El fracking no es el principal culpable del hundimiento del petróleo: se ha producido una tormenta perfecta

8:15 - 11/07/2017
  • La ralentización de la demanda ha sido el mayor contribuyente al desplome
  • El auge de la producción fuera de EEUU también ha contribuido
  • La producción de shale ha 'abaratado' el petróleo en sólo cinco dólares
Quema de gas de un campo de petróleo junto a una bomba de extracción. Foto de Getty


En el verano de 2014, tanto el barril de petróleo West Texas (de referencia en EEUU) como el de Brent (de referencia en Europa) iniciaron lo que se puede denominar como el 'la gran recesión del petróleo'. Ambos barriles pasaron en año y medio de valer 100 dólares a caer a menos de 30 dólares. El auge del fracking y del shale en en EEUU ha sido considerado como la principal causa de este derrumbamiento de los precios, sin embargo, otros factores han podido tener más peso en esta 'recesión' que todavía retiene al barril de ambos tipos de crudo por debajo de los 50 dólares. | La OPEP necesita un milagro para sacar el petróleo del atolladero

Lutz Kilian, profesor de Economía de la Universidad de Michigan, defiende en el documento How the Tight Oil Boom Has Changed Oil and Gasoline Markets que la fuerte caída de los precios del petróleo desde julio de 2014 "es producto de una combinación de movimientos positivos por el lado de la oferta (producción), y de otros negativos por el lado de la demanda (consumo), asociados una inesperada reducción de la actividad económica global". 

"Sería tentador pensar que la caída del precio del petróleo se debe principalmente al boom del shale, pero este no es el caso", destaca este economista experto en materias primas.

En primer lugar, resulta relevante destacar que no todos los tipos de petróleo son perfectos sustitutos los unos de los otros, "esto quiere decir que las estadísticas que miden la producción total de crudo (son las más usadas para analizar equilibrio entre oferta y demanda) en barriles producidos de petróleo hay que tomarlas con mucha precaución", puesto que se agregan en una única métrica todos los tipos de oro negro. "Es decir que los desequilibrios en la oferta y la demanda pueden variar dependiendo del tipo de crudo", señala Kilian.

Muestra de petróleo pesado. // Fuente: Reuters

El shale oil (petróleo de esquisto) que se extrae a través de la técnica del fracking (fracturación hidráulica) es un petróleo dulce (contiene menos de un 0,5% de azufre) y muy ligero (con poca densidad). Este tipo de petróleo no puede sustituir, por ejemplo, al petróleo pesado (muy rico en betún) que se extrae en ciertos campos de Venezuela, México y Arabia Saudí. De modo que no todos los precios de los derivados del crudo tienen que verse afectados de igual forma por la caída del precio del Brent o del West Texas, porque esos derivados pueden estar compuestos por otros petróleos diferentes.

Estancamiento de la demanda

En el caso del Brent y del West Texas, que son petróleos dulces y ligeros (aunque levemente menos ligeros que el shale) "el mayor contribuyente a la caída del precio en estos tipos de crudo ha sido la reducción en el crecimiento de la demanda de petróleo". Según datos de la Agencia de la Energía de EEUU (EIA por sus siglas en inglés), entre el tercer trimestre de 2013 y el tercer trimestre de 2014 la demanda de crudo estuvo completamente estancada (en alrededor de los 93 millones de barriles al día o mbd), incluso con algunos trimestres de leves descensos.

Kilian sostiene que la explicación más usada para argumentar el fuerte desplome del crudo en diciembre de 2014 fue el anuncio de Arabia Saudí que aseguraba que no se iban a implementar recortes de la producción. No obstante, "no existen evidencias de que los agentes del mercado se sorprendieran por este anuncio y respondiesen a él vendiendo de forma masiva su petróleo. Más bien, este descenso coincidió con una caída de la actividad económica real". 

Junto a esta debilidad de la demanda, también es cierto que la oferta de crudo ha jugado un papel relevante, "pero esos cambios en la producción no se pueden atribuir simplemente al boom del shale. Aunque EEUU ha sido responsable de una parte del crecimiento de la producción de 2008 (unos 4 mbd)... también han sido notables los incrementos de la producción en Irak (+2,07 millones mbd), Arabia Saudí (+1,23 mbd), Rusia (+0,79 mbd) y Canadá (+0,73 mbd)", muestra el documento.

Kilian ha realizado una descomposición de los hechos que han influido sobre el precio del Brent y ha cuantificado su influencia sobre el precio. La conclusión es que aislando todos los factores, el shale oil ha podido reducir el precio del petróleo entre 5 y 10 dólares el barril (entre mediados de 2014 y mediados de 2015). 

Esta descomposición y aislamiento de los hechos "demuestra que la caída del petróleo habría sido muy similar entre 2014 y 2015 incluso sin el incremento de la producción derivada del shale, lo que implica que este tipo de petróleo no ha sido principalmente el causante del desplome". 

El fuerte retroceso del oro negro, que en la actualidad cotiza en los 46 dólares el barril de Brent, se debe a una combinación de factores o tormenta perfecta (shock negativo en la demanda, positivo en la oferta y, en menor medida, auge del shale oil en EEUU) que han arrastrado al crudo una situación compleja para los grandes productores de Oriente Medios.

