Ecoley

Los letrados de Justicia exigen seguridad en los registros judiciales

  • Piden un protocolo entre Justicia e Interior que garantice su integridad
La Policía, durante una operación en una entrada y registro. Getty

Rafael Lara, presidente del Colegio Nacional de Letrados de la Administración de Justicia, exige medidas que garanticen la seguridad y la integridad de los letrados de la Administración de Justicia, antiguos secretarios judiciales, durante las diligencias de entrada y registro. Lara denuncia que durante el registro en Collado Villalba esta semana, que terminó con la detención del presunto narcotraficante Sito Miñanco, se produjo un tiroteo hiriendo a varios policías en presencia de una Letrada de la Administración de Justicia.

"Nuevamente, como pasó en las operaciones policiales de hace unos meses en Cataluña, la seguridad física de nuestros compañeros se ve puesta en riesgo", asegura Rafael Lara. "Es una realidad reiterada que dichas diligencias comportan un peligro para la integridad física, psíquica y social de los letrados judiciales", añade.

El presidente de los letrados de Justicia reconoce, en todo caso, la labor de la Policía en estas situaciones. "Adoptan con profesionalidad siempre medidas para evitar que ese riesgo se traduzca en un daño, pero ello no excluye que estemos ante actuaciones esencialmente peligrosas", apunta.

En este sentido, los letrados judiciales exigen "un Protocolo de actuación coordinado entre Ministerio de Justicia y de Interior, que garantice la dignidad profesional de los Letrados de Justicia en estas diligencias, su integridad física y seguridad, ni su indemnidad social". Además, subrayan que "no existe una compensación económica adecuada a aquellas diligencias más peligrosas o penosas o insalubres, por el lugar en el que se practican, por la duración de las mismas, por las horas a veces de madrugada en las que se realizan o el hecho de practicarlas sin estar de guardia en los registros simultáneos". Los registros policiales a los que son llamados letrados judiciales fuera del horario de la guardia, cuando son necesarios por necesidades del servicio, se retribuyen con la cantidad de 30 euros.

"Asumimos nuestra responsabilidad y actuamos con profesionalidad, pero nuestro Ministerio de Justicia debería activar las medidas protocolarias y retributivas adecuadas y proporcionadas en estos hechos", señala Rafael Lara. "Nadie puede evitar que como en Collado Villalba se produzca un tiroteo hiriendo a varios policías a presencia de un letrado judicial, pero la inexistencia de previsiones generales de seguridad y la desconsideración profesional y retributiva nos intranquiliza", añade.

Defienden su labor en la ejecución

Según Rafael Lara, en base a datos contrastados obtenidos de la estadística judicial del CGPJ que se ejecutan en los Juzgados un 37 por ciento más de procesos de ejecución de los que se incoan, aun mejorando los datos del pasado año 2015 donde también se superaba el 30 por ciento. "Volvemos a escuchar continuamente propuestas interesadas de colectivos que ponen en duda nuestra capacidad para hacer efectivas las sentencias dictadas", critica Lara.

El presidente de los letrados de Justicia rechaza que la fase ejecutoria recaiga en otros colectivos de profesionales, como los procuradores. "Queda esperar que la responsabilidad del gestor político no haga ceder un sistema rotundo legalmente y eficaz, para dar paso a otro inestable legalmente, parcial y de marcado interés corporativo, que redundará en perjuicio del mandato Constitucional, y los derechos y garantías ciudadanos", concluye.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado