Ecoley

La Audiencia declara herederos de Leopoldo María Panero a sus primos hermanos

Las Palmas de Gran Canaria, 12 mar (EFE).- La Audiencia Provincial de Las Palmas ha puesto fin al litigio abierto sobre el legado del poeta Leopoldo María Panero, que falleció hace cuatro años sin haber dejado testamento, al declarar como sus "únicos herederos" a sus cinco primos hermanos por vía paterna.

El escritor (Madrid, 1948-Las Palmas de Gran Canaria, 2014), miembro del grupo de Los Novísimos, falleció el 5 de marzo de 2014 a los 65 años, en el centro de salud mental de Las Palmas de Gran Canaria, donde pasó la última etapa de su vida.

Ese mismo año, sus cinco primos paternos (Juan José, María Luisa, María del Rosario y Paulino Alonso Panero y María Odilia García Panero) solicitaron a los juzgados de Las Palmas de Gran Canaria que los reconociera como únicos familiares vivos del poeta y, por tanto, como sus legítimos herederos, en vista de que no hizo testamento.

Sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia número 4 de la ciudad falló en su contra, por entender que no se había acreditado que hubiera fallecido la madre del poeta, la escritora Felicidad Blanc, ni tampoco los tres hermanos de esta.

La Audiencia revoca su decisión porque considera que, si el juez que vio en primera instancia este asunto tenía dudas sobre la existencia de otros posibles herederos, debió haber practicado pruebas para averiguar si era así, en lugar de desestimar sin más la demanda que habían presentado los primos del escritor.

Pero, además, el tribunal subraya que "la singular y conocida" historia de la saga de los Panero "libera" a los demandantes de la obligación de probar algunas circunstancias que "son públicas y notorias", como que la madre de Leopoldo María, "la escritora Felicidad Blanc, y hermanos fallecieron hace años".

En consecuencia, declara como "únicos herederos" del poeta madrileño a sus cinco primos hermanos por vía paterna.

Las cenizas de Leopoldo María Panero permanecen en el centro de salud mental donde falleció, a la espera, entre otras cosas, de que se aclarase quiénes eran sus sucesores legítimos y de que estos decidieran dónde reposarán definitivamente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado