Ecoley

La Justicia reconoce un aumento por resultados de otra entidad del grupo

Foto: Archivo

La Audiencia Nacional (AN) ha reconocido, por primera vez, un aumento salarial basándose en las cuentas de otra empresa del mismo grupo. El fallo, de 18 de mayo de 2015, condena a la empresa Eltec a pagar a más de 100 trabajadores, un variable económico dependiente de las cuentas de otra de las entidades del grupo en su momento, T-Systems, y que se sitúa en torno a 1.000 euros de media por afectado.

La Audiencia Nacional reconoce, tras la denuncia de la Federación de Industria de USO contra la empresa y contra los sindicatos CCOO y UGT, que Eltec debe abonar un 25 por ciento de recuperación de salario ligado a las cuentas de T-Systems, aunque la empresa demandada ya no forme parte del mismo grupo que T-Systems, llamado ITC.

En 2012, la empresa practicó una reducción salarial a toda la plantilla, que tenían derecho a recuperar si se cumplían ciertos parámetros. Estos parámetros iban ligados a cuentas y presupuestos tanto de Eltec como de T-Systems. En el caso de los ligados a Eltec, esos resultados no se cumplieron, pero sí en lo referente a los presupuestos positivos de T-Systems.

La magistrada San Martín, ponente de la sentencia, destaca que "en lo que respecta al 25 por ciento indexado al presupuesto de ITC, si se alcanza por dicha sociedad el resultado antes de impuestos presupuestado anualmente por la misma, se procedería a la distribución del 25 por ciento de la reducción salarial pactada entre los afectados". Además, subraya que "probado que en 2015 el Grupo vende T-Systems Eltec, pero el acuerdo de reducción salarial alcanzado en 2012 continúa aplicándose actualmente en Eltec".

Este pago anual de 2016 tiene exactamente la misma redacción para el pasado 2017 y futuros años, por lo que, una vez que la sentencia sea ratificada por el Tribunal Supremo, las cuentas positivas de T-Systems darán lugar a ese pago, y así sucesivamente, explican los sindicatos.

La parte demandada alegaba que la medida respondía a la existencia de un grupo del que ambas empresas formaban parte y a una intención de integrar una en la otra que finalmente no fructificó. El hecho de que esta situación haya cambiado es lo que, a su juicio, permitiría aplicar en este caso la cláusula rebus sic stantibus para desactivar el compromiso de compensar la rebaja salarial mediante retribución variable.

Sin embargo, la AN lo niega. "No consideramos que exista presupuesto suficiente para su aplicación en este caso, en el que la alteración de circunstancias no aumenta extraordinariamente la onerosidad del compromiso adquirido ni frustra el fin del contrato, sobre por qué el cambio deriva de una decisión empresarial que pretende dejar sin efecto la parte del acuerdo que perjudica a quien ha decidido ese cambio", concluye.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado