Inversion a Fondo

BNY Mellon: "Es peligroso considerar el retorno absoluto como una alternativa a la liquidez"

En un contexto en el que las valoraciones de los activos, tanto de renta fija como de renta variable, empiezan a estar caros, cada vez son más los inversores que apuestan por incluir estrategias de retorno absoluto en sus carteras. Hablamos de ello con Aaron Pataki, gestor de BNY Mellon Global Real Return Fund, uno de los fondos más grandes del mercado, con 4.000 millones en activos bajo gestión.

Los fondos de retorno absoluto se han hecho muy populares en el último año. ¿Por qué este tipo de estrategias pueden tener sentido en este entorno?

El éxito no solo se ha dado en España, sino también en el resto del mundo y creo que la principal razón es que las valoraciones en muchos activos son muy altas y los inversores buscan estrategias que les permitan descorrelacionar sus carteras para proteger sus ganancias cuando el mercado cae y participar de parte de las subidas cuando el mercado está al alza. Lo bueno de este tipo de estrategias es que la composición de la asignación de activos la hace el propio gestor con una gran flexibilidad y rapidez, que le permite adaptarse a cada circunstancia del mercado cuando éste cambia.

¿Se puede considerar este tipo de estrategias como una alternativa a la renta fija?

Sí, aunque en estas estrategias hay muchos tipos de inversores. En renta fija, las rentabilidades han caído mucho y hay muchos inversores que han perdido el interés por invertir en bonos gubernamentales y buscan con fondos como éste rentabilidades similares que en el pasado, pero asumiendo menor riesgo, igualándola a una estrategia de liquidez. Creo que considerarlo así es un poco peligroso, porque al final estás asumiendo riesgo en la cartera y volatilidad, aunque sea baja.

Viendo su cartera, sorprende que tiene el 20% del fondo en bonos gubernamentales...

Cuando invertimos en bonos gubernamentales no lo hacemos en todas las regiones, sino que nos gustan las duraciones largas solo en Australia y Nueva Zelanda, ya que son países que nos gustan atendiendo a sus perspectivas económicas a largo plazo. Tienen una economía muy ligada a la industria de los recursos naturales y creemos que si se modera la demanda de estos recursos en las economías emergentes en general, y en China en particular, tendrá un impacto negativo en las economías de estos dos países, así como en Canadá. Esto puede provocar que sus bancos centrales se vean obligados a reducir tipos de interés, lo que beneficiaría a la rentabilidad de sus bonos a largo plazos. La otra posición que tenemos en bonos de gobierno es en EEUU, como cobertura para la inversión en acciones y en crédito.

¿Es esta exposición tan alta a deuda gubernamental lo que explica que en los últimos 12 meses su fondo pierda un 2%?

Si ves la evolución trimestral del fondo, se ve cómo justo en el primer trimestre post Brexit tuvimos uno de los mejores trimestres de nuestra historia con alzas del 4% y picos del 10%, y el siguiente recortamos la mitad de lo que habíamos ganado. La fotografía a 12 meses es muy complicada de leer por estos dos motivos, pero no pensamos que nos hayamos equivocado en la estructura de la cartera, confiamos en ella. Creemos que tras las elecciones de EEUU lo que cambió fue el sentimiento del mercado, pero no la estructura del mismo, y sigo pensando que sigue siendo la deflación el riesgo que domine el mercado a medio y largo plazo debido a la tecnología o a la caída en el precio de las commodities. De ahí nuestra posición en bonos gubernamentales, aunque sabemos que no es la opción del consenso y que no lo está teniendo en cuenta. Nuestra opción es que el QE es a largo plazo deflacionista, no inflacionista, salvo por el hecho de que impulsa los precios de los activos.

¿Tiene sentido entonces que los bancos centrales sigan fijándose en la inflación a la hora de elaborar sus planes de política monetaria?

Creo que decidir la política monetaria atendiendo a métricas tradicionales no tiene sentido. La razón por la que la inflación es baja es por un tema estructural que los bancos centrales no van a ser capaces de cambiar y el objetivo del 2% de inflación es un concepto completamente erróneo y no creo que se llegue a ese nivel en mucho tiempo. Los bancos centrales no deben obsesionarse con la inflación y quizá sería más positivo para la economía subir los tipos de interés, ya que eso favorecería el desapalancamiento financiero y reduciría las distorsiones financieras que estamos viendo, porque la liquidez del sistema no está mejorando la productividad, sino yendo a sectores económicos que no impulsan el crecimiento de la productividad.

Se habla mucho de que en el mercado puede haber sorpresas negativas en el corto plazo. ¿Dónde las ve?

Tenemos un marco de valoraciones que nos dice que no es el momento de invertir porque el margen de seguridad en acciones, bonos corporativos y activos alternativos es mínimo, y cualquier cambio en el sentimiento de mercado puede tener un fuerte impacto en el precio de los activos. No sabemos cuál será el catalizador, si un acontecimiento político, una subida abrupta de los tipos de interés o China, pero a veces no necesitas un solo catalizador, sino que basta solo un cambio en el sentimiento de mercado para cambiar la dinámica.

¿Está cubriendo su cartera ante la posibilidad de alguno de estos eventos?

No. En realidad, tenemos una cartera muy defensiva, así que si hay un repunte de la volatilidad nos beneficiaría porque la exposición neta de la cartera al mercado de renta variable es de solo el 30%, por lo que es muy baja y tenemos exposición a bonos gubernamentales y a refugios como el oro.

Su fondo tiene 4.000 millones de euros en activos y hemos visto cierres de fondos similares con patrimonios más bajos. ¿Se plantea cerrarlo a nuevos inversores?

No, no nos hemos marcado ningún patrimonio máximo. El tamaño no es algo que nos preocupe, y de hecho, creo que mucho de los soft close que se han anunciado en otros fondos que siguen estas estrategias se deben más a campañas de marketing que la idea que venden de que con ello están protegiendo a sus inversores.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado