Ecoley

Los auditores ven como una amenza la actual presión regulatoria

Momento de la intervención de Antoni Gómez. eE
Sitges

Antoni Gómez, presidente del Colegio de Censores Jurados de Cataluña, lamentó hoy que uno de los principales retos que afronta el sector de la auditoría en la actualidad es la presión reguladora nacional e internacional que soporta y que "constituye una amenaza para la propia configuración de la profesión en el futuro".

En la inauguración del 28º Fòrum de l'Auditor Professional, que se desarrolla en Sitges, Gómez explicaba que todavía queda mucho por hacer para lograr más transparencia en la información financiera y no financiera y puso énfasis en la función social de la práctica auditora para alcanzar dicho objetivo. "Reivindicar la función preventiva de la auditoría en su objetivo de asegurar que la información divulgada sea relevante, en beneficio del conjunto de la sociedad", afirmó.

Los auditores prestan un servicio de interés público -explicó- dando confianza a la información que facilitan las sociedades. "Cada vez, como ciudadanos pedimos más información no solo financiera sino también no financiera de lo que hacen, tanto el sector público como el sector privado y, de ahí, nuestro papel como expertos independientes , con un código de ética y una metodología para ser escépticos al analizar lo que se está divulgando es esencial", señaló Gómez.

No obstante, consideró que las normas de procedimiento que se han aprobado para detectar la corrupción en las organizaciones y otras que reglamentan los procedimientos de cumplimiento normativo no son nunca suficientes y que es preciso seguir progresando, porque la sociedad, la complejidad de las operaciones que se hacen, las nuevas tecnologías en un entorno de cosas novedosas, exigen una adaptación continua.

Antoni Gómez remarcó que el elemento de información no financiera es cada vez más importante. "A la sociedad le interesa, no solo que las empresas vayan económicamente bien, sino qué hacen para ir bien", manifestó. "Cuando hablamos de cosas como el informe integrado, estamos pensando que hoy la creación de capital no solo lo es por el capital financiero", añadió.

"Hasta hace poco teníamos, por ejemplo, una ley de Protección de Datos Personales, con una primera legislación española que era reflejo de la europea estaba pensada para datos en papel y hoy en día la Unión Europea está pensando que el mayor repositorio de datos personales es a través de Internet y, por tanto, hay que regularlo de una manera diferente", dijo. "Esto mismo pasa con todos los elementos del compliance", apostilló.

Gómez concluyó que "hoy en día, la reputación de cualquier compañía es importantísima y un fallo en un elemento de cumplimiento puede arruinar su imagen y ello sin saberlo o sin pretenderlo, solo por un descuido. Ahí tenemos ese papel preventivo".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.