Internacional

Un alto cargo del Gobierno de EEUU dice que trabaja desde dentro para frustrar la agenda de Trump

  • Denuncia la "amoralidad" del presidente en un artículo anónimo en el NYT
Trump y parte de su equipo original en el Despacho Oval. Foto: Reuters.

Un "alto cargo" del Gobierno de Estados Unidos ha publicado de forma anónima un artículo de opinión en The New York Times en el que revela una "resistencia" dentro de la Administración para frenar los impulsos del presidente, Donald Trump, en línea con lo que recoge el periodista Bob Woodward en su último libro y que cita fuentes internas.

The New York Times explica que ha decidido conservar el anonimato del firmante porque es una persona pública y su labor podría verse comprometida si sale a la luz su identidad. En este sentido, considera que su testimonio ofrece una "importante perspectiva" para entender los entresijos de un Gobierno que parece caótico a ojos de la opinión pública.

En el artículo, se habla de una "resistencia silenciosa" que intenta, desde dentro del Gobierno, "frustrar parte de la agenda (de Trump) y sus peores inclinaciones". "Yo soy uno de ellos", cuenta esta persona, para quien la primera obligación de todo funcionario pasa por proteger los intereses del país por encima de los del presidente.

"La raíz del problema es la amoralidad del presidente", reza el texto, en el que se da cuenta de "impulsos equivocados" y que en ocasiones van "contra el comercio y contra la democracia". En este sentido, esgrime que Trump ni siquiera muestra un mínimo respeto por las políticas y valores de la formación que le aupó al poder, el Partido Republicano.

Según esta versión, Trump toma decisiones sin estar lo suficientemente informado o de forma "imprudente" o impulsiva, lo que se traduce en una constante sensación de tensión de todo el equipo que le rodea. "La mayoría trabajan para aislar sus operaciones de los caprichos" del presidente, afirma el alto cargo anónimo.

"Hay adultos en la sala"

"El comportamiento errático sería más preocupante si no hubiese héroes en la sombra en la Casa Blanca y sus inmediaciones. Algunos de los asesores que han aparecido como villanos en los medios de comunicación, pero en privado han hecho mucho para contener las malas decisiones", añade.

Así, y aunque admite que puede ser de poco alivia en esta "era caótica", el alto cargo afirma que la ciudadanía debería saber que "hay adultos en la sala" capaces de lidiar con el mandatario. "Reconocemos por completo lo que ocurre y estamos intentando hacer lo correcto, aunque no lo haga Trump", agrega.

La fuente reconoce que, habida cuenta de la "inestabilidad" imperante, las especulaciones sobre el inicio de un juicio político para expulsar a Trump del poder han sido una constante, pero "nadie quiere precipitar una crisis constitucional". "Haremos todo lo que podamos para conducir esta Administración en la dirección correcta hasta que acabe, de una manera u otra", apostilla.

Trump ironiza

La reacción de Trump no se ha hecho esperar y, en unas breves declaraciones a los medios de comunicación, ha cuestionado la validez que pueda tener "alguna fuente anónima dentro de la Administración", ya que "probablemente está fracasando y esté aquí por los motivos equivocados".

El magnate neoyorquino ha considerado "cobarde" el anonimato esgrimido para el artículo y ha cargado contra el periódico que lo publica, como ya ha hecho en otras ocasiones. "Si no estuviese aquí, creo que The New York Times ni siquiera existiría", ha dicho Trump entre risas en la Casa Blanca.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.