundo. No obstante, para el inversor parece que no es una apuesta tan atractiva. Al menos así lo cree Peter Garnry, jefe de estrategia de renta variable de Saxo Bank.

Fuera de lo estrictamente deportivo, si hay una palabra que es inherente al fútbol de masas ésa es dinero. Sólo el Real Madrid está valorado en 3.645 millones de dólares, según Forbes. Una cifra que supera la capitalización del 74% de las compañías del mercado español. Muy de cerca le sigue el Barcelona, con una valoración de 3.549 millones de dólares.

No obstante, "el fútbol sigue siendo una especie de tierra de nadie para los inversores. Algo que no va a cambiar a menos que las reglas sean similares a las que tienen en Estados Unidos, por ejemplo, limitar los salarios de los jugadores, lo que instantáneamente cambiaría la dinámica de inversión, ya que la inflación salarial probablemente crecería más lentamente que los ingresos. El reparto equitativo de los ingresos de los derechos de la liga por televisión también podría cambiar las cosas", explica Peter Garnry.

Para que se haga una idea, el año pasado la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) pactaron por convenio elevar el salario mínimo del futbolista español. Este acuerdo, que entrará en vigor el próximo mes de julio y estará vigente hasta 2020, recoge un sueldo para los jugadores de Primera División de, al menos, 155.000 euros, o lo que es lo mismo, más de 11.000 euros al mes (el salario mínimo interprofesional en España es de 655,20 euros mensuales).

Sin embargo, este lucrativo negocio para un inversor se convierte en "rendimientos del capital invertido que no son altos ni consistentes. La naturaleza del negocio es la volatilidad de los ingresos y beneficios, dependiendo de los rendimientos de la liga y copas", añade el jefe de estrategia de renta variable de Saxo Bank.

Algo que ha sucedido históricamente, principalmente porque en este sector la estructura de pagos no es equitativa, lo que provoca que sean pocos clubes los que amasen una parte importante del pastel. En este sentido, el experto destaca como la oferta de jugadores de primera calidad es bastante escasa, experimentando una inflación masiva de la tasa de salario/traspaso. "La escalada de las tasas de traspaso en los últimos años ha sido extraordinaria. Gareth Bale fue vendido en 2013 por 86 millones de libras del Tottenham Hotspur al Real Madrid. En 2000, el récord se situó en 37 millones de libras".

Por tanto, para Garnry, "todos estos defectos de la industria del fútbol europea crean un caldo de cultivo para la desaparición del sector y lo mantiene como un no rotundo para los inversores. En realidad, es irónico que sea el capitalismo sin restricciones en el fútbol europeo, unido a la estructura de la liga, lo que crea un entorno económico hostil y una escasa rentabilidad de la inversión".

Juego en equipo

Una de las máximas de los deportes que no son individuales es la necesidad de jugar bien en equipo para poder ganar. En este sentido, Peter Garnry destaca a un equipo: el Borussia Dortmund alemán. "Ha promovido con éxito un modelo de desarrollo de jugadores, que después vende caro permitiendo que el precio de la acción sea una tasa de crecimiento compuesto del 22% (entre 2013 y 2015)".

A este respecto, el club se sitúa entre los diez más alcistas del año del Stoxx Europe Football Index, que recoge a 22 sociedades deportivas de Europa (ninguna española). Un índice cuyas ganancias están dominadas por la Liga de Turquía (de los cinco equipos que más suben, tres tienen pasaporte turco).

Este selectivo ha conseguido desmarcarse de la renta variable este año con un alza del 15%, mientras que selectivos como el EuroStoxx 50 pierde más de un 5%. Sin embargo, el índice futbolístico cae más de un 50% desde los máximos históricos que alcanzó en 2008.

"Por cada Dortmund, hay un Leeds United y Fiorentina, clubes que se acercaron peligrosamente a la extinción. Creemos que hay una volatilidad inherente en el sector que legisla en contra de tirar el dinero duramente ganado en el limitado número de clubes de fútbol que sí gozan de estar en la lista", sentencia Garnry.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 0






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 127,68 +5,35 +4,37%
FRA 41,79 +0,69 +1,68%
ITA 166,44 +1,93 +1,17%
GRE 515,72 +4,51 +0,88%
POR 197,59 +2,58 +1,32%

Ecotrader



Evasión

El mejor pub en medio de la nada

El mejor pub en medio de la nada



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens