Ecoley

Un expresidente salvadoreño niega que fue a una reunión previa a la masacre de jesuitas

San Salvador, 11 dic (EFE). El expresidente salvadoreño Alfredo Cristiani (1989-1994) negó hoy que haya asistido a una reunión con el alto mando del Ejército en la víspera del asesinato de seis padres jesuitas y dos colaboradoras en 1989.

El exviceministro de Seguridad salvadoreño, Inocente Montano, extraditado y procesado en España por la muerte de los jesuitas de nacionalidad española, reconoció recientemente que asistió a la reunión de la cúpula militar en la que supuestamente se planeó la matanza y señaló que en el encuentro estuvo Cristiani.

Montano dijo ante un juez de la Audiencia Nacional de España, según fuentes presentes en la declaración, que el cónclave se dio a las 23.00 hora local del 15 de noviembre de 1989, la víspera de los asesinatos.

"No estuve esa noche en una reunión en el Estado Mayor (sede de la cúpula del Ejército)", sostuvo Cristiani a la cadena Megavisión, pero admitió que se reunió el 12 de noviembre con el general y entonces ministro de la Defensa, Rafael Humberto Larios, y luego con "todos los comandantes del área metropolitana".

Señaló que la cita con Larios se produjo para que diera luz verde para utilizar la "artillería, caballería y la Fuerza Aérea" para responder a la ofensiva contra la capital lanzada por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) el 11 de noviembre.

"Me habían hablado para autorizar el uso de esas tres armas a partir de ese momento", acotó el exjefe de Estado, quien aseguró no conocer la razón por la que Montano lo involucró con la reunión en la que se presume se dio la orden de matar a los jesuitas.

Montano destacó en su declaración que el jefe de las Fuerzas Armadas en ese momento era Cristiani, a quien no achacó la responsabilidad en el asesinato, pero sí dijo que las decisiones que se tomaron en la reunión no eran consensuadas, sino que respondían a la cadena de mando.

Al ser cuestionado sobre este punto por la periodista de la referida cadena, Cristiani sostuvo que desconoce las declaraciones de Montano, pese a que sabe "lo que se ha dicho aquí en los medios".

Según el informe de la Comisión de la Verdad de la ONU de 1993, un grupo de militares del elite Batallón Atlácatl ingresó al campus de la jesuita Universidad Centroamericana "las primeras horas" del 16 de noviembre.

En el recinto, ejecutaron a los españoles Ignacio Ellacuría, Amando López, Juan Ramón Moreno, Segundo Montes e Ignacio Martín Baró, al salvadoreño Joaquín López, así como de la cocinera Elba Julia Ramos y su hija Celina, de 16 años, también salvadoreñas.

La investigación en España solo se sustenta por el asesinato de los cinco españoles y es uno de los pocos casos de justicia universal que continúan su curso después de la última reforma legislativa que limitaba mucho estas causas.

Recientemente, el fiscal general de El Salvador, Douglas Meléndez, aseguró que ha dado el aval a un tribunal para que se reabra el proceso contra los presuntos "autores intelectuales", entre los que se encuentra Cristiani, a petición de representantes de la Universidad Centroamericana (UCA).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias