Los asesores fiscales niegan que las grandes empresas tributen poco

  • Estiman que el tipo efectivo es del 26,4% y no del 7% que dice Hacienda
Imagen de Dreamstime

Las grandes empresas pagan un tipo efectivo del 26,4% en el Impuesto sobre Sociedades y no del 6,9% como reiteradamente afirman las cifras manejadas por la Agencia Tributaria, según las conclusiones del Estudio de situación de la carga de las empresas, elaborado por el Gabinete de Estudios de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf).

"Creemos y demostramos que no es cierto lo que dice el Gobierno sobre que las empresas españolas tributan a un tipo bajo, y además lo demostramos utilizando los mismos datos que la Agencia Tributaria, que mezcla magnitudes que simplemente no son comparables", comentó ayer José Ignacio Alemany, presidente de la Aedaf, en el acto de presentación del informe.

Considera Alemany que hubo "precipitación por parte del Gobierno en los cambios introducidos en el Impuesto de Sociedades a finales del pasado año y en la fijación del mecanismo para su contabilización, ya que se dio a conocer cuando muchas empresas ya habían elaborado sus cuentas anuales".

Falta de definición

No existe una definición en la legislación que aclare y fije lo que es el tipo efectivo. Así, el informe parte de la definición de la regla de contabilidad NIC 12, que señala expresamente que "el tipo medio efectivo será igual al gasto (ingreso) por el impuesto sobre las ganancias dividido entre el resultado contable".

En las dos metodologías seguidas por la Aeat, en una se incluyen los beneficios obtenidos por las empresas en todo el mundo y no solo en España, lo que hace que el nivel de tributos pagados salga muy bajo, del orden del 7%. En la segunda metodología se restan las deducciones por doble imposición, lo que para Helena Pujalte, directora del Gabinete de Estudios de la Aedaf y coordinadora del trabajo, explicaba que la diferencia reside en que la metodología de la Aedaf descuenta las deducciones por doble imposición, lo cual no tiene sentido, ya que se trata de impuestos que ya han pagado las empresas. Si descontamos esta cantidad, que es lo que hace Hacienda, no hablamos de los impuestos que realmente pagan las empresas.

Pujalte considera que "al realizar el cálculo, no restamos esta deducción por doble imposición y esto tiene un impacto brutal porque las deducciones por doble imposición son las de mayor importe, y eso es lo que da lugar a que estas diferencias sean tan acusadas".

Según Beatriz Ladero, vocal responsable de Estudio e Investigación de la Aedaf, "para empresas que no forman grupo el tipo efectivo ronda el 27% y las empresas que forman grupo, las grandes compañías, tienen un tipo efectivo del 26,4%, muy cercano al de las empresas que no forman grupo. Las diferencias con el nominal no son tan elevadas como defiende el Ministerio de Hacienda y Función Pública."

El Estudio revela que el tipo efectivo del Impuesto sobre Sociedades en 2014 fue del 26,8%, lo que pone de manifiesto su proximidad al tipo nominal (30%). Las empresas que no forman grupo tuvieron un tipo efectivo del Impuesto sobre Sociedades en 2014 -último año con cifras oficiales definitivas- del 27%.

Las empresas que forman grupo -generalmente, grandes empresas- soportaron tipo efectivo del Impuesto sobre Sociedades en 2014 del 26,4%, por lo que no existen apenas diferencias con el tipo efectivo aplicable al resto de contribuyentes (27%).


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 3

#1
09-03-2017 / 11:17
Libertad y derecho
Puntuación 0

La mafia estatal señala culpables para que la masa pida sangre y así tener un pretexto para robarles más para que la casta extractiva y parasitaria viva como reyes a costa de la sangre del pueblo.

La mafia estatal señala continuamente a sus víctimas cuál comité de salvación nacional francés y a continuación las muestra al pueblo camino de la guillotina sin darles posibilidad de defensa. Así justifica su latrocinio buscando convertir a los contribuyentes que no han sido robados esta vez en bestias sedientas de sangre, justo como hizo la revolución francesa con las tejedoras, que aplaudían como bestias cada vez que alguien era ejecutado, sin importarles que la revolución hubiese eliminado los abogados y el derecho a la defensa y que sólo bastase una acusación para morir.

Si queremos evitar un baño de sangre no debemos caer en los engaños de los nuevos Robespierre cuando nos presenten como insolidarios a los ricos, grandes empresas, autónomos, herederos ... porque no es más que pura demagogia para robar impunemente a una persona.

#2
09-03-2017 / 12:55
Famega
Puntuación 0

Pues la Aeat debe hacer una rectificación inmediata o aclaración.

#3
12-03-2017 / 15:35
asco, asquito ascazo de admin.
Puntuación 0

Y lo dicen los primeros morosos hacienda y las administraciones que pagan con retraso a proveedores y están exentas de pagar intereses de demora, cada día da más asco el tejemaneje burocrático y lo público siempre mirando por ellos, arruina empresas privadas


Iuris

Viernes, 8 de Septiembre de 2017


Blogs




Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens

Los asesores fiscales niegan que las grandes empresas tributen poco - elEconomista.es