"Cuando no se puede criticar el programa, hay que hablar de transparencia"

  • "Estamos obligados a adaptarnos a las necesidades tecnológicas"
  • "Aenor ha certificado que el Colegio es transparente"
  • "Hemos pasado de ser el más grande, a también el más importante"
El candidato Javier Íscar. Elisa Senra

"Cercano, constante y alegre", admite que la crítica que más recibe es que sonríe demasiado. Orgulloso de la prestigiosa marca del Colegio fuera de España, Javier Íscar se propone el relevo en el ICAM y seguir el camino ya iniciado en modernización tecnologíca para crear así un Colegio 3.0.

Tres adjetivos que definan a Javier Iscar

Cercano, constante y alegre. La crítica que más recibo es que sonríe demasiado.

¿Qué va a traer nuevo al ICAM Javier Iscar para romper la etiqueta de 'continuista' de Sonia Gumpert?

Es continuista porque he estado con Sonia Gumpert estos cinco años y he continuado con el estilo, pero Javier Iscar aporta cosas distintas, Sonia tiene su personalidad y yo tengo la mía. Yo aporto sobre todo una forma de gestionar, igual de comprometida, pero más equilibrada , un poco lo que buscan los colegiados. Lo que aporta Javier Íscar es experiencia en la gestión. Llevo casi 20 años gestionando despachos y entidades y eso se nota. Yo creo que el funcionamiento del Colegio de Abogados de Madrid depende de las personas que lo dirigen y que están en el día a día como empleados, es la gran diferencia que puede haber entre Sonia y yo, no es que ella no tenga alma tiene mucha alma, pero yo tengo una experiencia de gestor de despachos y de personas desde hace mucho tiempo, y eso me permite dirigir de una forma distinta el Colegio.

¿Cuáles son las primeras acciones o cambios que haría si resultara ser decano del ICAM?

En cinco años se ha hecho muchísimo pero es verdad que no ha dado tiempo a hacer todo. El principal cambio va a ser la transformación digital y eso va a permitir que la relación con el colectivo sea definitivo y de una vez por todas se consolide en el sentido de que el colegiado se sienta el centro del colegio. El desapego histórico del colegiado al colegio se está mitigando afortunadamente y hace falta rematarlo con un desarrollo tecnológico que funcionará a partir del año 2018.

¿Este desapego siempre ha sido así?

Sí, siempre ha sido así. Yo creo que el colegiado se ha sentido ajeno al Colegio porque era pagar una cuota y tenia la percepción de que el colegio no aportaba nada más que la colegiación obligatoria. Por eso hace falta una junta de Gobierno y un decano que trabaje, se remangue y baje a la arena, que le dediquemos horas y estemos entregados a la causa. Esto no está pensado para hacerse una foto con el ministro de Turno o con la Presidenta de la Comunidad de Madrid, está pensada para comprometerse y el resultado esté en la entrega de quien dirige y preside el ICAM.

Un abogado colegiado durante más de 4 años pagaría al año 388,56 euros. ¿Compensa?

Compensa porque cuando uno le dice al colegiado que con ese importe, que es el tercero más barato de España, tiene un seguro de responsabilidad civil de 300,000 euros, un seguro de vida de 20,000 y otros 60,000 en caso de accidente... tiene la posibilidad de acceder a 32 secciones por especialidad, tiene una sala de togas, que son salas de abogados con sus ordenadores y conexiones que antes no había, tiene el Congreso de Abogacía cada tres años y antes no se hacía en 421 años, tiene la posibilidad de acceder a una biblioteca y a unos cursos de formación de excedencia que de otra forma no accedería. Estamos diciendo que todos los colegiados ejercientes y no ejercientes pagando esa cuota tiene acceso a todo lo que un abogado necesita. Además, tiene la posibilidad de acceder al Club ICAM.

¿Se comunica bien esto?

Aquí afortunadamente ha habido un antes y un después. El departamento de comunicación no era un departamento era una persona, una gran profesional que no estaba siendo utilizada como merece el colectivo. Ahora tenemos un gabinete de prensa de 6 personas, una dedicada a redes sociales, un jefe de prensa... una de apoyo constante en temas informáticos y cada sección tiene su forma de comunicar a través de la comunicación corporativa del colegio de Abogados. Se ha hecho una nueva pagina web y la transformación digital que viene permitirá, además del acceso de móviles y tabletas, que la comunicación sea más tele dirigida de las materias de la especialidad de cada colegiado. En 5 años se ha conseguido mucho, hacer un gabinete de prensa ha sido ya un logro pero todavía tiene que ser específica y real.

Me parece interesante la transformación digital del Colegio 3.0, ¿cómo lo van a llevar a cabo?

Vamos a hacer un Test de madurez digital de cada colegiado, somos 77,000 colegiados y todos tenemos un acceso a la tecnología que pensamos que es de una forma y luego no sabemos si es un nivel dos sobre diez, tres sobre diez, o cinco sobre diez. El colegio está obligado a adaptarse a las necesidades tecnológicas de cada colegiado. Casi un 60-70% no tiene ni pagina web, tenemos que adaptarnos tantos a aquellos que ni siquiera tienen conocimiento de que una pagina web es más que necesaria... hay más de 8.000 colegiados que no tienen ni correo electrónico. Es fundamental que el Colegio ayude a todos los niveles de adaptación tecnológica, eso va a permitir que los que están más avanzados incluso puedan ayudar a los que tengan menos avance. Hablamos de un mentoring de los mayores a los jóvenes pero también un mentoring de aquellos que son expertos en nuevas tecnologías ayuden a los que no tenemos tanto acceso a la tecnología. Esto al final es intentar ir al ritmo de los que más conocen pero que los que menos acceso tienen a las plataformas digitales puedan en poco tiempo adaptarse a los que más saben y para ello es necesario ese test de madurez. Por eso hablamos de colegiado 3.0, hay mucho más, cuando hablamos de las nuevas tecnologías, blockchain, big data o inteligencia artificial tenemos que intentar que el colegio esté a la vanguardia. Es una oportunidad no una amenaza, es muy importante para aquellos abogados que pueden acceder menos al colegio. Por ejemplo los abogados de empresa, los grande olvidados. Las empresas tienen un equipo jurídico que exigen que el Colegio también se preocupe por ellos y yo creo que ahí estamos haciendo una labor muy importante para luchar por ellos a través de acercamientos y búsquedas para derecho de defensa y del secreto profesional. La transformación digital es una necesitad y el Colegio tiene que estar a la vanguardia, antes íbamos a pedales. Ahora va a estar todo en la nube, va a haber Interface y una comunicación dirigida a la especialización que es lo que el colegiado necesita.

El Colegio ha sido muy criticado por su falta de transparencia, ¿A qué se debe?

Cuando alguien habla de transparencia se le llena la boca, para eso hay que saber qué ha hecho el Colegio estos cinco años. Para empezar Aenor, ha catalogado que el ICAM tiene certificado de transparencia. Por tanto, hay una entidad especializada que dice que somos transparentes, pero además, la junta de gobierno por primera vez ha publicado íntegramente las actas de las juntas generales y antes no se hacía. Por primera vez, trimestralmente publicamos el grado de ejecución de los presupuestos y el colegiado puede ver en qué se gasta el Colegio cada euro presupuestado, y esto antes no se hacía, con lo cual esto sí que lleva transparencia. Transparencia son los hechos que se están haciendo y no hablar de que hay que ser un colegio más digno o transparente, la dignidad y la transparencia nos pertenece a todos y está en el ADN de los colegiados. También, queremos ir más allá y vamos a hacer una agenda abierta del decano para que cada colegiado pueda conocer anticipadamente dónde vamos a estar, vamos a publicar los protocolos de los contratos con proveedores, se van a elaborar los códigos de conducta de la Junta de gobierno y se va a crear la figura del portavoz de la Junta de Gobierno para comunicar el contenido de la actas de las juntas de gobierno, se va a participar activamente con todos los colegiados para cambiar los estatutos, yo cero que la transparencia son hechos y es muy fácil decir que la transparencia soy yo o la dignidad soy yo, yo creo que hay que intentar que nadie se apropie de términos tan importantes y tan de todos como son la transparencia y la dignidad. Con esto no se puede jugar.

Entonces cualquier colegiado puede acceder en cualquier momento y ver en qué se gasta cada euro... ¿Se ha podido hacer o se va a poder hacer?

Absolutamente. Se ha podido hacer en esta legislatura, trimestralmente se ha publicado la ejecución de presupuestos en el portal de transparencia del ICAM que informa a los colegiados. Lo que no pueden conocer los colegiados es el sueldo de los empleados porque está protegido por la Agencia de Protección de datos, y eso tal y como algunos candidatos dicen que se deba publicar, pues no se puede porque arriesga el prestigio y al reputación del colegio además de una multa muy considerable de la Agencia. La realidad es que cuando no se puede criticar nada del programa porque no se tienen ideas se tiene que hablar de transparencia y dignidad. Siempre se pueden hacer muchas más cosas hasta el punto que yo dije en el debate que aquellas propuestas de los demás que sean buenas en transparencia las haré propias, porque la transparencia no corresponde a ninguna candidatura, nos corresponde a todos.

¿Qué va a hacer para mejorar las quejas de los colegiados sobre el servicio médico ahora convertido en la Mutua MUSA?

Es un tema muy importante y delicado. El resto de candidaturas no han ofrecido nada. Nosotros hemos visos que hay un colectivo importante afectado por la subida de las primas de MUSA, en concreto a todos aquellos que tienen más de 65 años, entonces somos los únicos que hemos sacado un fondo de solidaridad y compañerismo porque el colegio siempre ha sido solidario, no solo en tema de salud, sino también el turno de oficio ha sido deficitario durante 5 años y ahora no lo es. Todos los colegiados hemos soportado el déficit de 2,5 millones de euros del Turno de Oficio y del Servicio de Orientación Jurídica, razón de más para que seamos solidarios con nuestros mayores que fue el origen del servicio médico del colegio. Ese fondo de solidaridad se va a aprobar en presupuestos en 2018, porque no están aprobados, los hemos dejado para marzo de 2018, y permitirá que se palíe esa subida excesiva de las primas de aquellos que más lo necesitan. Vamos a intentar que Musa sea una entidad más que rentable y vamos a acordar medidas con Musa para que los jóvenes accedan el primer año de forma gratuita y los años siguientes tengan descuentos importantes de acceso a MUSA y eso dependerá un poco más de que MUSA lo ofrezca porque es una entidad independiente y como tal el colegio no puede intervenir en MUSA sino intentar llegar a puntos de encuentro con ella para que sea solvente, y en eso estamos comprometidos y hemos lanzado un comunicado en ese sentido. Además, va a haber una figura el defensor de mutualista para que se busque el amparo y la ayuda del colegio para que los colegiados mutualistas se vean defendidos por una figura específica que se va a elegir en una junta general por todos los colegiados. Va a ser una figura que va a reivindicar que MUSA haga las cosas como se deben hacer. Musa sí lo va a hacer yo creo, el primer interesado en que funcione son los mutualistas y el consejo de administración de MUSA. El colegio tiene que estar detrás de esta figura para que no se bajen los brazos y siempre se proteja al colegiado.

¿Cómo va a crear una Identidad Corporativa propia y diferenciada para el Turno de Oficio?

El turno de Oficio necesita una reivindicación constante; y eso al final se logra y lo estamos viendo en el siglo en el que vivimos, que si no tienes identidad corporativa en páginas web y comunicación pues casi no existes y por supuesto bajo el paraguas del Colegio de Abogados de Madrid va a tener su propia identidad corporativa en lo que es páginas web y comunicación al colectivo específico de los abogados del turno. Queremos destacar que para nosotros todos son abogados. Distinguir entre abogados del turno de oficio y el resto de abogados creo que perjudica a la profesión. Los abogados del turno son abogados por encima de todo y los que no están en el turno lo son por encima de todo. No podemos hacer distinción entre abogados de primera y de segunda, son todos abogados de primera y van en el vagón de primera que es lo que estamos defendiendo. Esto permitirá que trabajando en una comisión de cinco personas que se ha creado y que seguirá después, de turno laboral, civil, penal contencioso, etc. y que conocen el turno de oficio porque lo viven día a día van a trabajar codo a codo con la junta de gobierno y con el decano para seguir reivindicándolo, pero siempre bajo una premisa que si el decano no se remanga y no trabaja de verdad por el turno no se consiguen los logros, los logros de estos cinco años que han sido insuficientes pero han sido un cambio de tendencia, ha sido posible porque la decana se ha remangado y la junta de gobierno ha apoyado como equipo a la decana pera reivindicar. Colgar las togas era impensable hace 10 años y ahora se han colgado togas para reivindicar. A través de un gabinete de prensa y un equipo fuerte hemos podido hacer tanto publicidad para temas de abogacía preventiva como reivindicaciones, las más importante las del turno de oficio y la de las tasas judiciales se conseguimos que se quitasen para particulares y queremos que se eliminen estas tasas para pymes y grandes empresas. La justicia debe ser gratuita y universal y no debe haber un costo por el acceso a la misma. Es coste debe ser para aquellos que se aprovechen de la Justicia y hagan un uso abusivo y fraudulento de la Justicia, ahí si que podría haber ciertas penas, pero no por el hecho de acceder.

