El libro que Trump quiso destruir: se enfadó al ser elegido presidente y tiene miedo a ser envenenado

  • No deja que nadie toque su cepillo de dientes por miedo
  • Pidió un cerrojo en su habitación y tres pantallas de televisión
  • Sus allegados dudan de su capacidad mental para gobernar
El presidente de EEUU, Donald Trump. Foto: Reuters

Casi todo el entorno del actual presidente de EEUU, Donald Trump, cuestiona su capacidad para gobernar. Así lo ha asegurado este viernes Michael Wolff, autor de un controvertido libro sobre el republicano que revela datos de cómo ha sido su primer años al frente de la Casa Blanca y que tras la controversia que ha generado se ha lanzado ya este viernes y no el martes como estaba previsto.

"Quiero ser muy claro: el 100% de quienes lo rodean", ha asegurado Wolff en el canal NBC, al ser interrogado sobre quiénes son los que cuestionan el equilibrio emocional de Trump. "Todos lo han descrito de la misma manera, dicen que es como un niño, lo que quieren decir es que necesita satisfacción, todo gira en torno a él", ha asegurado el autor del libro Fire and Fury: inside the Trump White House (Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump). "Dicen que es un imbécil, un idiota", ha insistido el escritor. 

En el volumen, Wolff asegura también que Donald Trump no quería ganar las elecciones ni gobernar EEUU. Su objetivo presentándose como candidato republicano era tan solo acrecentar su fama de formas que sus negocios se viesen beneficiadas y obtener réditos económicos. Quizás por ello, la noche electoral que le dio la victoria se enfadó como un niño y su mujer, Melania Trump, lloró como otro. 

Un cerrojo y un cepillo intocable

Pero su enfado no se quedó ahí. Según recoge el libro de Wolff, el día de su investidura su mal humor era palpable para todo su cortejo. A sus pocas ganar de liderar el país se unían los desplantes de varios artistas que se habían negado a participar en la ceremonia. 

Una vez asumida la presidencia, Trump solicitó en la Casa Blanca que se añadiesen dos pantallas de televisión a la que ya existía en su habitación, y que pusiesen un cerrojo en la puerta para poder aislarse l del mundo. La medida, muy discutida por los equipos de seguridad, le valdría con los meses para poder encerrarse en su habitación a comer hamburguesas, hablar por teléfono con un reducido grupo y controlar el país (y el deporte) gracias a esos tres televisores. 

También sobre su vida diaria recoge el autor una presunta manía presidenciable: nadie puede tocar el cepillo de dientes de Donald Trump por su miedo a ser envenenado. 

Ya en el ámbito político, el tomo revela conversaciones de su entorno con dirigentes rusos. Un dato que ha abierto una guerra sin cuartel con su exasesor Steve Bannon

Trump quiso prohibirlo

Todos estos detalles no han gustado al magnate republicano, que habría intentado incluso prohibir la difusión del libro. Sin embargo, y tras la expectación generada, la editora ha decidido no solo publicarlo sino también adelantar su lanzamiento a este viernes, cuando estaba previsto para el martes que viene. 

Ante la imposibilidad de hacerlo desaparecer, Trump ha intentado también desprestigiar el volumen criticando su falta de veracidad. Sin embargo, Wolff asegura que durante este año se ha entrevistado con decenas de personas que han estado cerca del mandatario durante todo este tiempo. Pero no solo eso, si no que asevera que también habló tres horas con el multimillonario. "Por supuesto, hablé con el presidente, si se dio cuenta de que era una entrevista o no, no lo sé, pero no era off de record"

Sin embargo, Donald Trump ha asegurado este jueves que no solo negó el acceso a la Casa Blanca a Michael Wolff si no que "nunca habló con él" para la redacción del mismo. "No he autorizado el acceso a la Casa Blanca (y de hecho lo he rechazado muchas veces) al autor del libro falso. Nunca hablé con él para el libro, lleno de mentiras, distorsiones y fuentes que no existen", subrayaba.

Pese a sus intentos, Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump se ha convertido ya en el centro del debate político en Estados Unidos .


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 90,52 -3,51 -3,73%
FRA 27,49 -0,12 -0,45%
ITA 140,88 -2,93 -2,04%
GRE 320,49 -0,19 -0,06%
POR 144,28 -2,90 -1,97%

Ecotrader



Evasión

El mapa de los whiskies más caros

El mapa de los whiskies más caros



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens