Internacional

Arrojan un zapato en el pecho al ex primer ministro de Pakistán Nawaz Sharif

Un hombre fue detenido hoy en Pakistán por arrojar un zapato al ex primer ministro Nawaz Sharif, que recibió el impacto en el pecho sin causarle lesiones, un día después de que una persona rociase con tinta negra al ministro de Exteriores, Khawaja Asif.

La policía afirmó a Efe que desconoce el motivo que impulsó a Abdul Ghafoor a arrojar su zapato al que fuera tres veces primer ministro, inhabilitado en julio en un caso de corrupción por el Tribunal Supremo, cuando Sharif se disponía a dar un discurso en una madrasa (escuela coránica) de Lahore (este).

"La Policía ha tomado a Abdul Ghafoor bajo su custodia y una investigación está en curso", aseguró un oficial de la Policía local, Muhammed Junaid.

"El zapato lo golpeó (a Sharif) pero no fue herido", precisó.

El atacante tuvo tiempo a celebrar el golpe haciendo el símbolo de la victoria con ambas manos instantes antes de que los presentes en la sala se abalanzasen sobre él, según imágenes emitidas por una televisión local.

Una vez repuesto del golpe, el ex primer ministro procedió a dar su discurso como parte del aniversario de la muerte de un intérprete de la "sharia" o la ley islámica, Mohammad Hussain Naeemi.

El incidente ocurrió un día después de que un hombre arrojase tinta negra al ministro de Exteriores, Khawaja Asif, durante un acto político de la formación de Sharif, la Liga Musulmana de Pakistán-N (PML-N), en Sialkot (este).

Ambos sucesos han sido ampliamente condenados por los partidos de la oposición.

El líder del opositor Tehreek-i-Insaf (PTI), Imran Khan, aseguró en Twitter que "lanzar zapatos y tirar tinta no es admisible. No debería ocurrir en ninguna democracia", y el también opositor Partido Popular de Pakistán (PPP) de Bilawal Bhutto Zardari condenó el incidente en un comunicado.

En algunas culturas, como en el mundo árabe, arrojar un zapato es una de las mayores ofensas que se pueden cometer contra una persona.

En 2008, el periodista iraquí Montazer al Zaid arrojó sus zapatos contra el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, un acto por el que fue condenado a un año de prisión pero que lo convirtió en héroe nacional y sentó precedentes en protestas públicas por todo el mundo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias