Bolsa, mercados y cotizaciones

Si este verano va de viaje... no se olvide de la 'Visa'

No llevar efectivo encima, disponer de seguro de viaje, evitar las comisiones por retirada de dinero en cajeros y por cambio de divisas.... son algunas de las ventajas de usar la tarjeta en el extrajero. ¿Inconvenientes? El elevado tipo de interés si emplea el crédito.

Antes, si teníamos previsto irnos a Estados Unidos o a Dinamarca nos pasábamos previamente por nuestra sucursal bancaria para proveernos de dólares o coronas danesas. Ahora, con la tarjeta de crédito, es más fácil llegar al aeropuerto y sacar dinero en el primer cajero que tengamos a mano. O mucho más cómodo, pagar la mayoría de las compras con tarjeta y destinar un mínimo de efectivo para cafés y poco más porque hasta el metro y el autobús pueden pagarse ya con el plástico.

Una de las ventajas de tirar de tarjeta en el extranjero es, precisamente, evitar la elevada comisión por cambio de divisa que cobra el banco para darnos efectivo. Algo de lo que no se librará si la operación la hace en un cajero electrónico de JFK de Nueva York, por ejemplo. Es, por tanto, aconsejable limitar el uso de cajeros y, a ser posible, calcular el dinero en efectivo que se necesitará y obtenerlo de una sola vez, en una única operación. Y es que el resto de operaciones, esto es, compra de productos y pago de servicios con tarjeta, no tienen comisión, a no ser que sea a crédito.

Otra de las ventajas radica en que suelen incluir seguros, de viaje o de asistencia en carretera. Es el caso de la Visa Classic de Ibercaja, que a cambio de una cuota de mantenimiento de 24 euros, dispone de estos productos. Pero no todo son bondades. A cambio de disponer de crédito muy fácilmente, el coste se dispara. Ya no hablamos de comisiones de mantenimiento, porque la tendencia del mercado camina en la dirección de no cobrar por muchos de los servicios, incluido constituir una tarjeta y mantenerla año tras año. Pero hacer uso del crédito y aplazar el pago de las compras sí se paga... y caro. Por ejemplo, la Visa iBanesto, que dan gratis por domiciliar la nómina, cobra el crédito a un 12,68 por ciento TAE; la 3Meses Sin de BBVA, también gratuita, cuesta un 20 por ciento TAE y la Visa Oro de Banco Pastor, que tiene una cuota de 65 euros, cobra el crédito a un 25,34 por ciento TAE.

Una de las novedades del mercado es la Money de La Caixa, que es gratuita si se solicita por Internet. Es prepago, muy sencilla de usar y es Visa, por lo que se puede pagar en comercios de cualquier país.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

juan
A Favor
En Contra

Mas bien, es si puedo en efectivo....si no puedo no hay vacaciones.las tarjetas solo dan beneficios a los bancos............

Puntuación 7
#1
elnem del inem
A Favor
En Contra

¿Tarjetas?...solo sirven para enriquecer más a los bancos.

Puntuación 6
#2