¿Se van a poder subir las cuotas por una guardia en el Turno de Oficio?

Hay que evitar la trampa de decir que el hecho de recuperar la bajada del 20 por ciento es un éxito, porque es decir hemos conseguido estar como estábamos en 2012 que ya estábamos muy bajos. El gran logro de esta junta de gobierno ha sido el cambio de tendencia, hemos pasado de que se habían bajado un 20 por ciento los baremos a recuperarlos en tres tramos (3 por ciento, 7 por ciento y 10 por ciento) que se van a recuperar en el año 2018. Hemos conseguido subir algunos procedimientos que son aquellos que son los que representan el 85 por ciento del total de los procedimientos del turno de oficio, es importante porque es una subida insuficiente pero supone una subida necesaria y reivindicada por el colegio y el colectivo, pero claro que hay que buscar que sean más alta porque estamos hablando de un deber de defensa de los ciudadanos y un derecho fundamental. Debe tener una remuneración justa, en mi opinión es injusta todavía e insuficiente. Hace falta que se suba algo más para equipararlas a algunas comunidades autónomas que en algunos casos están un 50 por ciento más altas, esto no puede se puede consentir, no puede haber abogados de diferentes categorías en unas comunidades y en otras. Al igual que se puede equiparar a las policías municipales y locales. Muy de actualidad.

¿Cómo afronta las elecciones al mayor colegio de Europa en número de colegiados?

Hemos pasado de ser el más grande, a ser el más grande y el más importante. En Europa se considera al colegiado de Madrid, en Iberoamérica se considera al colegiado de Madrid. Ser colegiado de Madrid es marca. Es una marca importante y el orgullo de pertenencia cuando un abogado viaja se nota. Hasta el punto que la primera cumbre de justicia europea se ha hecho en Madrid por la buena relación con el colegio de París, de Roma, de Frankfurt, y la Law Society de Reino Unido. Esto hace que tengamos más voz en la UE, queremos luchar para que las normas que vengan de Europa sean favorables para los abogados. No podemos consentir que se pueda poner en riesgo el privilegio abogado-cliente de los abogados de empresa, por ejemplo, donde estamos haciendo una labor importante para que los abogados de empresa lo sean tanto como otros y se sientan defendidos al igual que los no ejercientes, pero los de empresa deben saber que si son ejercientes su derecho a la confidencialidad abogado-cliente se va a ver protegido si nosotros seguimos al frente de este Colegio.

¿Qué piensa de que haya tantos abogados en España?

El acceso hasta hace muy poco tiempo era sencillo, hacías la carrera de Derecho y te colegiabas. El acceso era ilimitado por el mero hecho de hacer la carrera. Ahora, el acceso se está complicando algo más con un máster de acceso, unas prácticas y un examen de estado. En nuestra opinión hay que hacer algunos cambios, porque aquí en Madrid parece que para acceder a la profesión de abogado tienes que tener al menos 3.000 euros para poder pagarlo. Yo creo que eso es error y además el ICAM debe participar más tanto del examen de acceso como en la incorporación de los abogados al colectivo. El ICAM debe tener voz y capacidad de decisión para decidir quién puede y quien no puede ser abogado porque la experiencia en países como Italia, Francia o Alemania, nos está diciendo que eso funciona y pone en valor a la profesión y que no se pone en duda la remuneración del profesional. El prestigio está también en que los ciudadanos vean que pagar un abogado es pagar calidad y excelencia, y que merece la pena pagar una remuneración de mercado y justa. Esto hay que defenderlo haciendo un acceso a la profesión algo más complicada, el examen es muy sencillo y hace media con el máster y las prácticas, es un poco coladero, esto hay que regularlo de alguna forma y creemos que el colegio debe ser el centro de formación de abogados, de verdad. Las universidades están haciendo mucho y bien por la profesión pero falta dar el siguiente paso.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Iuris

Viernes, 8 de Diciembre de 2017


Blogs






Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens

"Cuando no se puede criticar el programa, hay que hablar de transparencia" - elEconomista.es