Aún así, resulta complejo saber qué habría pasado si no se hubiese producido la revolución del fracking en EEUU. Es decir, sin el incremento de la extracción de shale en las rocas poco permeables gracias a las mejoras tecnológicas, quizá países como Arabia Saudí o Irak no hubieran aumentado su bombeo de crudo en un intento por mantener su cuota de mercado en un contexto de bajo crecimiento de la demanda.

De modo, que las conclusiones del trabajo de Kilian hay que analizarlas con precaución, puesto que aislar hechos (boom del shale) y asumir que el resto de los factores permanecen constantes puede producir unos resultados alejados de una realidad en la que las variables tienden a depender las unas de las otras.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 10

#1
10-07-2017 / 19:50
Puntuación -10

Lo he repetido hasta la saciedad...

#2
10-07-2017 / 22:55
Francisco Ruiz
Puntuación -5

documental Gasland:

https://vimeo.com/75524062

para entender que es el fracking

#3
11-07-2017 / 11:47
Shale guy
Puntuación 0

añade el cambio climatico a la ecuacion y agarrate.

#4
11-07-2017 / 11:52
NOS TIMAN
Puntuación 60

Curioso. El barril estaba a 100 dólares y e, precio del litro gasolina en 1,40 eur. Ahora el precio del barril es 46 y el litro gasolina 1,20.

Pues no entiendo nada.....

#5
11-07-2017 / 12:28
DOLLARTOWN
Puntuación 52

4.

La palabra mágica es "IMPUESTOS".

#6
11-07-2017 / 12:32
Luz Divina
Puntuación 37

#4 De tu argumento se extrae que cuando el petróleo sea gratis, el litro de gasolina valdrá un euro. No lo digo de broma: estoy convencida de que así será.

#7
11-07-2017 / 12:36
Sean
Puntuación 16

No han subido tanto los impuestos como para que solo baje 40 cts, es pura especulación y pura recaudación de estado que no le mete mano al asunto porque son los beneficiados de los IIEE.

#8
11-07-2017 / 12:48
P
Puntuación 2

en el precio final de un producto, el coste de la materia prima es un porcentaje. Esperar que el precio final baje lo mismo que la materia prima es un absurdo. El algodón esta a centavos de euro la libra y tu pagas 50€por unos vaqueros, y esperas pagar la mitad si el algodón baja a la mitad?.... y aquí no hay impuestos

#9
11-07-2017 / 13:13
Financiero
Puntuación 19

Aquí hay mucho cuento...

La cosa se explica que la oferta y demanda de petroleo se crea en los mercados de futuros, ni la OPEP ni Putina ni la compañía de morillos perdidos en el desierto.

-Cualquiera abriendose una cuenta en un broker puede ponerse a ofertar petroleo o a comprarlo (Sin ser productor ni consumidor)

-Partiendo de ello nos daremos cuenta que los principales oferentes y demandantes de petroleo son bancos de inversión, fondos de inversión, en definitiva especuladores, y no los productores reales ni los consumidores.

- Todas las historias de fracking y etc. no tienen capacidad de afectar al precio por la oferta, afectan a las expectativas de producción real, en base a las cuales se va a especular, de ahí que una noticia de estas sobre previsiones hace que el petróleo se mueva 5% en un día, sin haber variado ni una pizca la oferta y la demanda de petroleo en la economía real.

-La economía financiera y especulativa lo dirige todo, la OPEP ya no influye en los precios del petroleo más allá de sus informes para crear expectativas sobre la oferta de petróleo.

#10
12-07-2017 / 08:09
A #9
Puntuación 4

Tienes buena parte de razón, pero eso no explica de un modo completo el hundimiento del petróleo. Para entenderlo bien basta con leer el informe de ayer de Morgan Stanley, en el que afirmaba que en apenas tres años las fuentes de energía renovable serán las más baratas del mundo, su coste de producción estará por debajo del de los hidrocarburos.

En ese momento el petróleo estará muerto y lo que hacen los especuladores es adelantar lo que ya es inevitable. Y lo vienen haciendo desde hace mucho porque ese informe que ayer se hizo público ya circulaba de forma privada entre los gestores de los grandes fondos, que son los que marcan la tendencia del mercado.

Y te añado otra observación: al petróleo no lo han matado el fracking o el esquisto, en realidad la existencia de esas dos fuentes de crudo ha permitido alargar un poco más su vida al ofrecerle una perspectiva de futuro a un precio razonable y al alejar el famoso y falaz peak oil. Al petróleo lo han matado la OPEP y la especulación alrededor de ella, que llegó a convertirlo en un producto tan caro que resultó rentable invertir enormes cantidades de dinero en desarrollar las renovables.

Si a esto último le sumamos el hecho objetivo de que las renovables son mucho menos contaminantes y al terreno que van ganando las evidencias cada vez mayores del cambio climático entre la opinión pública (los votantes), sea cual sea su origen que no entro en eso, el resultado es una combinación letal para los hidrocarburos.

Para los años cuarenta de este siglo los hidrocarburos comenzarán a ser un mal recuerdo.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.




El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 101,71 -0,01 -0,01%
FRA 26,08 +0,15 +0,58%
ITA 164,68 -0,39 -0,23%
GRE 472,27 +0,37 +0,08%
POR 253,94 +1,42 +0,56%

Ecotrader



Evasión

La mayor terminal, en construcción

La mayor terminal, en construcción



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens