El Supremo retira de la defensa a un abogado de oficio tras leer su recurso

4/09/2017 - 21:08
  • "El escrito carece de ligazón discursiva y dice una cosa y la contraria"
Foto: Archivo

El Tribunal Supremo, antes de dirimir sobre un recurso de casación, ha retirado a un abogado del Turno de Oficio de la defensa de su cliente por apreciar "una falta absoluta de defensa" en su recurso. El Supremo, en un auto, califica el escrito como "collage de consideraciones jurídicas carentes de ligazón discursiva" y "huérfanas de correspondencia con las objeciones que plantea, sosteniendo en ocasiones una cosa y su contraria".

El Supremo explica que "la voluntad del condenado de que su condena sea revisada judicialmente se ha saldado con la presentación meramente formal o aparente de un recurso", ya que "la específica actuación profesional desplegada, por desatender el análisis de la realidad fáctica y jurídica plasmada en la sentencia, no posibilita la revisión de la sentencia condenatoria en los términos que son inherentes al desacuerdo expresado por el acusado".

El Tribunal recuerda que "la mejor o peor calidad jurídica de los escritos es algo extraño al juzgador, salvo flagrante infracción del principio de defensa como ocurre en este concreto caso".

La sentencia recurrida fue dictada el 17 de octubre de 2016 por la Audiencia Provincial de Barcelona, y condenó al acusado a 12 años y medio de prisión por delito continuado de agresión sexual; y a otros tres años de prisión por delito continuado de abusos sexuales. El acusado, pese a haber reconocido los hechos en el juicio oral, reclamó un abogado que recurriese en su nombre el pronunciamiento de condena, concretamente, si era o no pertinente que la sentencia declare una doble responsabilidad criminal desde una misma continuidad delictiva.

"Solamente en los casos , como el que es objeto de esta resolución judicial, en donde se aprecia una falta absoluta de defensa, puede el Tribunal dar traslado al correspondiente Colegio de Abogados para que designe un nuevo colegiado que instrumentalice en términos sustanciales el derecho de defensa que a toda parte corresponde", indica la Sala.

El auto recuerda la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que establece que la mera designación de un letrado no garantiza por sí misma la efectividad del auxilio, ya que, de lo contrario, si el abogado eludiese sus deberes de defensa, se amenazaría con convertir la asistencia jurídica gratuita en una palabra vacía. "Por ello, las autoridades nacionales competentes están obligados a intervenir cuando el abogado de oficio fracase de forma manifiesta en su defensa", subraya el Supremo.

La resolución destaca que los colegios profesionales de abogados deben recoger las peticiones de defensa de oficio y canalizarlas hacia aquellos profesionales que satisfagan las necesidades de capacitación y compromiso que ellos mismos establezcan.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 1

#1
07-09-2017 / 15:44
bb
Puntuación 1

No me extraña.

He sido usuario de abogados de oficio por la justicia gratuita, y no he ganado absolutamente ningún caso, se limitan a lo mínimo imprescindible para cubrir el expediente y cobrar.

Me imagino que será por la miseria que les pagan, pero pienso que en ese caso no deberían estar en ese turno de oficio gratuito, el cliente no se merece estar condenado a perder y no recibir el mismo trato e interés si pagase de su bolsillo el precio de mercado del letrado.

Todos salen perdiendo, el cliente pierde el caso, y el Estado pierde el dinero , aunque sea poco que le paga al letrado de oficio.

En fin, una ruina, y siempre a cargo de los mismos, y el Estado pensará que está haciendo un gran trabajo y dando ayuda al necesitado, que falacia.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Iuris

Viernes, 8 de Septiembre de 2017


Blogs




Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens

El Supremo retira de la defensa a un abogado de oficio tras leer su recurso - elEconomista.es