Internacional

El fiscal de la trama rusa se plantea interrogar a Trump en las próximas semanas

  • Sobre la posible injerencia rusa en las elecciones de EEUU en 2016
  • Donald Trump ha tachado de "caza de brujas" las pesquisas de Mueller
  • La investigación ha desembocado en cargos contra cuatro personas

El fiscal especial que investiga la trama rusa, Robert Mueller, ha avisado al equipo legal del presidente estadounidense, Donald Trump, de que es probable que intente interrogarle, algo que podría concretarse en cuestión de semanas, según informan los medios locales.

Mueller planteó la posibilidad de interrogar a Trump durante una reunión a finales de diciembre con dos abogados del presidente, John Dowd y Jay Sekulow, según indica el diario The Washington Post. Es posible que esa entrevista se concrete "muy pronto, posiblemente en las próximas semanas", según el periódico, que cita a dos fuentes anónimas familiarizadas con las conversaciones.

No obstante, el interrogatorio se centraría probablemente en una serie limitada de preguntas con parámetros muy claros, porque los abogados de Trump no se sienten cómodos con un formato de cuestionario abierto, indicó el diario.

Un portavoz de la investigación de Mueller, Peter Carr, no quiso hacer comentarios sobre la posibilidad de un interrogatorio de Trump, y señaló solo que "la investigación sigue en curso".

Según informa también este martes la cadena de televisión NBC News, los abogados de Trump dan por hecho que Mueller solicitará una entrevista con el presidente, y están preparando una serie de opciones para organizarla, incluida la posibilidad de enviarle respuestas escritas en lugar de contestarle en persona.

Pero el equipo legal de Trump también está investigando la posibilidad de llegar a un acuerdo con la oficina de Mueller para evitar que entrevisten al presidente, indican a NBC News dos fuentes familiarizadas con el proceso.

Un abogado de Trump, Ty Cobb, dijo al Post que confía en que cualquier parte de la investigación de Mueller que pueda estar relacionada con el presidente concluirá pronto, y aseguró que la Casa Blanca "continuará su completa cooperación" con la oficina del fiscal especial.

Trump ha tachado de "caza de brujas" las pesquisas de Mueller sobre la posible injerencia rusa en las elecciones de 2016, y ha asegurado que tiene garantías de que él mismo no está siendo investigado.

Hasta el momento, la investigación de Mueller ha desembocado en la presentación de cargos contra cuatro personas relacionadas con Trump: su exasesor de seguridad en la Casa Blanca Michael Flynn, su exjefe de campaña Paul Manafort, su número dos en la campaña, Rick Gates, y otro exasesor, George Papadopoulos, que trabajó para el magnate durante las elecciones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias