Indicadores Europa

La banca griega supera las pruebas de resistencia

  • En el peor escenario, las entidades examinadas sufrirían una reducción de capital de 15.000 millones

Grecia entra en la recta final del rescate con una banca con un estado de solvencia firme y unos pronósticos favorables, según los resultados de las pruebas de resistencia realizadas por el Mecanismo Único de Supervisión (SMS, en inglés) publicadas hoy.

De acuerdo a este análisis, en el peor de los casos los cuatro principales bancos continuarán teniendo en tres años un ratio de capital de máxima calidad superior al 5,5%, considerado como la barrera crítica.

En el escenario adverso, los cuatro bancos calificados como sistémicos -Alpha Bank, Eurobank, Banco Nacional de Grecia y Banco del Pireo- sufrirían hasta 2020 una reducción del capital media de 9 puntos porcentuales, lo que corresponde a unos 15.500 millones de euros.

En concreto, la reducción del ratio de capital de máxima calidad (CET1) fue de 8,56 puntos porcentuales en el caso del Alpha Bank; de 8,68 puntos porcentuales en el del Eurobank; de 9,56 puntos para el Banco Nacional de Grecia (NBG) y de 8,95 puntos para el Banco del Pireo.

Las pruebas se hicieron siguiendo la misma metodología que se aplica en toda la Unión Europea, pero mientras que los resultados del resto de países se anunciarán en noviembre, en el caso de Grecia se decidió adelantar el análisis porque en agosto concluye el tercer programa de asistencia financiera y en caso de necesidad los bancos tendrían tiempo a recapitalizarse.

Según informó el Banco Central Europeo (BCE) en un comunicado, el punto de partida para el análisis era la situación de las cuatro entidades a finales de 2017.

De acuerdo a estos resultados, la situación del Alpha Bank es la más favorable, tanto en lo que afecta a su solvencia inicial como a la evolución del ratio de capital en ambos escenarios.

Partiendo de un ratio del 18,25% en 2017, en el escenario básico el CET1 del Alpha Bank sería del 20,37% en 2020, y del 9,69% en un escenario adverso, lo que llevaría una merma de 8,56 puntos porcentuales.

Para el Eurobank, el punto de partida es un ratio del 17,93%, que, si las cosas evolucionan de forma normal, se reduciría al 16,56% en 2020, y al 6,75% si la situación se torna adversa, lo que llevaría a una reducción de 8,68 puntos porcentuales en tres años.

El Banco Nacional de Grecia parte de un CET1 del 16,48%, que bajaría al 15,99% en el escenario base y al 5,90% en el adverso, lo que lleva a una merma de capital de 9,56 puntos porcentuales.

Finalmente, el Banco del Pireo arranca el análisis con un ratio de capital de máxima calidad del 14,85%, que se reduciría al 14,52% en una evolución normal y al 5,90% si las cosas van mal, lo que lleva a una pérdida de 8,95 puntos.

El análisis se llevó a cabo partiendo de un crecimiento del producto interior bruto del 2,4% en 2018; 2,5% en 2019 y 2,4% en 2020 para el escenario base, y de una caída del PIB del 1,3% en 2018; del 2,1% en 2019 y una subida del 0,2% en 2020 en el escenario adverso.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado