Solo los trabajadores en activo pueden acogerse a ventajas del convenio

  • Los despedidos de las cajas no se benefician en sus hipotecas
Foto: Archivo

Los trabajadores de cajas y entidades de ahorro afectados por un despido colectivo previo a la entrada en vigor del Convenio Colectivo de junio de 2016 no pueden beneficiarse de las mejoras introducidas sobre los tipos mínimos de interés -cláusulas suelo- de sus créditos hipotecarios con la entidad en la que prestaban sus servicios, que pasan de fijos a variables para aprovechar la caída de los tipos de interés.

Así lo determina la Audiencia Nacional, en una sentencia de 14 de septiembre de 2017, en la que señala que el tipo mínimo aplicable del Convenio no le será de aplicación, porque ha dejado de estar bajo su ámbito de vigencia. Y ello aun cuando la conversión se produzca en 2017, pero el contrato se haya extinguido con anterioridad. Cuestión distinta es aquellos en los que en el momento de la extinción ya les resulte de aplicación el Convenio y su regulación en 2017 y 2018.

El ponente, el magistrado Gallo Llanos, señala que la mera lectura del acuerdo evidencia que las partes quisieron establecer un complejo régimen de ayudas financieras para los empleados que en su condición de tales concertaron préstamos con la entidad, estando las condiciones pactadas supeditadas al mantenimiento de dicha condición, estableciendo al efecto un singular régimen para la extinción o novación de los mismos una vez se pierda la condición de empleado por aplicación del Acuerdo de despido colectivo,

Por ello, concluye el ponente que del acuerdo se infiere con claridad que el tipo de interés aplicable a cada operación de conversión -fijo o variable-, y en su caso los criterios para la determinación de éste -porcentaje sobre euribor y cláusulas suelo y techo en su caso-, han de ser las vigentes en el momento de la conversión prolongándose a lo largo de toda la vida del préstamo, lo que impide la aplicación del régimen de modificación de la cláusula suelo prevista en el artículo 62.3 del convenio para los préstamos para empleados.

Así, añade Gallo Llanos que "en modo alguno las partes quisieron equiparar el régimen de las ayudas financieras que se fijó para los empleados, al de aquellos que han dejado de serlo en virtud del acuerdo, puesto que si ésta hubiera sido su intención, así se hubiese dispuesto de forma más sencilla, sin necesidad de fijar un complejo régimen de novaciones y extinciones contractuales".

Las novaciones contractuales de los préstamos previstas tienen lugar cuando el afectado por el Acuerdo de 20 de mayo de 2016 ha extinguido su contrato, puesto que se producen en los tres meses siguientes a la extinción de relación laboral, por lo que el afectado ya no encuentra dentro del ámbito de aplicación del Convenio aplicable a la empresa, pues ha perdido su condición de empleado de la misma.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Iuris

Viernes, 13 de Octubre de 2017


Blogs




Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens

Solo los trabajadores en activo pueden acogerse a ventajas del convenio - elEconomista.es