Internacional

Trump cesa a Tillerson y nombra a Mike Pompeo como nuevo secretario de Estado de EEUU

  • Gina Haspel será la directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA)
  • Tillerson adelantó este lunes su regreso a Washington desde África
  • La prensa estadounidense ya había informado en noviembre del cese

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha decidido cesar al actual secretario de Estado, Rex Tillerson, y nombrar en su lugar a Mike Pompeo, que hasta este martes ejercía como director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), según ha anunciado el propio mandatario. Gina Haspel, nueva jefa de la CIA, dirigió una cárcel secreta de tortura.

"Mike Pompeo, director de la CIA, será nuestro secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico!", ha afirmado Trump, en un mensaje publicado en su cuenta personal de la red social Twitter. El presidente estadounidense ha expresado su agradecimiento a Tillerson por su trabajo y ha avanzado que Gina Haspel será la directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Haspel, que hasta ahora era subdirectora de la agencia, será la primera mujer en ponerse al frente de este servicio de Inteligencia. "Felicitaciones a todos", ha concluido Trump.

En un comunicado, el presidente estadounidense se ha declarado "orgulloso" de designar a Pompeo como próximo secretario de Estado y ha destacado su trayectoria. "Mike se graduó el primer en su clase en West Point, sirvió con excelencia en el Ejército estadounidense y se graduó con honores en la Facultad de Derecho de Harvard", ha indicado.

Trump ha dicho que el nombramiento de Gina Haspel como directora de la CIA es "un hito histórico" y ha destacado el gran "respeto mutuo" que ha mantenido con Pompeo durante el año que ambos han trabajado juntos al frente de la agencia.

El presidente estadounidense ha subrayado que Pompeo se ha ganado "el elogio" de republicanos y demócratas por su trabajo al frente de la CIA, "reforzando" la recopilación de información de Inteligencia, "modernizando" las capacidades defensivas y ofensivas de la agencia y "creando fuertes vínculos" con "amigos y aliados" de Estados Unidos a nivel internacional. "Confío en que sea la persona adecuada para el puesto en este momento crítico", ha señalado.

"Desnuclearización de Corea"

Trump ha asegurado que Pompeo continuará con el programa para volver a poner a Estados Unidos en liderazgo del mundo, "reforzando" sus alianzas, "enfrentándose" a los enemigos y "buscando la desnuclearización de la península de Corea". "Su experiencia en las Fuerzas Armadas, el Congreso y como líder de la CIA le ha preparado bien para este nuevo cargo y pido su rápida confirmación", ha aseverado Trump.

Por su parte, Pompeo se ha mostrado "profundamente agradecido" por su designación y ha destacado que el liderazgo de Trump "ha hecho a Estados Unidos más seguro". "Estoy deseando representarle a él y al pueblo estadounidense ante el resto del mundo por la prosperidad de Estados Unidos", ha afirmado.

Tras asegurar que ser el director de la CIA ha sido uno de los "grandes honores" de su vida, Pompeo ha dicho que está orgulloso del trabajo que ha realizado "en nombre de Estados Unidos". "Sé que la agencia continuará prosperando bajo el liderazgo de Gina Haspel", ha señalado.

Haspel ha recordado su experiencia de 30 años como oficial en la CIA y ha agradecido la "oportunidad" que le han brindado Trump. "Me siento honrada por su confianza, por ser nominada para ser la próxima directora de la CIA. Si hay confirmación, espero aportar al presidente Trump el espectacular apoyo de Inteligencia que él ha contribuido a crear durante su primer año en el cargo", ha dicho.

A finales de noviembre, el diario The New York Times informó de que el mandatario estadounidense planeaba relevar a Tillerson para situar a Pompeo al frente del Departamento de Estado pero la Casa Blanca lo negó y Tillerson continuó en el cargo.

Tillerson adelantó este lunes su regreso a Washington desde África, donde se encontraba realizando una gira de trabajo por varios países. Según su portavoz, el regreso se debió a que tenía cuestiones urgentes que abordar en la capital estadounidense.

Tillerson, que dejó su puesto de CEO de ExxonMobil tras diez años en el cargo tras recibir la llamada de Trump pidiéndole que formara parte de su Gabinete, ha ejercido como cabeza ministerial enfrentándose al inquilino del Despacho Oval en cuestiones tan relevantes como la política a seguir con Corea del Norte, lo que le ha granjeado cada vez menos apoyos en el cerrado círculo del magnate neoyorquino.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado