El Supremo niega que las empresas puedan eludir la huelga con subcontratas

  • Una empresa con solo relación clientelar es ajena a la que soporta el paro
  • La sociedad no podía impedir que se usaran servicios de otras mercantiles

El Tribunal Supremo ha desmentido hoy en una nota que permita eludir la huelga con subcontratas o que avale que se pueda eludir una huelga con subcontratación, tal y como titulaba hoy el diario Expansión.

Elsindicato Comisiones Obreras (CCOO) emitió una nota en la que advertía que "no es cierto que la sentencia del Tribunal Supremo haya admitido que ante una huelga convocada se pueda suplir la actividad de los trabajadores acudiendo a subcontratas y cree que haciendo esta consideración se puede correr el riesgo de exagerar los efectos y omitir las matizaciones que introduce el Supremo".

Concluye el TS que laconducta de la empresa consistió únicamente en comunicar a sus clientes que no podía realizar los trabajos comprometidos, y con ello no "puede decirse que hubiese menoscabado la posición negociadora de los representantes de los trabajadores. Se declara ajustada a derecho la medida de reducción sazlarial al quedar acreditada la disminución de las ventas y el estado global de pérdidas, con perspectiva de futuro también negativa".

La sentencia - de 26 de noviembre de 2017- establece que las compañías clientes de una empresa en huelga, "con la que no tienen vinculación más allá de la meramente clientelar, puedan contratar con otras los trabajos que tenían suscritos con la empresa en huelga". En definitiva, el TS estima que la empresa no vulneró el derecho de huelga de sus trabajadores.

El ministro Catalá matiza

Incluso, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, matizó la información indicando que:?Creo que lo que el TS hace es matizar que cuando no hay una vinculación esencial entre el prestador de servicios y el subcontratista, ahí puede haber una flexibilidad para garantizar la actividad de las empresas". Y añadió a continuación, que el TS "ha abierto una línea para que se respete el derecho fundamental a la huelga y al desarrollo de la actividad económica de las empresas".

El Supremo en esta sentencia revoca el fallo de la Audiencia Nacional (AN) que declaraba nula una medida de reducción salarial por entender que la empresa vulneró el derecho fundamental de huelga, que los trabajadores mantuvieron durante parte del período de consultas. Por ello, declara ajustada a derecho la medida de reducción sazlarial al quedar acreditada la disminución de las ventas y el estado global de pérdidas, con perspectiva de futuro también negativa.

El ponente, el magistrado Souto Prieto, considera que en esta ocasión no se puede aplicar la doctrina que el Alto Tribunal ya había aplicado en las sentencias de los casos del Grupo Prisa y Coca-Cola, porque el sindicato -la Confederación General de Trabajadores (CGT)- que reclamaba la violación del derecho de huelga no había presentado demanda, porque la empresa contratista no tenía posibilidad de impedir que los clientes usaran los servicios de otras empresas y porque no existían vinculaciones entre las empresas implicadas, principal y contratista, que permitiesen aplicar esa doctrina.

Indica el magistrado que la apreciación que hace la sentencia de la AN recurrida sobre la supuesta vinculación de la empresa Altrad, cuyos empleados estaban en huelga, con sus empresas clientes "es tan amplia que conduciría a consecuencias totalmente exorbitantes respecto de una adecuada protección del derecho de huelga".

Y sostiene el magistrado Souto Prieto su alegación con el argumento de que "si se impidiese a los destinatarios de los trabajos, que no lo tengan prohibido por contrato, contratar con otras, llegaríamos a sostener, como señala en su informe el Fiscal de la Audiencia Nacional, que los consumidores habituales de un comercio no pudieran comprar en otro, en caso de huelga en el primero, o que, la empresa que tenga que realizar determinados trabajos no pudiera recurrir a otra empresa de servicios".


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 2

#1
15-03-2017 / 18:16
jajaja...
Puntuación 2

El periodista ha confundido lo que es un esquirol de toda la vida y algo que no se puede hacer que es sustituir a los trabajadores en huelga con lo que dicta el tribunal.

Una empresa en huelga no puede hacer relojes y una segunda empresa que no tiene nada que ver con la primera sino también sería contrario a la ley, se los compra a otra.

Osea el empresario pierde sus ventas y la empresa que los compra o la que se los venden no es del grupo propio. Ningún problema con la sentencia...

Que malotes somos, queremos que valga de todo.

#2
16-03-2017 / 14:53
jajaja...
Puntuación 1

Por cierto además de ser un ejemplo claro de mal periodismo, ese medio no rectifica ni se disculpa ante una información sesgada y errónea.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Iuris

Viernes, 10 de Marzo de 2017


Blogs




Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens