Jane McCormick: "La mayor agresividad de las autoridades fiscales traerá más litigios"

Jane McCormick, responsable global de Impuestos de KPMG.
En profundidad
Más noticias

Jane McCormick es, en la actualidad, responsable global de Impuestos de KPMG. Tras 25 años de desarrollo profesional es conocida y demandada por los grandes contribuyentes en todo el mundo por su gran conocimiento sobre el entorno fiscal en rápida evolución. Antes de ocupar este cargo, Mc-Cormick desempeñó el cargo de responsable de Impuestos y Pensiones de KPMG en el Reino Unido y responsable de Impuestos de esta misma firma para Europa, Medio Oriente y África. Es una profesional de reconocido prestigio en el área tributaria, que es consultada por los responsables de muchas de las jurisdicciones fiscales del mundo a la hora de elaborar normativas nacionales y transnacionales.

¿Qué han supuesto las iniciativas BEPS en el comportamiento de las empresas y en la relación con las administraciones?

Se están produciendo cambios a gran velocidad en políticas fiscales a nivel global - impulsados tanto por BEPS como por las agendas nacionales y multinacionales. En primer lugar, por ejemplo, se están acometiendo reformas del IVA o de los impuestos sobre el consumo en todo el mundo, especialmente en India y la región del Golfo Pérsico. Muchos países necesitan incrementar sus ingresos fiscales por una amplia variedad de razones, y los impuestos indirectos son más eficientes, especialmente en un mundo de capital globalizado.

En segundo lugar, los impuestos están en la agenda de todos los Consejos. Proyectos como BEPS y la propia opinión pública están haciendo necesario que las compañías piensen hasta qué punto su política fiscal es sostenible y apropiada, y los asesores deben ayudarles a pensar en todas las implicaciones. Además, se va a producir un incremento de los litigios fiscales como resultado de una mayor fragmentación de la política fiscal.

En tercer lugar, el modelo de asesoramiento de las firmas de servicios profesionales está cambiando. Actualmente, los clientes esperan contar con un único interlocutor entre sus asesores para servicios coordinados a nivel global.

Finalmente, los avances tecnológicos implican que los despachos de abogados necesitan invertir continuamente en tecnología para asegurar que ésta sea una parte clave de su oferta.

¿Qué opinión le merecen las últimas propuestas de la Comisión para gravar la economía digital? ?

Una de las principales consecuencias de BEPS es la reducción continuada del apetito por una planificación fiscal agresiva por parte de las compañías, así como un mayor interés a la hora de asegurar que cualquier análisis fiscal esté en línea con el substrato comercial y la creación de valor de la compañía.

En el corto plazo, BEPS ha dado lugar a un incremento en la litigiosidad con las autoridades fiscales. En ocasiones, esto es resultado de que las autoridades fiscales nacionales luchan para aplicar las nuevas reglas; por ejemplo, cada una reclama una mayor parte de la generación total de valor en su país. En ocasiones, esto se produce porque el nuevo entorno ha animado a algunas autoridades fiscales a adoptar una postura más agresiva. Y, en ocasiones, es resultado de una legislación unilateral de "tipo BEPS" como el "Impuesto sobre los beneficios deslocalizados" de Reino Unido y Australia

Lo razonable es esperar que las mejoras en procedimientos de mutuo acuerdo y arbitraje como resultado de BEPS suavicen estas posturas y redunden en una mayor seguridad a medida que las compañías, autoridades fiscales y asesores aprenden a lidiar con las nuevas reglas. Sin embargo, aún existe el riesgo de que, paradójicamente, todo el programa BEPS lleve a una mayor fragmentación de la política fiscal global, a medida que los países lo implementen atendiendo exclusivamente a sus propios intereses, en lugar de crear una mayor cooperación y armonización.

Finalmente, desde la perspectiva de cumplimiento, BEPS ha aumentado la carga de trabajo tanto de los contribuyentes como de las compañías. El incremento de la documentación en materia de precios de transferencia y en los requisitos del informe país por país -country by country report- se traduce en muchos más datos que las partes han de recolectar y analizar.

¿Qué consecuencias puede traer la reforma fiscal anunciada por Trump?

Es cada vez más probable que EEUU promulgue una reforma fiscal en los próximos meses. Ahora que se ha llegado a un acuerdo sobre el presupuesto en el Senado, y asumiendo que el Congreso también lo apruebe, EEUU podrá aumentar su déficit hasta los 1,5 billones de dólares en los próximos 10 años. Ello significa que los Republicanos pueden seguir adelante con la reforma fiscal, o los recortes fiscales, dentro de ese límite y sin apoyo de los Demócratas.

Hoy en día, las principales reformas fiscales para las empresas se centran alrededor de tres temas: (1) una reducción en el tipo general del Impuesto de Sociedades (2), un cambio hacia un sistema territorial en forma de repatriación obligatoria para los beneficios obtenidos en el extranjero, y (3) la restricción de la capacidad de practicar deducciones en el pago de intereses. Una consecuencia potencial de cualquier reforma, puede significar menos conflictos futuros entre EEUU y la UE por una mayor alineación de sus sistemas fiscales. Pero, por otro lado, podría avivar el conflicto, sobre todo si las multinacionales norteamericanas responden mediante la vuelta al país de sus negocios, ya que su elección entre pagar impuestos en EEUU o en Europa sería, de este modo, más inmediata.

¿Cuáles cree que serán finalmente las principales consecuencias tributarias del modelo de relación que se adopte entre UK y la UE?

Tras el Brexit, el impacto sobre los impuestos directos será relativamente pequeño, aunque el Reino Unido se situará fuera de cualquier intento por parte de la UE de armonizar el sistema fiscal en sus estados miembros.

La gran pregunta está en cuál será el impacto sobre los impuestos aduaneros tanto para la UE como para el Reino Unido. Es importante para las empresas que se alcance lo antes posible seguridad jurídica en materia comercial. Es altamente improbable que el Reino Unido vaya a entrar en una unión adua- nera con la UE. Sea cual sea el resultado, habrá un enorme impacto sobre los controles administrativos y aduaneros, así como sobre el coste de cualquier tarifa que vaya a depender del acuerdo final. El gran problema para los negocios es que hacer cambios en la cadena de suministro y en la administración aduanera lleva tiempo.

¿Ve usted factible que las iniciativas de la UE en materia de armonización del IS puedan prosperar?

La iniciativa de armonización del Impuesto de Sociedades requerirá de un gran consenso político. En este momento, parece que hay interés en los grandes países, pero existe una oposición considerable desde los más pequeños. Es posible que las elecciones en Alemania hayan enfriado la situación. Hay un sentimiento generalizado en Bruselas de que si no se dan pasos hacia adelante antes del otoño de 2018, el proyecto perderá fuelle.

¿Cree usted que el incremento de la litigiosidad en materia fiscal que se ha producido en muchos países en la última década será un fenómeno recurrente o cree que la relación entre empresas y administración en el futuro finalmente evolucionará hacia relaciones más próximas y de colaboración?

Espero que lo segundo. Las mejoras en procedimientos de mutuo acuerdo y arbitraje llevarán a una mayor colaboración entre autoridades fiscales y, en última instancia, compañías. Además, a medida que los principios BEPS sean adoptados por las autoridades fiscales a nivel global, deberían dar lugar a un mayor acuerdo en asuntos de fiscalidad internacional y precios de transferencia.

Un mejor uso de la tecnología y del Data & Analytics puede significar que disminuya el número de disputas derivadas de malentendidos sobre los hechos o de errores básicos. Sin embargo, esto podría dar lugar a una mayor atención por parte de las autoridades fiscales sobre los principios subyacentes a cualquier análisis fiscal. Como he mencionado anteriormente, también hay un peligro real de fragmentación de políticas con las diferentes interpretaciones que los países y regiones den a BEPS para adaptarlo a sus situaciones particulares, y por la aplicación de soluciones unilaterales a la tributación sobre los negocios digitalizados.

Realmente, estamos en un momento en el que hemos de poner en marcha un diálogo abierto y honesto, para escuchar las preocupaciones y necesidades de todas las partes, e intentar asegurar que creamos el mejor sistema global para recaudar los impuestos necesarios, al tiempo que apoyamos el crecimiento económico. La alternativa es la fragmentación, que llevaría a ineficiencias, competencia fiscal y sería contraproducente tanto para las autoridades fiscales como para los contribuyentes.

¿Las iniciativas fiscales relacionadas con las buenas prácticas en materia de gobierno corporativo son un nuevo activo por la relevancia que tiene que las sociedades cotizadas sean gestionadas de forma adecuada y transparente?

Sí. Las expectativas de las compañías cotizadas en lo referente a cómo gestionan sus asuntos fiscales se han incrementado de forma significativa en los últimos años.

Los profesionales de KPMG abogan por que las compañías aporten voluntariamente información relevante, en línea con temas de public trust como el reporting sobre igualdad de género o la huella de carbono. El buen gobierno alrededor de los procesos, controles y reporte fiscal de una compañía constituye un activo para cualquier empresa. Una mala gestión puede conducir a un verdadero daño reputacional.

¿Qué cambios traerá la tecnología para el asesoramiento fiscal?

El mayor cambio se dará en servicios de cumplimiento fiscal, que en el caso de las firmas miembro de KPMG representan una parte muy significativa de nuestro negocio. En el futuro, todo el proceso de preparación de las declaraciones de impuestos estará completamente automatizado. Además, las autoridades fiscales invierten en tecnología, lo que les permitirá analizar una cantidad significativamente mayor de datos, lo que lógicamente desembocará en un mayor nivel de escrutinio sobre el contribuyente.

Por último, los servicios de asesoramiento fiscal se beneficiarán, como todo en general, de los avances en Data & Analytics.

¿Hasta qué punto las firmas de asesoramiento fiscal deben comprometerse en construir -entre compañías y Administración- unas relaciones basadas en la confianza?

La construcción de relaciones de confianza entre contribuyentes y administración, así como con terceros interesados, es crítica. Es, además, una parte clave del propósito de KPMG. Tales relaciones de confianza no solo son importantes para las compañías y la administración, sino para la sociedad civil en general. Es en propio interés de las firmas dedicadas al asesoramiento fiscal el contribuir a aumentar la confianza y a asegurar que el sistema trabaja para la sociedad en su conjunto

.
PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 2

#1
12-11-2017 / 08:40
RG
Puntuación 0

Si: pero también más duros!

#2
15-11-2017 / 13:44
Republicano1944
Puntuación 0

Esta ilustre es la consejera mundial de KPGM para cuidad a los evasores. Menuda mafia.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Iuris

Viernes, 10 de Noviembre de 2017


Blogs




Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens

Jane McCormick: "La mayor agresividad de las autoridades fiscales traerá más litigios" - elEconomista.es