Diversity Visa: así funciona la lotería de visados para vivir en EEUU que le tocó a un español

18/03/2018 - 20:12
  • Cada año la solicitan entre 10 y 12 millones de personas
  • El curioso programa de inmigración se puso en marcha en 1995
  • Consiste en un sorteo de 55.000 visados entre los cinco continentes
Imagen: Dreamstime.

El sueño americano parece menos alcanzable desde hace más de una década. Cruzar el océano, buscar un trabajo y abrazar las nuevas oportunidades brindadas por la locomotora del mundo no es cosa de tomar la decisión y hacer las maletas. De hecho, son pocas las maneras de obtener un permiso de residencia permanente que conceda el derecho a trabajar y vivir legalmente en EEUU. Casarse con un ciudadano norteamericano, pedir un traslado laboral en una multinacional que también tenga sede en el país o ser un profesional tan especial que se te rifen las compañías estadounidenses para que vayas a trabajar con ellos suponen los cauces más comunes. Siempre queda, por supuesto, la opción de entrar como turista y no coger el avión de vuelta, lo que llevaría a una vida de inmigrante ilegal de absoluta desprotección. Pero existe otra opción, una vía tan complicada como mágica que custodia la misma esencia del sueño americano y lo reviste de épica. Estamos refiriéndonos a la Diversity Visa y -sí, está leyendo bien-, consiste en un juego de lotería. ¿Preparado para participar?

Julio Calle, zaragozano criado en Madrid, decidió 'jugar' en 2010 y, cuatro años después, le tocó el premio gordo. Pero antes de continuar, detengámonos un momento en la Diversity Visa Program. Se trata de un plan de inmigración que Washington puso en marcha en el año 1995 con el objetivo de diversificar la población inmigrante del país, seleccionando a personas procedentes de naciones con un historial de emigración baja a EEUU. Con este fin, el Gobierno norteamericano pone cada año 55.000 visados dentro de un bombo para millones de solicitantes de países aceptados que esperan con su boleto el resultado de un sorteo por ordenador. 

Países como Canadá, México, Reino Unido, China o Corea del Sur no son "elegibles" debido a las altas tasas de inmigrantes con esa nacionalidad asimilados en EEUU en los últimos años. Las listas de países elegibles se revisan anualmente, y se tienen en cuenta las cifras de inmigrantes de los cinco años anteriores. La diversidad queda blindada por cupos: ningún país puede recibir más del 7% de los 55.000 visados sorteados. 

Así, cualquiera procedente de los países admitidos en todos los continentes (España, entre ellos), tiene derecho a solicitar un número en la lotería del visado de diversidad, de modo completamente gratuito. Como hizo Julio. 

Un sueño derivado de la crisis

Con una carrera encauzada en el mundo de las finanzas, la crisis se llevó por delante a la constructora en la que trabajaba. Corría el 2008 y Julio tenía entonces 36 años. Tras dos años de trabajos menos estables como docente en distintas universidades, y alentado por las historias de aventura relatadas en los programas de "Españoles por el mundo" -en esa época causaban furor-, Julio oyó hablar del programa de la Diversity Visa y se hizo una pregunta: "¿Por qué no?". "Pensaba que allí sería fácil encontrar trabajo, empezar una nueva vida, que mi hija fuera bilingüe, comer hamburguesas y pizzas todos los días y pagar la gasolina a precio de ganga", relata. Además, intentarlo era gratis. 

El proceso para jugar a la lotería del visado norteamericano es algo alambicado y requiere una voluntad de hierro. Cada año, el plazo de solicitud se abre entre octubre y noviembre y se cierra en 30 días. El solicitante debe rellenar sus datos, adjuntar una fotografía y responder a los requisitos exigidos: tener un nivel de educación que corresponda con secundaria o una experiencia laboral de dos años en trabajos que requieran una formación de otros tantos. El sorteo se realiza al año siguiente, y, en el mes de mayo, los solicitantes deben comprobar en la web de inmigración de EEUU si el número que recibieron tras cursar su petición ha sido seleccionado. Que te toque esta lotería no es fácil: los 55.000 visados se reparten entre 10 o 12 millones de ciudadanos que juegan en el mismo bombo. Julio rellenó su solicitud, religiosamente, durante cuatro años. Y en mayo de 2013 le tocó.  En realidad, el 'número premiado' no fue el suyo, sino el de su mujer -las parejas tienen el doble de posibilidades-. El visado de diversidad se concede de modo efectivo al solicitante, su cónyuge y sus hijos. 

Una vez te sabes ganador del sorteo, toca hacer el auténtico papeleo, con el envío de partidas de nacimiento, formularios con cientos de preguntas, certificados educativos y fotografías con requisitos específicos (no se admiten fotografías con elementos que tapen parte del rostro, como gafas o sombreros, por ejemplo). Y todo eso hay que enviarlo a una oficina de Kentucky, la única de todo Estados Unidos que gestiona la Diversity Visa. Cuatro meses después, la Embajada de EEUU en España se puso en contacto con Julio para darle cita para una entrevista. En ese momento ya hay que hacer efectivo el pago de tasas, que asciende a unos 330 dólares por persona. En el caso de Julio, con su mujer y su hija, alcanzó los 2000 euros. 

El encuentro en la embajada fue tenso y difícil, en una entrevista en la que un funcionario estadounidense le interrogó sobre sus planes de vida en su país y el contenido de su cuenta corriente. "Mi nivel de inglés no era muy bueno, y con los nervios y eso, me puse malo al día siguiente", recuerda. Allí le dejaron bien claro que el Gobierno de EEUU no le ayudaría absolutamente en nada para instalarse o integrarse en el país. Son estos funcionarios los que tienen la última palabra sobre si el ciudadano 'premiado' será finalmente receptor del visado de la lotería. 

El estricto proceso también incluye pasar por una revisión médica en una clínica madrileña, que acostumbraba a atender a entre 10 y 20 españoles de la Diversity Visa cada año, y que vio dispararse esta cifra con la consolidación de la crisis en España. De media, el visado de diversidad le toca a 500 españoles anualmente, pero el 80% de las solicitudes acaban en agua de borrajas porque los 'agraciados' se echan atrás. 

Una vida en Las Vegas

La última pirueta que pone la Administración norteamericana en este trámite es la de enviar los visados a una dirección de EEUU. Cosa no muy sencilla si no se tiene ningún conocido viviendo allí. La mujer de Julio, en un alarde de ingenio, recordó a una antigua novia americana de un proveedor de su empresa, y ella accedió a ayudarles con esta gestión prestándoles sus señas. 

Julio, como casi cualquier español en su lugar, pensó primero en Nueva York como ciudad para establecerse. Pero el precio de los alquileres le sacaron violentamente de aquella ensoñación. Entonces, decidió probar suerte en Miami. En dos semanas, había conseguido trabajo en Las Vegas y en diciembre de 2014 se instaló allí definitivamente con su mujer y su hija. Desde ese año trabaja en 2K Games, una de las mayores empresas de la industria del videojuego. Ya han pasado cuatro años. Cuando cumpla cinco, podrá solicitar la nacionalidad estadounidense. Si no, podrá renovar su visado a los diez años de haberlo obtenido. 

A la pregunta de si mereció la pena jugar a esta lotería, de si está contento con su cambio de vida, Julio se sincera: "Sí y no. Sigo luchando por lo que quiero. En mi departamento somos casi todos europeos, y la gente está en Las Vegas dos años de media, y luego vuelven a Europa. Tenemos un concepto muy equivocado de América".

(Un consejo: si te animas a jugar a la lotería del visado de diversidad, no te lo pienses mucho e infórmate en usvisas.state.gov/dv/instructions. Trump ya se ha declarado en varias ocasiones a favor de eliminar el programa).


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 3

#1
18-03-2018 / 23:01
Espetero playero
Puntuación -2

Pero vamos a ver... PA QUÉ!!!!¡¡¡¡

#2
19-03-2018 / 00:11
Toca Pelotas
Puntuación 1

Pues la de 2010 la anularon por q habia habido "errores" pero el caso fué que hicieron trampas y descartaban a todo el mundo excepto a los que ya estaban trabajando en USA para que les tocara y así no entraba nadie nuevo.

A los solicitantes pardillos les asignaron numeros que contenian 1S2P que leido en ingles es "1 stupid" osea "1 estupido" en el sentido de 1 tonto.

Como elguien protestó la cancelaron por errores dijeron y la repitieron al mes siguiente con los mismos numeros, es de suponer que salieron los NO S2P.

#3
19-03-2018 / 00:15
Toca Pelotas
Puntuación 2

Asi Funciona:

Pues la de 2010 la anularon por q habia habido "errores" pero el caso fué que hicieron trampas y descartaban a todo el mundo excepto a los que ya estaban trabajando en USA para que les tocara y así no entraba nadie nuevo.

A los solicitantes pardillos les asignaron numeros que contenian 1S2P que leido en ingles es "1 stupid" osea "1 estupido" en el sentido de 1 tonto.

Como elguien protestó la cancelaron por errores dijeron y la repitieron al mes siguiente con los mismos numeros. Es de suponer que salieron los NO S2P.

Asi Funciona






El flash: toda la última hora


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 68,16 -0,45 -0,66%
FRA 21,59 -0,14 -0,62%
ITA 118,24 -0,29 -0,24%
GRE 346,67 +0,37 +0,11%
POR 108,19 +0,37 +0,34%

Ecotrader



Evasión

El perrito caliente de langosta

El perrito caliente de langosta



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens