Bolsa, mercados y cotizaciones

Ponemos el foco sobre dos de las mejores recomendaciones de EEUU: Thermo Fisher y McKesson

Thermo Fisher y McKesson. Dos compañías que no solo comparten sector, el biotecnológico, sino que son dos de las mejores recomendaciones de la bolsa estadounidense y suman dos fuertes escaladas en el parqué en los últimos años.

Las primera de ellas ofrece servicios para la investigación científica a través de tecnologías de vanguardia (como la genómica o la proteómica) para "acelerar la investigación en ciencias de la vida y mejorar la salud humana", en palabras de la propia compañía. La segunda se dedica a la distribución de productos farmacéuticos y suministra tecnología sanitaria.

Desde 2012, las acciones de Thermo Fisher (TMO.NY) se han revalorizado desde 45 dólares hasta los 130 a los que cotiza ahora, en un recorrido alcista que solo se vio interrumpido en los primeros meses de 2014. Una trayectoria parecida a la de McKesson (MCK.NY). En 2009, sus acciones apenas cotizaban a 30 dólares. Desde ese nivel, la compañía emprendió una impecable tendencia alcista que ha situado a sus títulos por encima de los 217 dólares.

Sin embargo, sendas escaladas no significan que las firmas de análisis consideren que han agotado su potencial alcista. De hecho, Thermo Fisher presenta un recorrido de 12,4% hasta los 144,24 euros en los que el consenso de mercado de FactSet sitúa su precio objetivo. En el caso de McKesson, aunque menor, aún tendría un potencial del 7,9%.

La tercera coincidencia evidente entre ambas son los sólidos consejos de compra que reciben de parte de la media de firmas de inversión que las siguen. Dos de las mejores recomendaciones de toda la bolsa de Estados Unidos.

Sus fortalezas

Entre las fortalezas de ambas compañías destaca el crecimiento de sus ganancias. En 2015, se espera que Thermo Fisher alcance un beneficio neto de 3.096 millones de dólares, un 11% más que los 2.783 millones que se estima que ha obtenido en 2014. El incremento para McKesson será algo superior, de un 15%.

Sin embargo, el margen neto que se le estima al cierre del año que acaba de comenzar a la primera es muy superior al de la segunda. Concretamente, del 17,8% frente al 1,57%. Es decir, Thermo Fisher logrará convertir en beneficio 17,8 dólares de cada 100 ingresados mientras que McKesson solo 1,57 dólares.

Por otro lado, aunque las compañías apenas reparten beneficios entre sus accionistas -se estima que la rentabilidad de su dividendo en 2015 sea entorno al 0,51%-, en noviembre de 2012, Thermo Fisher anunció un programa de recompra de acciones de 1.000 millones de dólares del que, según datos recogidos por Bloomberg, aún dispondría de 910 millones con los que poder sujetar sus títulos.

Los riesgos

En un informe reciente, el banco de inversión Citi advierte que los mayores riesgos que afronta Thermo Fisher pasan por un estancamiento de las investigaciones académicas o de los ensayos científicos de otros clientes industriales que pudieran rebajar las estimaciones de sus ganancias y afectar al precio de sus títulos.

Respecto a McKesson, Citi considera que opera en entorno muy competitivo en el que se podrían producir "caídas de los precios que afectasen a las ganancias de la compañía". Pero el banco de inversión advierte de más riesgos para McKesson. El principal pasa por la influencia que tiene un grupo reducido de clientes sobre sus cuentas. Y es que, según Citi, el 48% de sus ingresos dependen tan solo de 10 contratos, por la que la pérdida de alguno de ellos podría dañar fuertemente sus resultados.

Respecto a sus comparables

En febrero del pasado año, Thermo Fisher completó la adquisición de Life Technologies por 13,600 millones de dólares más la asunción de 1.500 millones en deuda neta. Una operación con la que confirmó su liderazgo en el subsector de los servicios de investigación científica y la biociencia.

"Con la adición de Life Technologies, estamos en una posición aún más fuerte para ayudar a nuestros clientes a alcanzar sus metas para la innovación y la productividad", declaraba entonces Marc N. Casper, presidente y consejero delegado de la compañía.

De hecho, respecto las compañías más grandes del mundo dedicadas a la tecnología de la salud, Thermo Fisher no se muestra cara por PER (número de veces que el beneficio está contenido en el precio de la acción). En 2015, la compañía cotizará a 16,8 veces, por debajo de las 22 veces de media a las que cotizarán las 20 más grandes de este segmento.

No en vano, el 11% que se espera que Thermo Fisher incremente sus ganancias este año respecto a 2014 es el noveno incremento más importante entre las empresas más capitalizadas de este sector.

En la misma línea, entre las siete grandes del sector de la distribución de tecnología sanitaria, McKesson es la que más barato cotiza, con un PER de 16,9 veces. En su caso, el crecimiento de su beneficio neto en 2015, de un 15%, se estima que sea el tercero más elevado entre estas compañías.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado